Ir a contenido

LANZAMIENTO

Las Migas: "Es un mérito mantenernos como grupo después de tantas fugas"

El conjunto del que salieron Sílvia Pérez Cruz y Alba Carmona reinterpreta su cancionero en el primer disco con la nueva y poderosa voz de Begoña Salazar

'Cuatro' reúne las canciones favoritas del grupo femenino que mezcla flamenco con otras influencias

Marta Cervera

De izquierda a derecha Marta Robles (guitarra flamenca), Begoña Salazar (voz), Roser Loscos (violín), Alicia Grillo (guitarra flamenca).

De izquierda a derecha Marta Robles (guitarra flamenca), Begoña Salazar (voz), Roser Loscos (violín), Alicia Grillo (guitarra flamenca). / ALBERT BERTRAN

Las Migas han regrabado  las canciones más conocidas de su carrera en 'Cuatro', el primer disco con Begoña Salazar, cantante de poderosa voz. Es la tercera que se incorpora a la banda de donde han surgido figuras como la versátil Sílvia Pérez Cruz y Alba Carmona, que acaba de empezar su carrera en solitario. "Es un mérito mantenernos como grupo", reconoce Marta Robles, la más veterana del conjunto, tocaora y compositora. Cada vez que alguien ha decidido abandonar el proyecto, por el que también han pasado instrumentistas como Isabelle Laudenbach y Lisa Bause, la banda formada en Barcelona ha hallado la manera de seguir adelante. "Hemos sabido dejar marchar a las personas. Aunque al principio lo vivíamos con cierto dramatismo, hoy es algo que ya asumimos como parte de la banda, con naturalidad. No podemos pretender que la gente pase su vida entera en el grupo, como yo, que llevo 15 años aquí". El principal mérito de Las Migas es ser "incansables", resalta. Y la humildad. "Cada vez que entramos en el estudio de grabación empezamos desde cero. No damos nada por supuesto ni creemos que hemos conseguido algo. Hay un trabajo de banda muy fuerte y eso nos ha permitido seguir siempre adelante, en los momentos buenos y en los malos".

‘Cuatro’ recupera los ‘hits’ de este cambiante grupo femenino que siempre ha reinterpretado el flamenco a su manera, con un estilo fresco y personal, permeable a diversas influencias. El disco abre con los 'Tangos de la Repompa’ de su primer disco, 'Reinas del matute' (2010, Nuevos Medios), y cierra con ‘Con lo bien que yo estaba sola’, una divertida visión del amor integrada en su anterior trabajo, 'Vente conmigo' (2016, Concert Music Entertainment). "Al principio no tenía claro el disco. Una suele pensar que todo el mundo conoce lo tuyo porque lo tienes muy visto pero lo cierto es que en muchos lugares la gente recibe nuestras canciones por primera vez. Además, nunca habíamos reunido todas nuestras piezas favoritas en un disco, algo que nos permite conectar con fans de todas las épocas", señala Robles. Alicia Grillo, la otra guitarrista del grupo, y Roser Loscos, la violinista, asienten.

Las Migas es un grupo que ha sabido reinventarse sin alejarse demasiado de sus orígenes, de sus ganas de ir más allá de la tradición reinterpretando piezas clásicas que han hecho latir al compás de sus corazones. En este disco ‘La Tarara’, ‘Vente conmigo’ o ‘Soñé’, temas de ayer, hoy y siempre, cogen nuevo vuelo con elegantes arreglos, muchos de ellos coros o ecos de sus propias voces. "Ha sido un proceso muy bonito volver a interpretar estas canciones con la solidez que tenemos ahora", apunta Grillo. "La producción de Sebastián Merlín también ha ayudado para hacer un disco que refleja muy bien quiénes somos. Es un disco muy sincero".

La vida en la carretera

Hay dos canciones nuevas. Una de ellas es ‘La maleta’, una pieza sobre lo bueno y lo malo de la vida de artista, siempre en la carretera. Fue compuesta mano a mano por Marta Robles con Juan Rubio ‘El Manin’, percusionista de El Kanka. Ella se ha encargado de la música y él de la letra, siguiendo indicaciones de lo que Robles buscaba: "Quería hacer una canción sobre nuestra vida, sobre lo bonito de ser músico pero también de lo duro de tener que irte de casa y de tener a gente que te espera". La otra novedad, ‘Allí te esperaré’, cuenta con letra y música de Miguel Ángel Márquez, de Los Antílopes. "No me suele gustar que me den temas. Pero este era tan bonito que no pudimos decir que no". 

