06 jun 2020

Ir a contenido

FALLO JUDICIAL

Un juez avala una parodia de Eugenio y afea la conducta de su hijo

Una sentencia falla que el actor Antoni Climent no vulnera los derechos de propiedad intelectual del personaje del desaparecido humorista

El magistrado ordena sin embargo al hijo del humorista, Gerard Jofra, a dejar de lanzar acusaciones denigrantes contra el actor

Gerard Jofra (izquierda), hijo de Eugenio, junto al humorista que interpreta a Reugenio, en el 2011, en la sala Villarroel. 

Gerard Jofra (izquierda), hijo de Eugenio, junto al humorista que interpreta a Reugenio, en el 2011, en la sala Villarroel.  / JOAN CORTADELLAS

Un juez de Barcelona ha avalado en una sentencia una imitación de Eugenio, a cargo del actor Antoni Climent, considerando que se trata de una parodia, a pesar de la oposición del hijo del desaparecido humorista, Gerard Jofra. El magistrado del juzgado mercantil número 7 ha ordenado a este que deje de criticar de forma "desleal" a Climent y de acusarle de vulnerar los derechos de propiedad intelectual e industrial del personaje creado bajo el nombre de Reugenio

Climent encarna desde hace años el personaje de Toni el Indio y, entre sus actuaciones, hay una representación en que aparece caracterizado como el humorista Eugenio, fallecido en el 2001. El actor contactó con el hijo de este, Jofra, y acordaron crear a Reugenio, firmando un contrato en el 2009, que establecía que Climent desarrollaba la parte artística y el hijo, la de representación.

Homenaje 

A pesar de que el contrato se resolvió de común acuerdo en diciembre del 2014, Jofra promocionó a un nuevo actor para el personaje y Climent reclamó al hijo de Eugenio una indemnización de 60.000 euros por incumplimiento de contrato, algo que la sentencia del juez no ha aceptado porque al haberse extinguido el contrato no puede haber incumplimiento de sus cláusulas. El magistrado sí cree que la actuación es una parodia y que, pese a la "enorme similitud" con Eugenio, tiene una intención humorística para evocar al personaje, y que la imitación de Climent no causa daño a la obra original ni a su autor sino que le rinde homenaje. Por ello, añade, no perjudica los intereses de los derechos de autor de la obra, en manos del hijo. 

La sentencia dice que Jofra ha cometido una conducta desleal de denigración de la reputación profesional de Climent por haber remitido desde el 2015 comunicaciones a tres empresas que querían contratarlo lanzando contra él acusaciones de estar haciendo uso no autorizado del personaje de Eugenio con sus actuaciones de Toni el Indio. El juez condena a Jofra a "cesar" en estas afirmaciones.    

"Se considera que la explotación de la obra original, cuyos derechos corresponden a Gerard Jofra, a través de otros actores que imiten la obra original, no resulta incompatible con la imitación de la obra original que desarrolla Climent puesto que al ser todas ellas parodia de la obra original, cada una tiene su propio ámbito, su propio mercado, su propio público, pudiendo ser concurrentes o complementarios", afirma la sentencia.

Temas Humor Teatro