Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

El Poble Espanyol dedica las tardes de los sábados a 'Màgia Junior ¡A la fresca!'

La pareja Brando y Silvana ofrece trucos sencillos y simpáticos que entusiasman a los más pequeños

El espectáculo se representa en la zona del picnic, uno de los rincones más frescos del recinto

Eduardo de Vicente

Silvana y Brando protagonizan el espectáculo casi todos los sábados.

Silvana y Brando protagonizan el espectáculo casi todos los sábados. / M. ALEJO

A los niños les encanta la magia. Eso de que aparezcan y desaparezcan objetos por sorpresa les fascina hasta el punto que muchos de ellos intentan emularlo mediante las clásicas cajas infantiles que les explican la manera de hacer trucos fácilmente. En estos días de calor sofocante, una buena idea es acudir al Poble Espanyol y dirigirse al norte hacia la zona de picnic, más fresquita, para disfrutar con los peques de Màgia Junior ¡A la fresca!

Se celebra durante todos los sábados de julio y agosto (excepto el día 3) a las 18 horas y está recomendado a partir de los 4 años. Se abren las puertas una hora antes y es conveniente acudir con tiempo porque las sillas no están numeradas y los primeros tienen los mejores sitios. La mayoría de los días podremos descubrir a Brando y Silvana, una veterana pareja muy simpática que tiene un don especial para tratar con los niños y consiguen siempre su complicidad. Ambos van ataviados con sendos vestidos y sombreros que combinan el rojo y el negro.

El mago Brando es el primero en utilizar la caja de magia. / ÓSCAR DÍAZ

Un duelo entre dos magos

El espectáculo se centra en el duelo entre ambos por la caja de magia. Cada uno de ellos extraerá de la misma diversos objetos y competirán por hacer el truco más insólito. Brando es el primero en actuar y, tras jugar con un pañuelo rojo que aparece dentro de una bolsa y una bolita que viene y va consigue adivinar la carta que ha escogido un espectador con la ayuda de una trampa para ratones. Silvana aguarda en su rincón hasta que no puede más y se enfrentan. Ella con una sierra y él… con un pepino. Mejor que le ceda el sitio.

Los dos magos se enfrentan en un duelo muy desigual. / M. ALEJO

Silvana saca de un pañuelo monedas sin fin, pero su especialidad son los aros. Tres círculos dorados que deja en manos del público para que los revise. Poco más tarde los enlazará y separará una y otra vez para que la ilusión sea completa. Los dos magos volverán a unirse para ligar a dos adultos con una cuerda que, pese a que la cortan, parece seguir atada.

La prestidigitadora es una experta manejando los aros. / M. ALEJO

Se guardan lo mejor para el final

Los nudos, el pañuelo, las cuerdas y las bolas centran gran parte de este montaje que llega a sus momentos más espectaculares en la parte final. Un globo inflado contiene una increíble predicción y unos niños colaboran con la prestidigitadora que utiliza una bolsa con unos pañuelos juguetones que nunca sabes si estarán o no en su interior o cómo estarán atados.

Silvana utiliza unos pañuelos mágicos con la ayuda de un niño. / M. ALEJO

Unos naipes gigantes serán los protagonistas del tramo final, así como una guillotina horizontal situada sobre una mesa en la que debe estirarse un voluntario (por lo que pueda pasar, aquí suelen escoger a un adulto). El número final consta de tres vasos y una bolita, como si fueran trileros, pero ¡atención! las bolas pueden irse multiplicando y del interior de los recipientes pueden aparecer todo tipo de objetos. Los chicos abandonan el espacio con una sonrisa en los labios pero antes de dejar el recinto pueden hacerse una foto con los artistas. Brando es muy divertido, pero Silvana es más cómplice, más gamberra y se identifican mucho con ella.

Al final del espectáculo, los niños pueden fotografiarse con ellos. / ÓSCAR DÍAZ 

Otras actividades en el recinto

Otros sábados, el encargado de conducir estas sesiones es el mago Ramò, un ilusionista cómico y showman que hace sus números aplicando siempre el humor y el dinamismo. Y, al acabar, podemos darnos una vuelta por el Poble Espanyol, los peques pueden lanzarse por los toboganes gigantes y visitar sus diversas reproducciones de diversas ciudades. Y una recomendación especial, hay que visitar el audiovisual Fiesta, un montaje sobre las fiestas populares, de los Sanfermines a la Patum o los castellers. El cortometraje, que se proyecta cada 15 minutos aproximadamente no está mal, pero la sala es una pasada, con sofás adaptables al cuerpo en el suelo y, lo mejor de todo, el aire acondicionado a tope. Hace un fresquito que dan ganas de repetir varias veces… Una manera divertida y entretenida para pasar un sábado tarde en familia.

El mago Ramò es el otro protagonista de algunas de estas tardes de ilusión.


   

        item
   

   

       

Màgia Junior ¡A la fresca!

Lugar: Poble Espanyol (avenida Francesc Ferrer i Guàrdia, 13).

Horarios: sábados de julio y agosto, a las 18 horas.

Precio: de 9 a 12 euros.

Más información: www.poble-espanyol.com