ÓBITO

Muere D. A. Pennebaker, patriarca del rockumental y el videoclip

El realizador dirigió el mítico documental 'Dont look back' sobre el Bob Dylan de 1965

El documentalista D. A. Pennebaker. 

El documentalista D. A. Pennebaker. 

2
Se lee en minutos
El Periódico

En la actualidad el documental sobre rock, que incluso tiene su propia denominación, 'rockumental', es casi un género en sí mismo y goza de una gran popularidad. Podría parecer cosa del presente pero en realidad se remonta a los años 60 cuando cineastas como Martin Scorsese, Michael Wahleigh y D. A. Pennebaker lo formularon. El pasado jueves falleció a los 94 años Donn Alan (D. A.) Pennebaker, según anunció su hijo este domingo. El director siempre será recordado por haber dirigido el ya mítico 'Dont look back' (sin apóstrofe), lanzado en 1967, que capturó para la historia la última gira de conciertos acústicos de Bob Dylan por el Reino Unido en 1965. La película batió récords de taquilla en ese momento y permitió al cineasta emular a su admirado Jean-Luc Godard, a partir del cual desarrolló el estilo del 'direct-cinema', en el  que intentó reflejar la realidad de la manera más objetiva posible, sin obviar la posibles imperfecciones o fallos técnicos.

De hecho, la película en cierta forma inventó la fórmula de lo que más tarde se conocería como videoclip con la famosa apertura en la que Dylan, en un callejón, muestra en una serie de carteles la letra de 'Subterranean Homesick Blues' mientras suena la canción.

Tres años más tarde Pennebaker dirigió 'Monterrey pop', un registro del festival que en 1967 catapultó las carreras de Janis Joplin y Jimi Hendrix.  En 1973 el documental  'Ziggy Stardust and The Spiders From Mars' capturó el concierto en el que David Bowie se despidió de su alter ego extraterrestre.

Sin embargo, como documentalista, Pennebaker estaba mucho más interesado al principio de su carrera por la política. De hecho en 1960 ya se había dado a conocer por ‘Primarias’, que siguió la carrera de John F. Kennedy a la Casa Blanca. En 1994, junto a Chris Hegedus, su tercera esposa y colaboradora desde 1970, también filmó la campaña presidencial de Bill Clinton con 'The war room', que le valió una nominación a los Oscar.

A Pennebaker, que antes de aceptar el proyecto de 'Dont look back' apenas conocía a Dylan, le gustaba recordar los roces que tuvo con el músico. Dylan, al parecer, vio el documental en una proyección de muy mala calidad en Hollywood y avisó al realizador de que se celebraría una nueva proyección y tras ella le diría todas las cosas que debían cambiarse. Al día siguiente, Dylan acudió con una libreta, en el que supuestamente debía apuntar los fallos. Al final de la nueva proyección le tendió la libreta a Pennebaker y allí todas las páginas estaban en blanco.

En Barcelona 

Noticias relacionadas

En el 2010, el realizador acudió al festival In-Edit de Barcelona junto a su esposa y allí dio muestras de una gran vitalidad. Entonces recordó cómo tuvo la oportunidad de dirigir la película del macroconcierto de Woodstock, pero rechazó la oferta que finalmente fue aceptada por Michael Wadleigh. La razón de su rechazo es que no le gustaban todos los músicos que participaban en ella y en especial se quejó de la ausencia de Bob Dylan o Janis Joplin.

En el 2012, Pennebaker recibió un Oscar honorífico por su trayectoria. Cinco años más tarde en una entrevista aseguraba: "La mitad de las cosas que me sucedieron, que recuerdo y que fueron realmente buenas, no fueron más que un golpe de suerte".

Temas

Bob Dylan Cine