25 may 2020

Ir a contenido

Novela fantástica

Brandon Sanderson: "La imaginación es el motor de la humanidad"

El prolífico escritor de novela fantástica, con un programa de escritura ya fijado para los próximos 30 años, visita Madrid y el festival Celsius 232, que empieza este miércoles

Ernest Alós

Brandon Sanderson, este martes en Madrid. 

Brandon Sanderson, este martes en Madrid.  / DAVID CASTRO

Brandon Sanderson (Lincoln, Nebraska, 1975) le “explotó la cabeza” el día que descubrió cómo las sagas de la Fundación y de los robots de Isaac Asimov encajaban en un único mundo. Y como escritor se planteó emular ese reto. Lleva ya 30 libros escritos, publicados en España por Nova, la mayor parte de los cuales se desarrollan en un universo llamado Cosmere, con distintos mundos y sistemas de magia (siempre con coherencia interna, que por algo estudió bioquímica) y conectados de una forma que solo ahora se empieza a intuir. En concreto, dice, ha desvelado “el 20%” de este universo que tiene en la mente. Dentro de esa construcción, su ochomil es una serie de diez libros, ‘El archivo de las tormentas’, del que lleva tres títulos y que, calcula, tardará 30 años más en acabar. ¿Por qué? “Es mi carta de amor a la fantasía épica. Amo la fantasía épica porque es capaz de hacer que sientas que un mundo imaginario es real. La inmersión. Nuestro abuelo, J. R. R. Tolkien, fue el primero en entenderlo. Puedes explorar cómo la humanidad reacciona ante situaciones extremas que difícilmente viviremos a través de los personajes. Y eso no puedes hacerlo en una novelita”. Sin tanta ambición, toda su producción se ha movido en el campo de la fantasía. Y la defiende sin  complejos: “La imaginación es el motor de los grandes logros de la humanidad. La fantasía te permite ejercitar la imaginación, y buscar lo desconocido”.

Aún le queda trabajo (tiene ya programada la escritura de otra treintena más de libros) pero entiende también que debe mantener a sus lectores informados ‘on line’ y atendidos en sesiones de firmas y charlas como a las que este lunes dedicó varias horas en Madrid, camino del festival de literatura fantástica Celsius 232 de Avilés. Con rueda de prensa y comida en uno de los restaurantes de Chicote, uno de los grandes seguidores del norteamericano (y del género en general: por si queda alguna duda, abre un volumen de Sanderson y muestra su ‘ex libris’ impreso: un Yoda entre pucheros).

La "creación de mundos fractal"

Sanderson se ha enzarzado en su decalogía, ‘El archivo de las tormentas’, de la que lleva publicados tres tomos de más de mil páginas (‘El camino de los reyes’, ‘Palabras radiantes’ y ‘Juramentada’), las seis novelas de la serie ‘Nacidos de la bruma’, una trilogía de superhéroes malvados, otra de libreros perversos para preadolescentes... Si se consulta en Wikipedia información sobre sus tres grandes libros, aparece el siguiente mensaje. "Este artículo puede contener una cantidad excesiva de detalles intrincados que pueden interesar solo a una audiencia particular". Superávit de detalles intrincados, sí. A veces recordando, eso sí, el mecanismo del juego de cartas Magic. Pero Sanderson (camino del medio millón de libros vendidos en España) ha llegado a una audiencia más grande que eso. Su secreto “para que el lector no se sienta sobrepasado y pueda disfrutar de una buena historia sin tener que leer todos los libros y que, si quiere, profundice y vea detalles y conexiones en el marco de una historia mucho más grande”, dice, es la “construcción de mundos fractal”. De lejos ves una forma simple. Si te acercas, “cada vez es más y más compleja”.  

