Ir a contenido

EXPERIMENTO

El Lliure estrena 'Dolors', teatro concebido como una teleserie

Cristina Clemente, Eulàlia Carrillo y Sergi Belbel experimentan con una obra crítica con el patriarcado

Marta Cervera

Meritxell Yanes y Enric Cambray en un momento de Dolors. 

Meritxell Yanes y Enric Cambray en un momento de Dolors.  / SILVIA POCH

A los amantes de las series de televisión les espera una sorpresa en el Teatre Lliure de Gràcia'Dolors', una serie de seis capítulos en torno a la diferencia entre hombres y mujeres. Este artefacto teatral diseñado con recursos televisivos utiliza los dolores menstruales para retratar la dificultad de las mujeres emprendedoras frente al sexo opuesto.

La obra muestra cómo Lola, interpretada por Meritxell Yanes, la inventora de unas bragas capaces de acabar con los dolores de la regla, no encuentra forma de comercializarlas. Su mejor amiga Miranda (Gemma Martínez) le propone contratar a un hombre para ver si entonces alguien toma en serio su producto. El elegido, Nil (Enric Cambray), hará que todo cambie. Eso sí, asesorado hábilmente por la creadora del ingenio. "Que un producto como este, que ojalá existiera, no logre comercializarse hasta que un hombre se ocupe de venderlo es fruto de años de patriarcado", dice Cristina Clemente, autora y directora de la obra junto a Sergi Belbel, dramaturgo de dilatada trayectoria. Pero ojo, en esta obra no hay ni buenos, ni malos. "Todos los personajes tienen algo, ninguno es perfecto". El humor sustenta esta propuesta que parodia las teleseries e incluye muchos guiños a algunas de las más populares.  

Cada noche se representarán dos capítulos, de 45 minutos cada uno. A partir de este miércoles se darán a conocer el primero y el segundo en el Lliure de Gràcia. La próxima semana, del 29 de mayo al 2 de junio, el tercero y el cuarto, mientras que el final se desvelará la siguiente, a partir del 5 de junio, cuando se representen los dos últimos capítulos. El último domingo, el 9 de junio, la serie teatral se ofrecerá completa. Una auténtica maratón para los actores y el equipo técnico del teatro. 

Una locura

En los primeros capítulos 'Dolors' tiene un ritmo y un humor de lo más ligero, como el típico de las 'sitcoms'. Sin embargo, los últimos adoptan aires de 'Beaking Bad'. "En realidad 'Dolors' es una locura, un experimento escrito con técnica televisiva y dirigido aprovechando los recursos teatrales. Nos ha permitido experimentar y arriesgar con algo diferente", afirma Clemente, que ha trabajado codo con codo con Belbel, ambos con experiencia en teatro y televisión. Completa el equipo Eulàlia Carrillo, una experimentada guionista. "Trabajar con ella era imprescindible porque hemos escrito la obra a seis manos como si fuera una serie. Hemos empezado escribiendo la 'biblia', después hemos diseñado cada uno de los seis capítulos y, por último, los diálogos", comenta Clemente, autora de aclamadas obras como 'Andrea pixelada' y 'Làpònia' que este miércoles regresa al Club Capitol coincidiendo con el estreno de 'Dolors' en el Lliure de Gràcia.

De izquierda a derecha, Sergi belbel, Eulàlia Carrillo y Cristina Clemente / efe / Enric fontcuberta

Para Enric Cambray esta experiencia supone un auténtico desafío. "A diferencia del teatro, las escenas son muy cortas. Hay mucho diálogo, acción. Apenas hay momentos para la reflexión y además hay un montón de cambios de verstuario. No paramos", explica el actor. Y no se preocupen si se incorporan a la mitad de 'Dolors' o al final porque, como en la tele, cada capítulo consta de una pequeño resumen de lo ocurrido en los anteriores.