Ir a contenido

ESTRENOS DE LA SEMANA

Crítica de 'Toy Story 4': el librepensamiento llega a los juguetes

En la nueva entrega de la saga la muñeca de porcelana Bo Peep se erige en gran protagonista de la revolución

Quim Casas

Tráiler de la semana de ’Toy Story 4’.

 
item

 

Toy Story 4 ★★

Dirección: Josh Cooley

Título original:  ''Toy Story 4'

País: EEUU

Duración: 100 minutos

Año: 2019

Género: Animación

Estreno: 22 de junio del 2019

La historia parecía cerrada tras el desenlace de 'Toy story 3'. Andy dejaba atrás la infancia. Sus juguetes quedaban en manos de otra niña, Bonnie, pero no había indicios claros de que aquello fuera un final abierto. Y, de hecho, Pixar ha tardado casi una década en reactivar la franquicia. Lo ha hecho desde una perspectiva más femenina. No porque ahora Woody, Buzz y compañía pertenezcan a la pequeña Bonnie, sino porque una figura hasta ahora secundaria en la serie, la muñeca de porcelana Bo Peep, pasa a erigirse en gran protagonista de la revolución.

Al revés que Andy, que tiene un sentido muy clásico de su existencia como juguete y sus deberes hacia la niña o el niño a quien pertenece, Bo Peep ha decidido no ver pasar la vida desde lo alto de un estante. Una muñeca de porcelana liberada que prefiere ser un juguete perdido a pertenecer a alguien. Cuando se le rompe un brazo, se lo ata con cinta aislante. Cuando los demás tienen miedo, ella da el primer paso. Todas las franquicias han apostado por un cambio de paradigma. El sentido lógico y natural de los tiempos.

Pero Bo Peep tiene el valor de poner en cuestión la forma de ser del simpático pero indeciso cowboy de trapo. Buzz Lightyear tiene un papel menor, porque no se trata de viajes y aventuras hasta el infinito y más allá. 'Toy story 3' supuso el fin de la inocencia infantil. 'Toy story 4' supone el inicio del librepensamiento de los juguetes.

Hay más personajes dignos de las mejores fabulaciones Pixar, como el motorista canadiense que fue abandonado por un niño porque no cumplía las expectativas anunciadas en la publicidad, o los al principio muy inquietantes muñecos de ventrílocuo. Las puertas siguen abiertas. Pinta que habrá 'Toy story 5'.