Dejaron buen sabor de boca con su último trabajo, ‘Vente conmigo’, nominado al Grammy Latino como Mejor Álbum Flamenco. "El año pasado fue muy intenso pero valió la pena. La gira internacional que ahora emprendemos es fruto de toda la trayectoria que llevamos. La apertura a Latinoamérica y a toda Europa ha sido importante. Por eso volvemos ahora para allá con este nuevo disco que asienta nuestro sonido", dice Robles, que ya anda con sus compañeras de gira por el Viejo Continente.

Todas valoran muy positivamente el último año pese a la marcha de Alba Carmona quien, tras debutar como madre, ha seguido su camino en solitario con un proyecto propio. "Para mí ha sido un año de crecimiento", afirma Grillo. "Hemos luchado tanto que para mí ahora estamos en el mejor momento del grupo. Siempre hemos podido llevar nuestra música a muchos sitios pero este último año ha sido demasiado. A veces es como un sueño, no te puedes creer que te está pasando a ti, crees que el éxito que vives es el de otra persona", explica todavía impactada por el recuerdo de esas actuaciones en Argentina con teatros repletos de gente. "Que allí conozcan todas tus canciones y te sigan te llena de alegría".

Vente pa' Barcelona, Bego

Para Roser Loscos el año pasado fue también brutal "a nivel de crecimiento, de aprender y de tener que reinventarnos como grupo". Bego, la nueva cantante, ha descubierto junto a Las Migas una nueva dimensión. "Este año para mí ha supuesto un aprendizaje fuerte, no solo en lo musical, también en lo mental", destaca la última incorporación al grupo. Ha tenido que adaptarse rápido al conjunto pero la conexión es total. "He aprendido muchas cosas acerca de mí con esta banda. No las conocía y junto a ellas he tenido que aprender y sacar cosas que ni sabía que llevaba dentro", se sincera esta joven originaria de Salamanca, de padre gitano y madre paya. "Al final, con cuanta más gente tocas, mejor porque cada músico saca algo distinto de ti", explica la cantante, que antes tabajó con Juan Antonio Salazar, uno de los compositores de Camarón, y ha colaborado con Jorge Pardo, 'Paquete', La Barbería del Sur, Gerónimo Maya y Melón Jiménez.

Bego y Las Migas se conocieron gracias a Ismael Guijarro, el productor de Rozalén. "Buscábamos a alguien especial y nos la recomendó", resume Robles. "Nos encantó la primera grabación que nos mandó de Bego y tras escuchar la segunda, enseguida dijimos: ¡Vente pa’ Barcelona!".

Bego admite que no conocía al grupo, era más dada a otros palos. "Me va el flamenco pero también me gustan otras sonoridades", cuenta. Nunca había hecho una gira tan intensa como la que realizó con Las Migas en el 2018 por Europa, EEUU y México. "Me emociona el calor con el que nos recibe el público. En cada concierto descubro y descubrimos cosas nuevas". Ella aprendió a cantar gracias a su madre, especialista en fandangos y coplas. "En casa siempre me ha hecho cantar", recuerda. "Mi padre, cuya familia son gitanitos, siempre tocaba la guitarra y andaba con los cantes arriba y abajo. Me he criado entre voces y guitarras". Bego también compone, aunque lo hace pensando en un proyecto propio que acaricia.

En Catalunya

Cara al futuro Las Migas quieren hacer cosas diferentes. ¡Y no quieren perder tiempo! "Hacer un disco con canciones propias es muy lento así que andamos buscando colaboraciones para lanzar el siguiente", admite Robles. "Lo principal para nosotras ahora es hacer cosas nuevas, no queremos repetirnos".  

Para volverlas a ver en directo en Catalunya habrá que esperar al próximo mes. El 8 de junio actuarán en Pineda de Mar, el 21 en Cornellà y el 30 en Terrassa. El 28 de julio estarán en Blanes y el 8 de agosto en el Festival de la Porta Ferrada (Sant Feliu de Guíxols) en una noche flamenca con dos 'cracks': Tomatito y José Mercé.

Lo que sí les duele es no haber actuado nunca en la Mercè. Eso dice Robles: "Nos haría ilusión cantar algún día en las fiestas de la ciudad pero ¡se nos resisten!"