Ir a contenido

DESPEDIDA DEL CURSO LÍRICO

Lluvia de estrellas en el Liceu con 'Luisa Miller'

La ópera de Verdi llega al Liceu en un particular montaje de Damiano Michieletto

Pablo Meléndez-Haddad

Un ensayo de ’Luisa MIller’ en el Liceu

Un ensayo de ’Luisa MIller’ en el Liceu / ELISENDA PONS

Una lluvia de estrelles es la que el Liceu tiene preparada para despedir el curso lírico. De la mano de ‘Luisa Miller’ subirán al escenario del Gran Teatre dos repartos a cargo de las diez funciones programadas entre el domingo 14 y el sábado 27 de julio. El primero lo encabezan la soprano Sondra Radvanovsky y el tenor Piotr Beczala, mientras que el segundo correrá por cuenta de Eleonora Buratto y Arturo Chacón-Cruz. La obra, que no se veía en el coliseo de La Rambla desde el 2008, llega en una particular puesta en escena de Damiano Michieletto que indaga en los protagonistas cuando eran niños, un viaje psicológico en un interesante juego de espejos que sorprende.

Radvanovsky, que en el Liceu ha vivido grandes éxitos en papeles emblemáticos como Tosca, Aida, Norma o Maddalena de Coigny, afirma que con Luisa realiza toda una trayectoria vital, comenzando con la inocencia del personaje hasta un final provocado por "un giro inesperado del guion” a cargo del personaje de Rodolfo. La intérprete aprovechó para recordar a Montserrat Caballé, gran intérprete de Luisa: "Como ella hay una sola en cada generación”, definiéndola como una inspiración y a quien le dedicará el recital que ofrecerá en el Festival de Peralada el 17 de agosto.

Beczala, que dejó un Werther para el recuerdo en el Liceu, reconoce que Rodolfo, su personaje, también evoluciona durante una ópera al principio recuerda la ligereza del bel canto de Donizetti para acabar con un dramatismo del Verdi más maduro. Recuerda que debutó el papel hace cuatro años en una versión concierto: “Es un personaje magnífico que te ayuda a trabajar tu manera de enfocar el canto verdiano y a cómo aplicar tus posibilidades a nivel de la voz".

Buratto debuta en el papel de Luisa al igual que Chacón-Cruz en el de Rodolfo, quien admite que las dos primeras veces que vio esta ópera no la entendió por lo complicado del libreto, pero que la música conmueve porque "es hermosa y está llena de vida".

Debut en el Liceu de Domingo Hindoyan

En el podio debuta en el Liceu el venezolano Domingo Hindoyan; para él Luisa Miller posee "las mejores características de Verdi". El punto débil, según el maestro, radica en lo complicado del libreto, "que dejó insatisfecho incluso a su autor".

La producción, estrenada en el 2010 en la Ópera de Zúrich, la repone en el Liceu Ulrich Senn, quien ha explicado que esta ópera que se sitúa en el Tirol a principios del siglo XVIII y que narra el amor imposible entre Luisa y Rodolfo al que se oponen sus familias forma parte de un tema “muy importante para Verdi, como es el de las relaciones paterno-filiales, sin la presencia de la madre", algo común en diversas de sus óperas. La propuesta opta por un escenario giratorio en el que se suceden los diferentes espacios, aunque todo, además, se divide en dos plantas, una para la burguesía y “otra que corresponde a otra clase social".

Temas: Ópera Liceu