Ir a contenido

CRÓNICA

Sónar 2019: Stormzy, un gran premio de consolación

El rapero británico compensó la ausencia de A$AP Rocky con asaltos de verbo intrincado y energía feroz

Juan Manuel Freire

Actuación de Stormzy en el Sónar

Actuación de Stormzy en el Sónar / SÓNAR / ARIEL MARTINI

En el miniset que precedió a la llegada de Stormzy, su 'dj' oficial TiiNY tardó poco en aludir al elefante en la habitación: pinchó 'Praise the lord (da shine)', de A$AP Rocky, quien debía ocupar en un principio esa franja de prime time en SonarClub, pero sigue retenido por las autoridades suecas, acusado de agresión con agravantes.

También el propio Stormzy hizo alusión en varias ocasiones al paquidermo. Después de 'First things first' (en la que samplea una cita del laborista David Lammy sobre la criminalización que sufren los jóvenes negros), gritó '¡Free A$AP Rocky!' y prometió estar a la altura del desafío de la sustitución, aunque eso ya había quedado claro desde los primeros minutos de su aparición: rotunda 'Know me from'.

Aunque no hubo, como en Glastonbury, coro góspel, ni bailarines, ni niños en bicis, espectáculo no faltó. Estaba en los impactantes visuales a mayor gloria de barrios de Londres, pero sobre todo en el verbo intrincado, enérgico e hiperactivo de un rapero que no es modesto premio de consolación.

A menudo vibrante (sobre todo en 'Cold' y 'Vossi bop'), seductor si quiere ('Cigarettes & cush', su remix del 'Shape of you' de Ed Sheeran), pero sin olvidarse de la oscuridad grime ('Scary'), supo llevarse al público de la mano en cualquier modalidad y seguramente se hizo con los fans de Rocky. El 'UK rap' también peta.

Temas: Sónar