El Cosmere de Sanderson podría recordar a otro universo conectado, el cinematográfico de Marvel. Pero hay una gran diferencia, dice. No se trata de conjuntar a distintos superhéroes sino de algo mucho más ambicioso. “Me interesan los personajes, pero aún más cómo interactúan culturas y sistemas mágicos, las luchas entre distintas religiones e ideologías”, precisa. “La religión es un tema que me fascina”, dice Sanderson, de confesión mormona. “Pero en mis libros hay personas religiosas y ateas convencidas. Lo que me interesa de la ficción es tratar de ver el mundo a través de los ojos de personas muy distintas de mí mismo, explorar y entender perspectivas diferentes. Todos mis personajes tienen algo que se parece muchísimo a mí y otros elementos en que somos radicalmente opuestos”.  

Contra Trump

Sanderson, pues, aunque es un miembro de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, con dos años de misionero en Corea incluidos, no acaba de encajar con el estereotipo de su confesión, muy conservadora en cuestiones políticas, de género y raza. Acepta definirse como un “mormón liberal”, y aunque confiesa que no debe haber muchos líderes de su confesión demócratas, él tampoco se ha sentido “mal visto” en ella. Prefiere no extenderse en temas políticos y zanjar así cuál es su opinión sobre Donald Trump: “Estoy en absoluto desacuerdo con casi cada una de las palabras que salen de la boca de ese hombre”, en quien no parece ver lo único que pide de un político: “Moralidad”.

Escritor hiperactivo

De Sanderson sorprende su productividad. Una treintena de libros en 15 años. Unas cifras que explica con transparencia (en su web informa de forma actualizada de qué porcentaje lleva escrito de cada versión de los libros que tiene en producción). Unos 18 meses, al menos, por cada uno de sus libros ‘mayores’. Seis meses, los más ligeros, como sus novelas juveniles. Jornadas de escritura de ocho horas al día, con 2.000 o 3.000 palabras. La productividad de un “escritor concienzudo”, convencido de que "la rapidez no se contradice con la calidad". Y persistente: escribió y acabó una docena de novelas hasta que le publicaron la primera. ¿Su secreto para llegar a ser un buen escritor? “Ser durante suficiente tiempo un escritor malo o mediocre, y persistir. Vivimos en una sociedad que es demasiado implacable con ser malo”.

Sanderson es de los pocos novelistas que admite trabajar en equipo: tiene a diez personas contratadas. Él escribe, de forma estajanovista, los originales. Tiene un “equipo de continuidad” que detecta incoherencias temporales o en el desarrollo de los personajes, errores, lagunas... Le pasan una lista (mientras, él ha estado adelantando otro libro). Rehace el original. Lo vuelve a someter a revisión. Mientras, una wikipedia privada va acumulando todos los datos sobre sus personajes, tramas y mundos, para mantener la cohesión de su Cosmere.

Para empezar

Con 25 libros publicados en España, es difícil saber por dónde hincar el diente. Sanderson propone a un lector que se introduzca en su obra empezando por ‘Imperio final’, la primera novela de la serie ‘Nacidos de la bruma’. Mejor que ‘Elantris’ la que mejor funciona en solitario. Esta fue su primera novela publicada (pero la sexta que escribió; acumuló rechazos editoriales que ahora agradece porque era “muy malo” y le ayudaron a aprender el oficio) y considera que ‘Imperio final’ (la segunda que publicó ¡pero la 14ª que escribió!) es más sólida. “Hay casi ocho años de diferencia, todo un salto de calidad”, dice. Solo para un gran lector de fantasía épica recomendaría empezar por ‘El camino de los reyes’. “Si no, es como lanzarse a la parte honda de la piscina sin saber nadar”. Y para el lector menos introducido en la novela fantástica, la novela corta 'El alma del emperador'.

Tras firmar varios centenares de libros en la Fnac, Sanderson parte hacia el festival Celsius 232 de Avilés, que visita por segunda vez. “Prefiero los festivales europeos a las convenciones norteamericanas, con toda la gente apretujada en el centro de convenciones de un hotel. Aquí un festival llena una ciudad de gente interesada en lo mismo que tú amas, es más familiar, más relajado, menos comercial. Hogareño”, resume.