Ir a contenido

LO QUE NO SABÍAS DE...

Las mejores anécdotas de 'Rocketman', el musical sobre la vida de Elton John

Dexter Fletcher rodó las tres últimas semanas de 'Bohemian Rhapsody' tras el despido de Bryan Singer

Taron Egerton coincidió en la pantalla con el cantante, que hizo un cameo en 'Kingsman: el círculo de oro'

Eduardo de Vicente

Dexter Fletcher (derecha) dirigiendo a Egerton en un ensayo.

Dexter Fletcher (derecha) dirigiendo a Egerton en un ensayo. / DAVID APPLEBY

Uno de los estrenos más atractivos de la semana es Rocketman, biografía del músico Elton John que ha producido el mismo artista. El filme se inicia cuando el cantante asiste a una terapia donde confiesa que es adicto a todo y repasa su vida desde su infancia con un padre muy severo, su trayectoria como músico, su colaboración con el letrista Bernie Taupin y sus inestables relaciones amorosas.

Evidentemente, gran parte del filme está dedicado a sus canciones, no solo las más famosas sino también algunas menos conocidas de sus inicios y se han utilizado algunas de ellas para montar números musicales en la más pura tradición del género, con brillantes escenas como la de Saturday Night’s Allright, jugando en otra secuencia con los tonos pálidos destacando a los protagonistas con colores más vivos o intentando replicar el videoclip en la playa de Cannes de I’m still standing. Estas son solo algunas de las muchas anécdotas curiosas que esconde este filme, pero hay muchas más.

-El otro director de Bohemian. El actor y realizador Dexter Fletcher (algunos lo recordarán como el joven Caravaggio en el filme homónimo) tiene experiencia en musicales como demuestra su Amanece en Edimburgo. Incluso su debut como actor juvenil fue en el musical Bugsy Malone. Pero es que, además, fue el escogido para sustituir las tres últimas semanas de rodaje a Bryan Singer tras su despido de Bohemian Rhapsody, un filme con muchos puntos en común.

Elton John y Taron Egerton en el Festival de Cannes. / REUTERS / STEPHANIE MAHE

-Los primeros candidatos. El personaje de Elton John era muy goloso para cualquier actor, por lo que desde el primer momento se barajaron nombres como los de Tom Cruise (pero lo rechazó), James McAvoy (Múltiple) o Daniel Radcliffe (Harry Potter) pero el que estuvo más cerca de conseguirlo fue Tom Hardy, que estuvo ligado al proyecto durante tres años pero finalmente debió dejarlo por problemas de fechas.

-El favorito. Curiosamente, Elton John no veía con buenos ojos a ninguno de ellos, ya que su principal apuesta era por Justin Timberlake, otro cantante que también es actor.

-El elegido. Finalmente fue escogido el joven Taron Egerton, que ya había trabajado con Fletcher en la cinta deportiva Eddie el águila.

Taron Egerton interpreta las canciones del filme. / dAVID APPLEBY

-Actor y cantante. Egerton interpreta con su propia voz los temas de Elton John. Ya tenía experiencia en esa faceta. Asegura que no intentó imitar al cantante al pie de la letra sino dar su propia versión del mismo.

-Elton y Taron. Curiosamente, es la tercera vez que Elton John se cruza en el camino del joven. Taron ponía su voz en la película animada ¡Canta! interpretando I’m still standing, pero es que también coincidió en la pantalla con él en Kingsman: el círculo de oro, donde el chico era el protagonista y Elton hacía un excéntrico cameo.

-Elton y Jamie. Jamie Bell interpreta al letrista Bernie Taupin. El papel más conocido de este joven actor fue el de Billy Elliot y, casualmente, Elton John fue el autor de las canciones de su versión musical representada en escenarios de todo el mundo.

Jamie Bell (izquierda) fue el protagonista de 'Billy Elliot' / DAVID APPLEBY

-Juego de tonos. A más de uno sorprenderá que el papel del agente y amante de Elton esté interpretado por Richard Madden, el Robb Stark de Juego de tronos, y, actualmente, protagonista de la serie Bodyguard.

-El guiño a Liberace. En la escena en la que el protagonista llama a su madre para reconocer su homosexualidad, en la televisión están viendo una actuación del pianista Liberace, otro símbolo homosexual aunque escondió su condición.

-La mentirijilla. En el filme se da a entender que el apellido artístico de John era en homenaje a Lennon pero en realidad se debía a su admiración por otro cantante menos conocido, Long John Baldry.

Richard Madden (Robb Stark en 'Juego de Tronos') da vida a su amante. / DAVID APPLEBY

-Un sábado noche muy complicado. La secuencia de Saturday Night's Alright fue una de las más complejas de realizar. Aparenta ser un plano secuencia filmado en una sola toma, requirió más de 300 extras, 50 bailarines, cuatro cámaras, tres grúas, 10 autos de choque y una rueda de la fortuna. La coreografía requirió 12 semanas de trabajo, mezclando varias culturas e influencias de las décadas de 1950 y 1960, desde mods hasta teddies, rockeros y entusiastas del ska.

-El imprescindible vestuario. Elton está asociado a su siempre sorprendente vestuario. El diseñador de este departamento, Julian Day tuvo acceso al guardarropa personal de Elton John, revisó algunos de los trajes del cantante, como el usado en el famoso concierto del Dodger Stadium de 1975, reemplazando las lentejuelas con cristales reales, e inventó otros, como el traje naranja brillante del demonio o el traje isabelino. Taron Egerton tuvo que realizar más de treinta ensayos con una docena de trajes.

Uno de los apartados más laboriosos fue el de vestuario. / DAVID APPLEBY

-El Mago Elton. La secuencia de Goodbye Yellow Brick Road está inspirada en El Mago de Oz. Taron Egerton usa un traje azul con solapas de color rubí que recuerdan al personaje de Dorothy. Julian Day revela algunos detalles más: "La camisa está hecha de tela plateada en homenaje al Hombre de Hojalata, usa un sombrero de paja por el Espantapájaros y un gran abrigo de piel sintética en referencia al León, e incluso tiene una pequeña hebilla de esmeralda en el cinturón”.

-La transformación. Para convertirse en el artista, Egerton debió perforarse las orejas y afeitarse la frente contra su voluntad porque descubrió que, en caso contrario, tendría que someterse a una larga sesión de maquillaje cada día. También se creó una prótesis dental integrando los espacios vacios pero le dificultaba cantar en vivo por lo que finalmente se retiró y se pintaron los huecos con tinta de tatuaje diseñada para los dientes”.