Ir a contenido

APUESTA MUSEÍSTICA POR LA HISTORIETA

El MNAC rescata un cómic colectivo del 'underground' barcelonés

El museo suma 'Amor en Vallvidrera' a su colección y anuncia próximas adquisiciones de piezas de la exposición de 'El Víbora'

Anna Abella

El cómic realizado en vivo en 1980 por autores vinculados a ’El Víbora’, ’Amor en Vallvidrera’, examinado en la sala oval del MNAC. 

El cómic realizado en vivo en 1980 por autores vinculados a ’El Víbora’, ’Amor en Vallvidrera’, examinado en la sala oval del MNAC.  / MNAC

Es una imponente historieta gigante de 15 metros de largo (280 cm x 2400 cm), de título, ‘Amor en Vallvidrera’, repleta de incorrección política y crítica con la sociedad de la época, de la que no se salvaban ni conservadores ni progresistas. Un cómic colectivo de gran valor histórico y artístico que en 1980 autores del ‘underground’ barcelonés e impulsores de la Movida madrileña de la talla de Peret, Gallardo, Roger, El Hortelano, Mariscal, Max, Montesol, Isa Feu, Roger, Martí y Ouka Lele realizaron en vivo con motivo del 13º aniversario de la escuela de diseño Eina en la vanguardista Galeria 13 de Barcelona. Ahora, gracias a la donación de Joan Ramón Guzmán, editor cercano al grupo, verá de nuevo la luz y lucirá en la colección del MNAC, ha anunciado este miércoles su director, Pepe Serra. La obra se presentará al público tras el proceso de restauración y no estará sola, pues los responsables del museo avanzaron que están en tratos con algunos autores para adquirir también algunas de las piezas de la recién inaugurada exposición 'El Víbora. Comix underground'.  

Autores de ‘El Víbora’ dibujando, en 1980, ‘Amor en Vallvidrera’, cómic colectivo adquirido por el MNAC / MANEL ESCLUSA / VEGAP

Una muestra, fruto de la colaboración y sinergia del MNAC con Ficomic, organizadores del Cómic Barcelona y el Salón del Manga, que dirige Meritxell Puig. El museo viene apostando por la historieta desde que se incluyó en el plan estratégico del 2012, en un trabajo "a medio y largo plazo", recuerda Serra, quien defiende "la ruptura de barreras entre la cultura popular y la alta y baja cultura" y la consideración del cómic como "arte y patrimonio" a proteger y conservar. 

Ante la reciente compra de archivos y originales del 'underground' barcelonés, con obras de Nazario, Ceesepe o Montesol, por parte del Archivo Lafuente de Santander, insiste en que «si un particular compra fondos al por mayor pero luego los pone a disposición de todos y está abierto a préstamos» no es algo malo, pero apunta que la labor del museo es «coleccionar obras con un criterio de selección». «El problema no atañe solo al cómic sino a todo el patrimonio cultural», opina el director del MNAC, y aunque también «depende de la voluntad de cada autor» y «los recursos para adquirir son pocos», espera que esta fuga de fondos de cómic sirva para que las administraciones, Generalitat, pero también apela a «la responsabilidad del Ayuntamiento de Barcelona», reaccionen invirtiendo igual que lo hicieron tras la fuga del archivo Centelles (comprado por el Ministerio de Cultura) para adquirir fondos fotográficos como el de Joan Colom o el de Oriol Maspons. «Si no adquirimos no tendremos memoria y no podremos explicarla», concluye.