Ir a contenido

ARTE MODERNO Y CONTEMPORÁNEO

Las colecciones del Pompidou brillarán en CaixaForum

La Caixa firma una alianza estratégica con el centro parisino para ofrecer seis exposiciones de fotografía, arquitectura, pintura y diseño hasta el 2024

Anna Abella

’La chica con la flor’ (1967), de Marc Ribaud, simbolo del pacifismo, en la muestra ’Cámara y ciudad’. 

’La chica con la flor’ (1967), de Marc Ribaud, simbolo del pacifismo, en la muestra ’Cámara y ciudad’.  / MARC RIBAUD / POMPIDOU- MNAM-CCI-MERGUERDITCHIAN

Un total de seis proyectos expositivos de disciplinas tan diversas como la fotografía, la arquitectura, la pintura y el diseño, que pretenden atraer al arte moderno y contemporáneo a un público popular y transversal y que hasta el 2024 rotarán en 19 muestras por la red de CaixaForum del país (en Barcelona,  Madrid, Zaragoza, Palma, Girona, Tarragona, Lleida y València), es el resultado de la “alianza estratégica” -en palabras de la directora general de la Fundació Bancària la Caixa, Elisa Durán- entre esta entidad y el Centro Pompidou de París.  

Presentado este jueves, este acuerdo -que dará su primer fruto en Barcelona este mismo septiembre con una exposición sobre fotografía y ciudad- complementa los que CaixaForum ya mantiene con otros grandes centros culturales europeos como el Louvre, el British Museum o el Prado, que miran más hacia el pasado artístico. El Pompidou, que cuenta con la colección de arte moderno y contemporáneo más importante de Europa (con un fondo de más de 120.000 obras, de las que solo expone un 5%), aportará piezas en su mayoría inéditas en España y el comisariado y, según Durán, sumará “una mirada de la cultura a la modernidad y hacia el futuro” en la que no faltarán “creadores de nuestro país”. 

Público popular

Para el presidente del Centro Pompidou, Serge Lasvignes, esta alianza les permite “descentralizar” y “diseminar sus obras”, algo que empezó a hacer en Francia, donde abrió un centro en la ciudad de Metz (350.000 visitantes anuales), con el que señala que han logrado atraer a un público más popular que el que recibe habitualmente la casa madre parisina (tres millones y medio de visitas), sin olvidar el Pompidou de Málaga, el de Bruselas o el de Shanghái (y, pronto, otro en Asia avanza). Y ese es el objetivo que comparten con CaixaForum, llegar a un nuevo “público que habitualmente no se acerca al arte”.   

Con obras de Paul Strand, Marc Riboud, Lisette Model, Valérie Jouve, Henri Cartier-Bresson, Viktoria Binschtok, Diane Arbus, Manel Armengol, Luis Buñuel, Francesc Català Roca o Carlos Pérez de Rozas, la primera exposición (en Barcelona, este septiembre), será ‘Cámara y ciudad. Escenas de la modernidad’, comisariada por Florian Ebner, responsable del Departamento de fotografía del Pompidou. En ella se explorará la fotografía urbana, realizada en la calle, desde sus orígenes, a principios del siglo XX, hasta hoy. Incluirá fotos, películas, vídeos y material impreso para mostrar cómo fotógrafos y cineastas han documentado desde la euforia de la metrópolis a la soledad de la ciudad moderna.

También la fotografía, en este caso experimental y no documental, será objeto de otra muestra en el 2023. “Descubrirá un continente inexplorado y muy desconocido para el gran público, el de la fotografía al servicio de la creación”, ha apuntado Lasvignes, sobre un proyecto que asociará las imágenes sin cámara de Man Ray, László Moholy-Nagy y Christian Marclay, recordará fotomontajes de Pierre Boucher, Barbara Kruger o el dúo Broomberg y Chanarin, y procesos alquímicos y juegos de luz.    

'Ritmo, joya de vivir' (1930), de Robert Delaunay / POMPIDOU-MNAM-CCI- PRÉVOST 

Ese mismo 2023 (primero en Barcelona) está prevista la exposición protagonizada por la pareja formada por Robert y Sonia Delaunay (ella, nacida Sophie Stern). “Tuvieron una vida de artistas en pareja en el París loco de antes de la primera guerra mundial. Vivieron sumergidos en la modernidad en cuerpo y alma -apunta Lasvignes- Ella misma diseñaba sus propios tejidos y vestidos, que lucía en los bailes y fiestas. Era muy moderna. Estaban obsesionados con el color y el movimiento”. A través de un centenar de obras (pinturas, dibujos, relieves, mosaicos, maquetas, telas con corbatas incluidas, fotos y documentos) se recorrerá la carrera de estos dos maestros de la abstracción y las vanguardias de principios del siglo XX.

El "herrero" Jean Prouvé

En el 2021, en el CaixaForum de Barcelona, tras pasar por el de Madrid, será el turno de una amplia retrospectiva de Jean Prouvé, quien presidió el jurado internacional que eligió el proyecto de Renzo Piano y Richard Rogers para construir el Pompidou y que antes de arquitecto, ingeniero y diseñador fue herrero, destaca Lasvignes, y un creador “con una gran pasión por el trabajo industrial” sin el que es imposible “entender la modernidad”. A partir de maquetas originales, archivos escritos y fotográficos, y muebles históricos, la muestra recorrerá su trabajo arquitectónico y como diseñador de mobiliario.   

Arte y naturaleza

Fruto de un “sueño” del propio presidente del Pompidou, surgirá otro “tema bastante inexplorado”: ‘La forma sigue la naturaleza. El bioformismo’ (2022), que mostrará “cómo los artistas modernos y contemporáneos se inspiran en las formas naturales”, con ejemplos evidentes como Gaudí, y que están en tensión, añade, “con la escuela del constructivismo, que rechaza la naturaleza y abraza más la abstracción”. Pintura, escultura, fotografía, cine, diseño y arquitectura dialogarán a través de obras de los años 70 y 80 de grandes como Picasso, Kandinsky, Calder, Miró o Matisse.

También con piezas de esa época, pero de diseño, se está trabajando en una última exposición para los CaixaForum de Catalunya. Aunque no está previsto que estas seis muestras se exhiban en ninguno de los centros Pompidou, Lasvignes tampoco lo ha descartado.

Elisa Durán y Serge Lasvignes, en la firma del acuerdo / LA CAIXA