03 jul 2020

Ir a contenido

PRIMAVERA SOUND 2019

Low: "El fascismo se ha instalado en Estados Unidos"

El grupo de Minnesota mostrará en Primavera Sound su elogiado nuevo disco, 'Double negative', inspirado en el clima político en la era de Trump

Jordi Bianciotto

Una imagen promocional de Low para su último disco, ’Double negative’.

Una imagen promocional de Low para su último disco, ’Double negative’. / PAUL HUSBAND

La parcela de rock alternativo de este Primavera, que sigue siendo voluminosa, tiene en Low a uno de sus exponentes más despiertos. El grupo estadounidense trae este viernes un disco que fue saludado por la prensa especializada como uno de los mejores del 2018, el político y sónicamente enrarecido ‘Double negative’. Hablamos con el guitarrista y cantante Alan Sparhawk.

¿Tiene la sensación de que este es un disco distinto en la trayectoria de Low?

Creo que sí. Siempre tratamos de encontrar algo nuevo y de sorprendernos a nosotros mismos, pero esta vez, con B. J. Burton a la producción, hemos querido ido más lejos todavía, explorando nuevas posibilidades. Tuvimos unas conversaciones sobre el ritmo y sobre difuminar las fronteras entre las voces y los instrumentos. Sí, en este disco estuvimos determinados a encontrar algo nuevo, más experimental, algo que nunca se hubiera escuchado.

¿Es la situación política en Estados Unidos la fuerza motivadora del álbum?

Sí, el mundo entero en realidad ha cambiado en los últimos tres o cuatro años, pero cuando estábamos preparando el disco hubo las elecciones en Estados Unidos, que marcaron el inicio de unos tiempos difíciles. Nos hemos metido en una situación peligrosa. El fascismo se ha instalado en Estados Unidos. Quisimos proyectar una energía, una creatividad, hacia algo oscuro, como reflejo de esa realidad.

El título del disco, ‘Double negative’, ¿se refiere a combatir la negatividad con más negatividad?

Sí, aunque esperamos que luchar contra algo negativo acabe siendo positivo, después de todo. En el disco hay esperanza, la sensación de que todo es confuso y de que los seres humanos somos peores de lo que pensábamos, pero también el mensaje de que tenemos que movernos y seguir levantándonos por la mañana. Eso es lo que hacemos.

"Si a una pieza le pones ruido y oscuridad, en muchos sentidos será más hermosa y profunda"

Alan Sparhawk

Guitarrista y cantante de Low

¿Hubo un proceso intelectual detrás del álbum, una discusión interna, o más bien se trató de algo intuitivo?

Crear canciones es algo muy raro, que puede hacerse sin que los autores apenas se hablen. Nosotros somos gente cerrada, pero nos comunicamos muy bien sin necesidad de hablar mucho. No nos sentamos a hablar sobre lo que vamos a hacer, pero cuando empezamos a encontrar las piezas que funcionan nos damos todos cuenta y sentimos esa energía a la vez.

Parece que traten de esconder la belleza, rodeándola de polución y oscuridad.

Nos atrae trabajar con nociones antagónicas. Si a una pieza bonita le pones ruido y oscuridad, en muchos sentidos será más hermosa y profunda. Sí, el disco va de eso, de crear algo bello pero quizá difícil de ver, si bien cuando lo ves, su belleza estará ahí para siempre.

A lo largo de los años han trabajado con productores significativos, como Kramer, Steve Albini, Dave Fridmann, Jeff Tweedy (Wilco)…  Aquí repiten con B. J. Burton. Para Low, ¿esa figura es casi tan importante como la del compositor?

Sí, ocupa una de las esquinas. La clave es la confianza. A veces, su sola figura ya es inspiradora, como Steve Albini, con quien interactuamos con mucha naturalidad. A Dave Fridmann le gustan los sonidos nuevos y le dimos libertad, algo parecido a B. J. Burton. Respecto a Kramer, los dos primeros álbumes tienen su sello muy particular, y fue bueno para nosotros porque éramos inexpertos. Y Jeff Tweedy era alguien capaz de ver la imagen completa de lo que íbamos a hacer y, a partir de ahí, apuntar algún detalle: quizá una toma vocal más.

"A nosotros nos gusta plantearns nuevos retos, pero puedo entender a los artistas que se quedan 20 años en el mismo lugar"

Alan Sparhawk

Guitarrista y cantante de Low

Los artistas tienden a acomodarse con los años y a dejar de lado las exploraciones. ¿El fallecido Scott Walker y Low son las excepciones?

Oh, Scott Walker es un magnífico ejemplo. A nosotros nos gusta seguir planteándonos nuevos retos, aunque puedo entender a los artistas que se quedan 20 años en el mismo lugar. Pero en nuestra razón de ser está hacer siempre algo distinto, proyectarnos, marcarnos desafíos.

Actúan en Primavera Sound. ¿Cómo encaja esta música con un recinto al aire libre?

Está bien, puede funcionar. El esquema es simple: batería, bajo y guitarra, quizá con algunos elementos electrónicos. Y en Barcelona siempre nos sentimos bien, el público se mueve más por la pasión que en Estados Unidos o el Reino Unido, donde la música es algo más intelectual y se mueve más por la moda.