Ir a contenido

OBITUARIO

Muere el crítico y cineasta Diego Galán a los 72 años

Antes de dirigir el Festival de San Sebastián, ejerció la crítica de cine en diversos medios de izquierdas durante el franquismo y la transición

Quim Casas

Diego Galán.

Diego Galán.

Hubo un tiempo en que la crítica de cine española también era de izquierdas. Muy de izquierdas. Cuando prevalecían los temas sobre los estilos. Era otro momento, y era lógico que fuera así. Durante la dictadura franquista, revistas como 'Triunfo' y publicaciones específicas como 'Nuestro Cine' abanderaron la necesaria guerra interna contra el régimen. Y en esos medios estuvo siempre presente Diego Galán, fallecido este lunes a los 72 años en Madrid. Había nacido en Tánger y dirigió durante años el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, pero Madrid era su hábitat natural, donde frecuentó a cineastas tan diversos como Eloy de la Iglesia y Pilar Miró. El año pasado, la Academia de cine española le concedió la Medalla de Oro por su trayectoria.

Debutó en 1967 en 'Nuestro Cine', donde escribieron nombres esenciales del cine español como Víctor Erice y Ángel Fernández Santos. Después fue el crítico de cine titular de la revista 'Triunfo' en toda la década de los 70 y colaboró durante mucho tiempo en 'El País', como crítico o columnista. Recaló en el certamen donostiarra en 1986, cerró su primera etapa en 1989 y regresó a la dirección del festival de 1993 a 2000. Dejó su sello en años posteriores, consciente de que había puesto su grano de arena en la internalización del festival en un momento complicado.

Galán se adelantó a Thierry Fremoux, director artístico del festival de Cannes, cuando este publicó en el 2017 un libro sobre sus vicisitudes en el certamen francés. Galán lo hizo con 'Jack Lemmon nunca cenó aquí' (2001), en el que repasó experiencias con directores, actores, agentes, espectadores y los premios Donostia. La mitomanía y el verbo ácido de quien se acercó al cine con ironía, lo que le generó no pocos enemigos y controversias. El título lo dice todo: Jack Lemmon nunca aceptó el premio Donostia.

Libros y películas

Galán, que en el festival de San Sebastián de 1982, cuando aún ejercía la crítica, se las tuvo con Fernando Trueba (este le echo un cubo de agua a la cabeza por lo que Galán había escrito sobre su filme 'Mientras el cuerpo aguante'), publicó otros libros:' Fernando Fernán Gómez. Apasionadas andanzas de un señor muy pelirrojo' (1984), 'Diez palabras sobre Berlanga' (1990), 'La buena memoria' (1997) –en el que recogió las conversaciones entre Eduardo Haro Tecglen (uno de los intelectuales que le protegió) y Fernando Fernán Gómez–, y 'Pilar Miró. Nadie me enseñó a vivir' (2007). Libros sobre gente a la que conocía, “su” gente, los que protagonizaron en el ámbito cinematográfico el fin de la dictadura y la transición política.

Galán también paso detrás de la cámara. Dirigió los cortos 'Apuntes sobre Ana' (1973), protagonizado por Berlanga, y 'Mi amiga Marilyn' (1975); realizó las series 'Memorias del cine español' (1979) y 'Queridos cómicos' (1992), y dos documentales sobre los roles de género en la cinematografía española: 'Con la pata quebrada' (2013), a partir de la imagen de la mujer dada por el cine, y 'Manda huevos' (2016), en cuanto a la concepción de los personajes masculinos.

Temas: Cine