Ir a contenido

ENTREVISTA

"El Sónar ni cambiará ni se moverá de BCN. Está garantizado"

A falta de un mes para la celebración de la 26ª edición, los tres directores del festival explican a este diario las razones de la entrada de un fondo de inversión en el accionariado de Advanced Music

Julián García

Enric Palau, Sergi Caballero y Ricard Robles, directores del festival Sónar

Enric Palau, Sergi Caballero y Ricard Robles, directores del festival Sónar

En condiciones normales, la 26ª edición del festival Sónar debería haberse celebrado este fin de semana. Pero no. Durante estos días, tendrá lugar en la Fira de Barcelona una importante feria de maquinaria textil, la IMTA, que ocupará su espacio natural. Una contrariedad que obligó a los organizadores del Sónar a desplazarlo a julio, concretamente a los días 18, 19 y 20. A falta de un mes para su inicio, los tres directores del festival, Ricard Robles, Enric Palau y Sergi Caballero, atienden a este diario para explicar por primera vez las razones de la entrada de un socio inversor en el accionariado de Advanced Music, la empresa organizadora del Sónar. Se trata de Superstruct, firma perteneciente al fondo norteamericano Providence especializada en entretenimiento que participa, entre otros, en el festival Sziget húngaro, el North Side danés y el Oya noruego, así como en la compañía española de ocio Elrow.

¿Ha supuesto problemas graves tener que aplazar un mes la celebración del festival?
Ricard Robles: Ha sido una situación no deseada. No hubo la posibilidad de negociar con la Fira ni con nadie. Hemos estado bastante solos en esta situación. No ha habido consenso institucional sobre que esto no debería volver a pasar.

Sergio Caballero: El cambio tiene también sus cosas buenas. Los estudiantes ya han terminado las clases. Hay más turismo que en junio. Puede ser curioso.

Enric Palau: En cualquier caso, lo que está claro es que el festival, aunque sea en julio, será exactamente igual a todos los niveles que cualquier otro año.

El Sónar-2019 será el primero en el que el accionista mayoritario de Advanced Music será un fondo de inversión. ¿Cuál es la razón de esta venta?
R. R.: Es un tema de futuro. Gracias a este apoyo, podemos tener más tranquilidad en un momento de mucho cambio, de mucha compra de festivales por parte de fondos y grupos. Y podemos lanzarnos a proyectos nuevos, como crecer en nuevas sedes internacionales [este año inauguran festival en Atenas y México], asociarnos con un nuevo festival en Madrid [el Paraíso]; o participar en proyectos como el  XSide dentro del Mobile World Congress. La entrada de Superestruct nos permite desarrollar nuevas ideas, nos ofrece estabilidad. Y nos garantiza que el festival se quede en Barcelona sin cambiar y pudiendo trabajar en las mejores condiciones posibles.

"El festival, aunque este año sea en julio y no en junio, será exactamente igual a todos los niveles que cualquier otro año"

Enric Palau

Codirector del Sónar

Hace unas semanas, en estas mismas páginas, Gabi Ruiz, director del Primavera Sound explicaba que habían vendido parte de sus acciones a un fondo para «protegerse de los tiburones de los festivales». ¿Es comparable su caso al del Sónar?
E. P.: Yo diría que no. Es cierto que habido una subida de precios en las contrataciones de artistas auspiciada por algún grupo en concreto, pero nosotros nunca hemos estado en la lucha por estos grandísimos nombres.

S. C.: Hemos sido más un festival laboratorio, de apostar por conocer cosas nuevas y diferentes, no un festival solo de cabezas de cartel.

R. R.: El Sónar es, desde sus inicios, un experimento cultural y lo seguirá siendo. Hemos explorado en formatos y contenidos, y dado voz a un tipo determinado de artistas. Hemos creado también un congreso de creatividad y tecnología, el Sónar+D, paralelo al festival. En este sentido, esta filosofía nos ha situado un poco al margen de la lucha entre los grandes grupos.

¿Cuál es el porcentaje de acciones que se han vendido?
E. P.: No podemos revelarlo, es información confidencial.

"La venta  ha sido para tener más tranquilidad económica en un momento de mucho cambio"

Ricard Robles

Codirector del Sónar

¿Superstruct tiene silla en el consejo de administración de Advanced Music?
R. R.: Tiene las mismas sillas que los socios históricos. Nosotros asumimos la presidencia y el control  del consejo y, por supuesto, de la gestión del día a día de la compañía. Las decisiones sobre temas artísticos y operativos son nuestros. En lo formal y en lo práctico todo es como siempre. El Sónar no cambia. Su equipo, tampoco. Superstruct es un socio inversor: consensuamos con ellos que el presupuesto no sea disparatado, pero no si actúan Cecilio G o Bad Bunny.

