19 sep 2020

Ir a contenido

D'A FILM FESTIVAL

Carla Simón: "Nos sigue costando hablar del sida"

La directora de 'Estiu 1993' presenta en el D'A el cortometraje 'Después también', encargo de CESIDA en el que reflexiona sobre la estigmatización que todavía rodea a la enfermedad

Beatriz Martínez

La directora Carla Simón, fotografiada este sábado en Barcelona

La directora Carla Simón, fotografiada este sábado en Barcelona / JORDI COTRINA

Han pasado dos años desde que Carla Simón (Barcelona, 1986) sorprendiera a todos con su delicada ópera prima, ‘Estiu 1993’ en la que se encargó de ficcionar algunos de sus recuerdos de infancia, cuando después de perder a sus padres a causa del sida con solo seis años, tuvo que marcharse a vivir con sus tíos y empezar una nueva etapa al mismo tiempo que aprendía a gestionar el sentimiento de orfandad y de ausencia. 

La directora es consciente de que el sida es un tema que le acompañará siempre después de esa experiencia traumática, así que no tuvo ninguna duda en colaborar con CESIDA, Coordinadora Estatal de VIH y Sida, cuando le ofrecieron formar parte de una de sus campañas para concienciar a la población (en especial a los jóvenes) de que se trata de una enfermedad que sigue transmitiéndose de manera muy alarmante: en España, alrededor de diez contagios al día.

“Estuvimos dándole muchas vueltas al mensaje que queríamos ofrecer”, cuenta la directora a EL PERIÓDICO. “Está claro que lo que más preocupa es la transmisión, no usar protección en las relaciones sexuales. Pero esto es algo que resulta muy difícil de controlar, así que optamos por centrarnos en el test, en la importancia de saber si tienes o no el virus. Si todo el mundo que tiene VIH lo supiera, podría tratarse y llegaría un momento en que la carga vírica sería tan baja que no se transmitiría y se iría erradicando la enfermedad. Pero no se puede llegar a esto porque mucha gente no sabe que lo tiene”.

El resultado de todos estos cuestionamientos y reflexiones toman forma en ‘Después también’, un cortometraje de 23 minutos que, aunque fue presentado el 1 de diciembre, Día Mundial del Sida, ahora se estrena en el D’A Film Festival. En él la cámara de Carla Simón sigue a un joven, Edu (Berner Maynés) y su trayectoria desde que una de sus parejas sexuales le comunica que es portador del VIH y que él podría haberse contagiado, hasta que compra en una farmacia un test para hacerse la prueba y se enfrenta al momento de conocer los resultados. “No queríamos hablar a través del miedo, pero no se podía pasar por alto que, evidentemente, es una putada contraer el VIH y que es mejor no llegar ahí”.

El guion de ‘Después también’ ha sido escrito a seis manos por la propia Carla Simón, por Valentina Viso –guionista de películas como ‘Tres dies amb la família’ o ‘María (y los demás)’– y por la actriz Aina Clotet, muy concienciada y conocedora del tema gracias a su padre, el doctor Bonaventura Clotet, eminencia en la investigación de la enfermedad. Y aunque el verdadero protagonista sea Berner Maynés (un auténtico descubrimiento), también aparecen las dos niñas de ‘Estiu 1993’, Laia Artigas y Paula Robles, ya que a Carla Simón le apetecía rodar con ellas para seguir plasmando en pantalla su crecimiento.

Emociones viscerales

La directora vuelve a manejar la sutileza expresiva a través de una cámara que capta todo el proceso que conduce a Edu a ese momento crítico que le lleva a conocer una información que marcará de forma irremediable un punto de inflexión en su vida. Son tantas las ideas que bullen en esos 23 minutos, tantas emociones viscerales, que podría haber sido perfectamente el germen de un largometraje. “Lo decíamos cuando lo hacíamos. Es tan fuerte todo lo que rodea el tema del VIH y la idea de contraerlo que da para mucho, por eso el corto nos ha quedado un poco largo de duración”.

Carla Simón piensa que el cine español no ha tratado lo suficiente el sida porque se sigue considerando un tabú, por eso aceptó el proyecto, para hablar de lo que significa hoy en día y para dilapidar la idea de que está asociado a una condena por hacer algo malo, cuando en realidad nos puede ocurrir a todos. “Es una de las enfermedades en la que la ciencia ha avanzado más en menos tiempo. Muy rápidamente se encontraron soluciones para que la gente pudiera vivir con VIH. Sin embargo, el estigma sigue estando ahí y a nivel social se ha progresado muy poco, nos sigue costando hablar del tema”.