Ir a contenido

MUESTRA EN RUSIA

Las esculturas de Plensa toman Moscú

Tras presentarla en el Macba en noviembre, el artista barcelonés lleva a Rusia su primera exposición individual

Marc Marginedas

Exposición de Jaume Plensa en Moscú. / ANUSH JANBABIAN (EFE / VÍDEO: EFE)

"Estamos rodeados de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; estas letras, dispuestas como cortinas, emiten el mismo sonido que cuando iba a comprar con mi madre de pequeño; es el sonido de las palabras, el sonido que abraza a todos los seres humanos en la declaración". En un hilo de voz, casi disculpándose por haberse convertido en el centro de atención, el escultor barcelonés Jaume Plensa, a quien este martes la Generalitat concedía el premio Pau Casals por la proyección de la cultura catalana, desgrana a una hipnotizada audiencia, formada por periodistas especializados de la prensa local y comentaristas de arte, el significado de 'Gluckauf?', una de sus obras más conocidas. 

Minutos después toma la palabra Ferran Barenblit, director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba), para recordar que el trabajo es, en realidad, un retrato de la Humanidad. "La declaración (de derechos humanos) es la culminación de un deseo desde la Revolución Francesa, de la dignidad y la igualdad... pero también es un retrato de ella porque no se respeta", apunta.

La ya célebre cortina de letras elaborada a partir de materiales metálicos conteniendo los 30 artículos de la declaración aprobada en 1948 por la ONU y que emite un sonido similar al de un cliente entrando en un comercio es quizás la más renombrada de las 20 obras maestras del artista que el Macba ha traído hasta Rusia para que sean expuestas en el Museo de Arte Moderno de Moscú (MMOMA) hasta finales de septiembre.

Exposición monográfica

Por vez primera, una galería rusa dedica una exposición monográfica al creador español con más proyección internacional del momento recogiendo sus esculturas y trabajos más destacados, aunque tal y como se ha encargado de recordar el propio autor, la intención no es realizar una "retrospectiva" de su labor sino ofrecer "una visión general de sus conceptos más tratados". Con la colaboración de la Embajada de España en Rusia, la muestra es, en esencia, una continuación de la organizada en los últimos meses por el Macba, aunque con algunas diferencias y novedades, según recalca la institución moscovita: "La historia de la sede del MMOMA, con sus mitos, sus leyendas, sus enfiladas y sus elementos arquitectónicos", han empujado al artista a plantear "una nueva disposición" de sus obras.

Tras una enorme fotografía-mural que representa a escala real el estudio de Plensa y que envuelve las paredes que rodean la escalera central del MMOMA, dando de esta forma la bienvenida al visitante, la muestra arranca con otro de sus trabajos más renombrados, 'Firenze II', una escultura de hierro y aluminio con la forma de un enorme signo de interrogación. "Es un molde que nos permite imaginariamente fabricar más preguntas", destaca Barenblit. "En su origen, la modernidad no fue un momento de preguntas, sino de grandes verdades, de relatos absolutamente sólidos, pero con el tiempo muestran sus fisuras, y allí es donde el arte cumple su función", continua.

No faltan tampoco 'Rumor', una escultura realizada a finales de los años 90 consistente en un platillo y una gota de agua que percute en la superficie, emitiendo un sonido que se apodera de la estancia, y 'Dallas?... Caracas?', una serie de fotografías de las cocinas de habitantes de ambas ciudades, que tienen en común la producción de petróleo y que intenta desmitificar las promesas de prosperidad que supuestamente aportaría el oro negro.