¿Se han planteado alguna vez la marcha del Sónar de Barcelona?
S. C.: En ningún caso. El Sónar es el buque insignia, el referente.

E. P.: Es el laboratorio donde primero se testan las ideas y los nuevos formatos. Es la casa madre. Es implanteable que el Sónar se vaya de Barcelona.

R. R.: Barcelona es referencial y su continuidad está garantizada. Los Sónar que hacemos fuera no son clones que puedan crecer y acaben restando capitalidad a Barcelona. Son acontecimientos a medida de cada ciudad, a cierta distancia geográfica: lo más cerca que hemos hecho era Reykiavik, y ahora Atenas. Todo está modulado para que Barcelona sea siempre el referente. Las sedes, en cualquier caso, sirven también para descubrir talento que luego enriquece la oferta de aquí, como ha sucedido en los últimos años con los Sónar de Suramérica.

"Siempre hemos sido más un festival-laboratorio, de conocer cosas, no un festival solo de cabezas de cartel"

Sergi Caballero

Codirector del Sónar

El Sónar le da a BCN, durante una semana, la capitalidad mundial de una cierta idea de vanguardia y progreso. ¿Creen que las instituciones se han acabado de creer lo que ha propuesto el festival durante todos estos años?
R. R.: La relación es buena. Hay convenios y relaciones bien fundamentadas, pero hay cosas concretas que podemos mejorar. 

E. P: Las instituciones captaron poco a poco el impacto cultural y la trascendencia internacional que consiguió el Sónar en sus primer años. Se dieron cuenta del potencial, sí, pero creo que no han aprovechado todo lo que un evento de estas características puede aportar. Solo les pedimos que utilicen más el impulso y la tracción que supone el festival en cuanto a innovación, formación, emprendeduría o desarollo cultural para dar cancha a objetivos públicos. En cuanto al concepto de capitalidad... creo que Barcelona podría dejar de jugar en tantos frentes y focalizar su esfuerzo en una capitalidad cultural, donde hay un potencial y un talento enorme. No podemos ser capital de la aeronáutica o de la moda, pero sí de la cultura, por tradición histórica y por tejido creativo. Algo que podría incluso renovar el tipo de turismo.

¿Les tienta L’Hospitalet como centro creativo? La ciudad está mostrando en los últimos años una gran vitalidad industrial y creativa que, a veces, parece que languidece en BCN.
S. C.: Hay una gran dinamismo en L’Hospitalet. Yo tengo un estudio allí y puedes trabajar muy a gusto. En L’Hospitalet hay vida real, trabajas y tienes un cerrajero al lado, un carpintero. Y esta idea de taller, de artistas, no es tan de postureo como puede llegar a ser en Poble Nou. Hay industria y tejido cultural.

R. R.: Hicimos una apuesta hace 17 años de poner el Sónar de Noche en un entorno de L’Hospitalet que era un espacio alejado de todo. Hemos hablado con el ayuntamiento sobre su proyecto de distrito cultural. Han hecho una apuesta estratégica por la cultura para el desarrollo de la ciudad. Y confío que pronto empezaremos a restablecer las conversaciones que han estado paradas unos meses por los tempos electorales.

"Tenemos la idea de hacer en L'Hospitalet una actividad no puntual, sino estable, prolongada en el tiempo. Hay mucho dinamismo cultural"

Ricard Robles

Codirector del Sónar

¿Se trataría de un laboratorio creativo, de un vivero de empresas? ¿Algo vinculado al +D?
R. R.: Es pronto para dar detalles porque no hay nada acordado ni firmado, pero la idea es que sea una actividad no puntual, sino estable, prolongada en el tiempo.

Hablaban antes de su participación en el Xside. ¿En qué consistirá, exactamente?
R. R.: Es un evento para el que nos hemos asociado con la GSMA que se celebrará en paralelo al Mobile World Congress, en las mismas instalaciones del Sónar de Día. Arrancará en el 2020 y ahora mismo estamos preparando formatos y contenidos. 

El Sónar envió en el 2018 una señal al espacio esperando respuesta de los extraterrestres. La respuesta, si llega, lo hará dentro de 25 años. ¿Es imaginable ese Sónar del 2043?
S. C.: Espero que haya gente más joven que nosotros dirigiendo el festival. Fundamentalmente por el bien del festival.

E. P: Yo creo que el festival tiene larga vida por delante. Hay un entusiasmo increíble en los miembros del equipo de Sónar más jóvenes. Y me fascina que haya un público joven que espera a tener los 16 años para ir al Sónar del Noche, porque le han dicho que es algo espectacular. Mientras tengamos la obstinación de seguir explorando dónde nos lleva la interacción entre creatividad y tecnología, y en cómo los artistas muestren su trabajo de la mejor manera posible; y mientras el público quiera seguir disfrutando y compartiendo la experiencia de un directo, habrá larga vida, por supuesto.

Temas: Sónar