Ir a contenido

CRÓNICA

Maluma, descaro tropical en Cap Roig

El ídolo colombiano encendió la noche inaugural del festival ampurdanés con sus éxitos de reguetón y pop latino

Jordi Bianciotto

 El colombiano Maluma abre el festival Cap Roig. / MELON BLANC. VIDEO:EFE

Que la noción de pop está cambiando ya es un hecho bendecido hasta por Madonna, la penúltima amiguita del astro colombiano. Sí, el reguetón ya está en la corriente principal y su ingreso por la puerta grande en el Festival Jardins de Cap Roig es otro indicador significativo. Noche de apertura de la muestra de la Costa Brava con un carácter musical inédito, pues, a golpe de un ritmo urbano latino cada día más global.

El concierto de Maluma de este viernes trajo a un público muy joven a Cap Roig, el festival organizado por Clipper's e impulsado por CaixaBank y la Fundació La Caixa. Fans encantados del hilo musical previo a base de Daddy Yankee. Pero, como pórtico del 'show', Maluma eligió 'Dirty Diana', de Michael Jackson. ¿Mensaje entre líneas? Lo que Jackson representó en los 80, el tránsito de la música negra al 'mainstream' pop, es extrapolable a su latinidad invasiva. Y como a Jackson, a Maluma le va la mística peliculera: ese diamante galáctico que recogió en la pantalla de vídeo, bajo el título del nuevo disco,'11.11'. Y esos rayos láser de plató televisivo de los 80, enmarcando la primera canción, 'Mala mía'.

Listos para "pasarlo cabrón" 

Juan Luis Londoño, Maluma, vestido de negro y amarillo fosforescente, derroche de quincalla y tatuajes, disfrutó de su genio y figura, y de su harén de una docena de bailarinas listas para el perreo coreográfico y de la pegada instantánea de su repertorio. "¿Listos para pasarlo cabrón esta noche?", preguntó antes de atacar con 'Corazón' y seguir con la explosiva 'Vente pa' ca' y aquel dueto con Shakira llamado 'Chantaje'.

Reguetón-pop de alto octanaje, bases rítmicas como morteros y un fondo de barras de neón, en algún lugar entre el fiestorro tropical y el ‘afterhour’ berlinés. Espectáculo concebido para espacios más grandes, lo cual hizo de la 'experiencia Cap Roig' un lujo. "Este es el 'show' más pequeño de la gira, pero con ustedes me siento como si tuviera 15.000 o 20.000 personas delante", hizo saber. Concurrencia, en  efecto, encendida y presta para el uso del móvil y el canto de karaoke en '11 PM', y más aún en el pasaje pseudo-acústico de 'Sin contrato'. Ahí, Maluma se explayó largando las notas y vacilando a la platea. Sin olvidarse de sus conocidos latiguillos: "¿Dónde están las señoritas solteras esta noche"? 

Camino de 'hits' como el imbatible 'Felices los cuatro', así encendió Maluma la mecha de esta nueva edición de Cap Roig, que despliega un programa de 26 conciertos hasta el 21 de agosto. Cartel con tirón popular: ya se han agotado las entradas de cuatro actuaciones, las de Diana Krall, Sílvia Pérez Cruz, Morat y Aitana.

Temas: Maluma