Ir a contenido

Movimiento Bauhaus: 100 años de la escuela que desafió a los nazis

La Bauhaus (nombre derivado de la unión de las palabras en alemán Bau: construcción y Haus: casa) fue creada por el arquitecto prusiano Walter Gropius

El Periódico

La escuela tuvo su sede en tres ciudades: Weimar, Dessau y Berlín.

La escuela tuvo su sede en tres ciudades: Weimar, Dessau y Berlín.

Uno de los fracasos que sufrieron los nazis, incluso antes que fueran derrotados por los países aliados en la segunda Guerra Mundial, fue el no haber contenido el movimiento revolucionariamente artístico de la escuela Bauhaus. Y hoy, al cumplirse 100 de surgimiento, Google lo homenajea con un doodle interactivo.

Bauhaus (nombre derivado de la unión de las palabras en alemán “Bau”: construcción y “Haus”: casa) fue creada por el arquitecto prusiano Walter Gropius en 1919. Esta escuela hizo que sus estudiantes vean el mundo de otra forma. Por eso, hasta hoy en día, Bauhaus es considerada la máquina que revolucionó el diseño, el arte y la arquitectura moderna y un referente mundial con su lema “la forma sigue a la función”.

Su primera sede estuvo en Weimar (Alemania) hasta 1925. Bauhaus sobrepasó su función de instrucción académica para ser considerado todo un movimiento que sostenía que el arte debía responder a las necesidades de la sociedad y que no debía hacerse distinción entre las bellas artes y la artesanía utilitaria.

Los alumnos recibían un innovador curso preliminar de medio año llamado vorkus. De esta manera, podían saber hacia dónde encaminar sus pasos y las aptitudes de cada uno. Algo así como una orientación artística-vocacional.

En esas aulas los estudiantes aprendían haciendo con las clases de teatro, danza, escultura, ebanistería y fotografía entre otras para despertar en los jóvenes toda su creatividad y formación

De ahí pasaban a una enseñanza basada en talleres, que duraba 3 años y, para finalizar, un curso de perfeccionamiento.

"Los talleres Bauhaus son laboratorios en los que prototipos de productos aptos para la producción en masa son desarrollados con esmero y mejorados continuamente", afirmó Gropius.

Persecución nazi

La política hizo su parte en la historia de Bauhaus. Y lo hizo para tratar de borrarlos del mapa. Claro que no tuvieron éxito y esa es también la grandeza de esta escuela.

En 1924, los liberales que apoyaban a la Bauhaus fueron derrotados en las elecciones locales de y el nuevo partido conservador cortó los fondos destinados del centro de estudios. El 1 de abril de 1925, Bauhaus fue obligada a cerrar sus puertas.

Sin embargo, la escuela pudo abrir en otra ciudad alemana (Dessau), donde el gobierno local comisionó un edificio espectacular diseñado por el mismo Gropius. Y fue en esta sede que la Bauhaus alcanzó su madurez….hasta que llegaron los nazis.

Esta agrupación política, que crecía en aceptación popular, ganaron las elecciones en 1931 y casi de inmediato iniciaron una depuración de todo lo que no les gustaba. Además de los judíos, cumplieron con una de sus promesas de campaña: cerra Bauhaus. ¿Por qué? La consideraban un centro de "bolchevismo cultural".

Aún así, la fama de Bauhaus ya era mundial. Muchos de sus más destacados miembros se exiliaron en Estados Unidos, incluyendo a Walter Gropius. En Norteamérica Bauhaus dio cátedra en arte y la arquitectura durante décadas, contribuyendo enormemente al desarrollo del estilo arquitectónico conocido como International Style.

Exposición en la Caixa Forum "La Bauhaus se divierte" que descubre un aspecto inédito de las fiestas y la vida cotidiana de esta escuela  / El Periódico

Si la revolución artística inicia por Gropius hubiera sido patrocinada por Hitler, hoy solo sería un mal recuerdo del paso de los nazis en el mundo y no del gran aporte que no ha dejado a tan punto que sus obras en Weimar y Dessau forman parte del conjunto de las edificaciones de la Bauhaus declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1996.

Temas: Nazismo Alemania