Ir a contenido

MOVIMIENTO EDITORIAL

Penguin Random House compra La Campana y amplía su catálogo en catalán

La editorial creada en 1985 por el escritor Josep Maria Espinàs e Isabel Martí ha publicado cuatro de los diez libros más vendidos en la última década en catalán

Anna Abella

Albert Sánchez Piñol.

Albert Sánchez Piñol. / FERRAN NADEU

Hace poco más de cuatro meses Isabel Martí, directora y editora de La Campana, recibía el primer gesto de interés por parte de Penguin Random House, que ha culminado con el anuncio, este martes, de la compra por el gran grupo editorial internacional del pequeño sello independiente, en cuyo catálogo de 400 títulos han brillado cuatro de los diez libros más vendidos en la última década en catalán -‘Victus’, de Albert Sánchez Piñol‘Wonder’, de R.J. Palacio‘L’avi de 100 anys que es va a escapar per la finestra’, de Jonas Jonasson, y ‘La noia del tren’, de Paula Hawkinsy todas las obras (más de 30) de Josep Maria Espinàs. “Pero la misma semana en que contactaron conmigo yo ya tenía claro que los iba a llamar. Fue una idea mutua”, revela a este diario Martí, que continuará como asesora editorial, y añade que hacía años que le rondaba por la cabeza la posibilidad de vender La Campana, que fundó junto a Espinàs en 1985, a la filial española de la alemana Bertelsmann, cuarto grupo editorial del mundo. 

Antes de La Campana, su primera adquisición en catalán, en los últimos años Penguin Random House ha comprado Santillana (2014), Ediciones B (2017) y, el más reciente, hace apenas tres meses, la editorial independiente Salamandra, sumando ya una constelación de 42 sellos que publican 1.700 novedades anuales. “No descartamos comprar más editoriales, en catalán o no, y, si salen nuevas oportunidades, las evaluaremos, pero nuestra prioridad ahora es hacer un buen trabajo con todos estos sellos que se han ido incorporando al grupo y potenciar la venta de fondo”, señala, por su parte, Núria Cabutí, consejera delegada del grupo.  

Para este, líder en edición y distribución en lengua española, que cuenta ya con un sello en catalán, Rosa dels Vents, la transacción, cuyos términos no se han hecho públicos, significa “potenciar y enriquecer” su presencia en el mercado en lengua catalana, comenta Cabutí. “Estamos comprometidos con el mercado local y con la cultura local. Hay muchos lectores en catalán y el catalán es un ámbito lingüístico y cultural importantísimo en el que pensábamos que podíamos aumentar nuestra presencia, hacer una máxima divulgación y aumentar su visibilidad gracias a nuestra fortaleza como distribuidores. Además, creemos que podemos aportar más difusión a los autores de La Campana y explotar sus obras en nuevos formatos como la edición digital, tanto en ‘e-book’ como en audiolibro, o el bolsillo”, apunta. 

35 años al frente de La Campana

Esa es una de las diversas cosas que valora Martí, además de la buena sintonía con Cabutí y con Núria Tey, responsable de la división en catalán del grupo, con la que colaborará directamente y a la que conoce bien desde 1987. “Yo ya tengo 60 años, empecé con 25. Llevo 35 con la editorial y piensas que el mundo ha cambiado mucho y que nosotros seguimos como el primer día y nos cuesta mucho acceder a las nuevas tecnologías y las redes, y el mundo editorial va hacia ahí. Hemos dado un paso adelante. Es una apuesta por el futuro”, expone la editora de La Campana, a quien últimamente le pesaba la parte de gestión empresarial, pues el equipo del sello se reduce a dos personas y una colaboradora externa. 

De 'Tor' a Pedrolo o Joël Dicker

“Me gusta también su forma de trabajar y que sea una empresa de capital extranjero y de accionistas alemanes que apuesten por el libro en catalán. Así, el catalán se hace más fuerte. No habría vendido nunca a una empresa española”, añade Martí, que recuerda cómo estuvo a punto de cerrar la editorial en el 2011 tras tres años de pérdidas y entonces llegaron dos salvavidas, los superventas de ‘L’avi de 100 anys que es va a escapar per la finestra’ y de ‘Victus’, de Sánchez Piñol, autor de la casa que el año pasado lanzó ‘Fungus’ y cuenta con otros éxitos como ‘La pell freda’ (2002) y la continuación de ‘Victus’.     

Otro de los escritores fetiche de La Campana ha sido Carles Porta, autor de ‘Tor’, referente del periodismo literario. Además de los libros de Espinàs, columnista de EL PERIÓDICO y siempre al lado de Martí, entre ellos ‘El teu nom és Olga’, ‘El meu ofici’ y la serie de los ‘Viatges a peu’, la editorial ha publicado todos los géneros y a referentes catalanes como Miquel Martí i Pol, Maria Aurèlia Capmany, Manuel de Pedrolo o Montserrat Roig, y traducciones de, entre otros, Elena Ferrante, Joël Dicker, John Carlin, Antonella Lattanzi o Angelika Schrobsdorff.