30 mar 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Prok: "Siempre he buscado trascender y despertar a las personas"

El rapero de Granada presenta 'Rojo y negro', su álbum de debut y en solitario (sin su gemelo Ayax), este sábado en Razzmatazz

Ignasi Fortuny

El rapero de Granada Prok (Adrián), la mitad de Ayax y Prok

El rapero de Granada Prok (Adrián), la mitad de Ayax y Prok / DAVID MADRID (TASTE THE FLOOR)

Juntos y por separado, los gemelos Ayax y Prok han logrado el hito de llenar en un año cinco veces Razzmatazz. Estos raperos de Granada de 27 años, abanderados del auge del hip-hop español, han colocado sus álbums de debut -cada uno en solitario- en lo alto de las listas españolas de escuchas con su propio sello (Albayzín Records). Excelencia en las cifras al margen de la industria gracias a su discurso anticapitalista, rojo, republicano y con denuncia social desde la rima culta y cultivada en la calle. Prok (Adrián) presenta este sábado 'Rojo y negro' en la citada sala barcelonesa. 

'Rojo y negro' es su primer álbum, y es en solitario. ¿Por qué?

Ayax empezó con 'Cara y cruz' y yo ya tenía la idea de hacer un disco en solitario. La gente se sorprendió porque esperaban que nuestro primer disco fuera juntos. Queríamos explotarnos como artistas a nivel individual, ver hasta donde cada uno puede llegar, crear un concepto solos. 

¿Hay competencia entre ustedes?

Hay ese pique sano que hay entre hermanos: de mejorar, distinguirse y mostrar tus capacidades porque al final siempre te van uniendo. Es una competencia de admiración mútua que genera que avancemos más que otro artista. La gente no suele tener a un hermano gemelo al que quiere impresionar y sorprender. 

¿El álbum es una manera de reivindicar un "yo"?

Claro, de reivindicarnos a nivel individual como artistas. Y, creo, que lo hemos conseguido, que hemos hecho dos trabajos muy buenos. Mi hermano ha llenado con su gira, y yo también. 

¿Qué conceptos esconde 'Rojo y negro'?

Dos particularidades de mi manera de escribir. El rojo es mi parte pasional, mi yo romántico. Aunque soy muy duro y oscuro, también soy muy romántico y sensible. También a nivel político, mi perfil de izquierdas. El negro abarca lo más oscuro de la mente, el poeta maldito, buscar en la abstracción.

¿Cómo ha vivido el ascenso -y consolidación- al éxito?

Nos sentimos super realizados. La cosa es que también se hace complejo. Tienes que saber que tu vida ha cambiado, y a mí se me hace muy raro. Me veo como un narrador omnisciente de la historia. A nivel psicológico es una carne difícil de asimilar, un plato arduo para comer, hay que tomárselo con mucha tranquilidad. ¡A no ser que seas un insensible y un flipado!

¿Cuesta tener los pies en el suelo?

Esta situación me hace tener los pies más en el suelo de la cuenta. Nos hace hacernos más preguntas existenciales: '¿Esta gente de verdad me conoce? ¿Admira lo que hago? ¿Por qué yo he llegado a la gente? ¿Cuál será mi destino?'.  ¡Joder!, estás trabajando y reflexionando todo el día. 

Los hermanos gemelos de Granada Adrián (Prok) y Ayax, que forman el grupo de rap Ayax y Prok / taste the floor

Y, ¿es difícil mantener la coherencia en el discurso desde una posición de privilegio?

No me influye porque hago un trabajo fuertísimo, de saber quién soy y cuál es el objetivo de mi lucha. Siempre he buscado trascender y despertar a las personas. Y decir a esas personas que han sido despertadas que, por favor, despierten a otras. Ese es, fue y será mi único objetivo. Y sacarme la rabia y las cosas que tengo dentro a base de cantar y de reflexionar. Soy Adri, un 'chavalico' de barrio, que tiene una madre y un padre superhumildes, que los quieren desahuciar y que va a luchar porque eso no pase. Y que le ha ido bien en la música pero nada más.

¿Por qué escogió el rap para trascender?

El rap ahora mismo es el medio de difusión, a no ser que quieras ser político -que es mucho peor, mucho más ladrón e hijo de puta que un rapero-, para llegar al máximo publico. El rapero es como un juglar pero en el siglo XXI: una persona que da información con mucho más contenido que otro tipo de música. La gente ve el rap como una música vacua, pero están totalmente equivocados. El rap intenta llegar a la profundidad e intenta de verdad cambiar socialmente a la gente. Por eso somos raperos, porque, por nuestro contexto y por ser siglo XXI, es la mejor manera para llegar al público y transmitir tu mensaje a la gente. Fue algo que casi nos pasó sin querer.

"Hubo una generación que se comió esa pedazo de crisis, y de ahí han salido muchísimos cantantes"

Prok

Rapero

¿Qué ha comportado el auge del rap, tanto en número de artistas como público?

Se tiró unos años muerto. La razón principal es la crisi económica. Nosotros no hemos llegado a conocer un mundo laboral normal. Estaba todo el mundo en la mierda. Cuando las cosas se ponen feas, el rap vuelve a nacer más fuerte. El rap sale de la emergencia, de la necesidad de gritar, de la necesidad de buscar cambios. Hubo una generación que se comió esa pedazo de crisis, y de ahí han salido muchísimos cantantes, muchísima gente que quería decir cosas.

¿El fenómeno pop que le rodea ahora puede diluir su esencia?

Todo cuando se vuelve muy popular pierde un poco el génesis. Nosotros somos el grupo que está para recordar que es rap y para que la gente se mantenga ahí, o eso intentamos.

¿Con qué atractivos se gana Prok a su público?

Nuestros padres son muy intelectuales, gente que se ha cultivado en la pobreza. Nos han dado una educación que yo la llamo 'calle pero elegante'. Siempre nos han dado la libertad para estar en la calle, para caernos, levantarnos, rompernos las rodillas, descubrir, pero también nos han dicho: 'este libro es interesante, esta peli te puede gustar'. Estábamos todo el día en la calle y, a la vez, teníamos ansia de saber, de cultivarnos. Tenemos calle y también podemos criticar el mundo con propiedad. Hay raperos que tienen mucha calle pero no mucha cultura o, al revés, muy cultos que se quedan sin ese toque calle, duro. Por nuestro contexto, creo que tenemos las dos cosas muy potenciadas.

Vuestras letras son muy elogiadas, ¿enorgullece especialmente?

Sí, muchísimo. Nos lo dice mucha gente. Que, por ejemplo, Kase O., que es el máximo referente que he tenido desde chico, diga que le gustamos muchísmo y que le parece que hacemos unas letras muy curradas para nosotros es un honor inmenso.

Y, lógico con vuestro discurso anticapitalista, con vuestro propio sello.

Todos pecamos de mil cosas, pero hay conceptos que nosotros no vamos a mover. Desde chico llevo zapatillas Nike, pero no me va vestir marcas muy caras, no me vas a ver nunca firmar con un sello, discográfica, no me vas a ver haciendo publicidad mencionando una marca nunca. Lo máximo es unas Nike en los pies porque las tengo asociadas al rap desde que nací. Por eso tenemos nuestro propio sello, por eso no vamos a firmar con nadie, nos gestionamos, pagamos nuestros videos... Somos unos rayados.

Eso les da una total libertad.

No estamos hechos para trabajar con una gente. O que alguien quiera darnos algunas directrices, es impensable, una fata de respeto solo pensarlo. Para eso somos punkis, directamente.