Ir a contenido

FESTIVAL SÓNAR 2019

Bad Gyal, asalto al hiperespacio

La catalana llega al Sónar tras haber firmado con el sello Interscope, el paso que necesitaba para saltar "el muro" que la separaba de su internacionalización definitiva

Ignasi Fortuny

La catalana Bad Gyal, en una imagen promocional

La catalana Bad Gyal, en una imagen promocional / ALBERTO VON STOKKUM

La onda expansiva de Bad Gyal coge fuerza a medida que pasa el tiempo. Con un crecimiento vertiginoso e imparable, la catalana anunció en marzo que firmaba con el sello estadounidense Interescope, un paso decisivo en su objetivo de asaltar el mundo. Para entender la magnitud del acuerdo, y por mencionar solo algunos, esta discográfica también lleva a Lady Gaga, Kendrick Lamar, Billie Eilish Lana del Rey. Una tampolín para saltar "el muro", como llama ella a las limitaciones del artista independiente, hacia la internacionalización de su carrera. Bad Gyal (Alba Farelo, 22 años) lo resume así: "He podido marchar a Puerto Rico, Miami, Los Ángeles... grabar con productores muy grandes, que trabajan en la industria de la música pop. Como artista independente tienes un muro, ciertas cosas a las que no puedes acceder".

La joven del Maresme, creadora de música de baile inspirada en el dancehall jamaicano,  ha dado el paso tras años de recibir propuestas, cuando ha considerado que era el momento justo y que ya había llegado a la frontera. "Con Interescope vi un interés real en Bad Gyal, no querían firmarme porque estuviera de moda, sino que querían a Bad Gyal por la combinación de cosas que es. Les interesaba porque veían que era una cosa un poco única", explica. Un acuerdo con el que asegura mantener la voz cantante, nunca mejor dicho: "Hemos dejado ligado que yo sea la última en tomar las decisiones. Como lo que hacía hasta ahora pero con un equipo más grande". "He puesto por delante mi libertad artística, que se entienda mi creatividad y seguir como jefa del proyecto que no un supercheque", añade sobre su independencia. Eso sí: "Cuando eres independiente el 100% de los beneficios van a ti y con una discográfica los 'másters' son de ellos y tu ganas una parte". Pero gana otras cosas: "Obviamente los equipos de márketing que tienen, que hacen funcionar a los artistas, cosa que yo no tenía".

La vocación internacional de Bad Gyal no es nueva. La catalana, incansable, ha pateado el mundo haciendo bolos en los lugares más recónditos. También su sonido ha sonado internacional desde sus inicios. Lo reivindicó en 'Internationally': "Yo grabo en mi casa; sueno 'internationally'".

Ahora Interscope y su sello hermano para el mercado latino AfterCluv le abren más puertas en todo el globo y tiene claro que para seguir su escalada no debe cambiar, ni apostar por algún idioma concreto para sus letras -hasta ahora las hace en castellano, inglés y catalán-: "No pienso en lo que funciona o no, yo hago, el márketing no se me da muy bien, yo soy artista, yo hago. Lo más creíble para un artista latino es cantar en español, se ha demostrado. Hoy en día no tienes que cantar en inglés para que se acepte tu trabajo, cuando la música latina es lo que está haciendo 'hits'". 

En su último 'single', 'Santa Maria', primero con Interescope, aparece una deshinibida Bad Gyal también en el lenguaje, más explícito. Como una pérdida definitiva de la innocencia. "Es algo supernatural, nada de contrato, sale así del estudio. Vienen muchos más temas explícitos", apunta. "Las cosas que saldrán son escritas por mí. No hay cambio creativo, sigo siendo yo misma y hago lo que quiero hacer. Si la gente nota algún cambio es simplemente porque me ponen a trabajar con productores muy tochos. Nadie me está diciendo como tengo que hacer las cosas", sentencia.

El asalto al hiperespacio de Bad Gyal tendrá su parte más visible este sábado (18.00 horas) en el Sónar, donde la catalana ocupará el escenario diurno principal. La programación de la catalana, punta de lanza de la escena urbana local presente en esta edición, en este espacio es una clara muestra de su progreso ya que hace tan solo dos años que debutó en el festival en el escenario más pequeño, el más experimental. La fecha la tiene señalada: "Creo que será un punto muy importante para mí". "Estoy poniendo energía, amor y dinero para estar a la altura. Estoy llevando mi cuerpo al límite, currándome un cuerpo muy atlético para este 'show'. Hay piruetas, cosas muy impresionantes que no se han visto en escenarios de aquí", anuncia. Otra catalana, el huracán Rosalía, instalada ya en el pop mundial, empezó a arrasar en el mismo festival la pasada edición.

Temas: Bad Gyal Sónar