Ir a contenido

CITA CON LA HISTORIETA

El Cómic Barcelona de Stan Lee echa a volar

Daniel Clowes y Manara, estrellas de un salón integrador con actividades y propuestas para incondicionales y neófitos

Anna Abella

El guionista Stan Lee, fallecido en 2018, ocupa un lugar destacado en el Salón del Comic Barcelona. / FERRAN NADEU / EFE VÍDEO

Si uno quiere creer en las leyendas urbanas puede que la sangre de los cuatro miembros de Kiss esté ahora mismo, y hasta el domingo, en el 37º Cómic Barcelona que este viernes abre sus puertas en Fira Montjuïc. La explicación, en la muestra ‘Vibraciones underground’, donde se cuenta que el grupo de heavy metal fue el primero de una banda rockera en protagonizar un monográfico de Marvel. Ahí está el ejemplar, con páginas de tinta roja, que el mito dice que se fabricó con una mezcla de su sangre... Enfrente, la portada de la revista ‘Rock Comix’ de Nazario que este regaló a Lou Reed durante una visita a la ciudad  y que el músico plagió sin complejos para su disco ‘Take no prisoners’, también expuesto, originando 20 años de pleito, explica el comisario Javier Panera. Todo un despliegue visual e histórico de relación entre el rock y el cómic desde 1968, la era de la psicodelia, el amor libre y Vietnam, abanderada por Robert Crumb y Gilbert Shelton, hasta hoy, pasando por el ‘underground’ más autóctono de Gallardo, Max o Ceesepe, que rivalizará en interés con el gran icono del cómic de superhéroes: Stan Lee, protagonista de la muestra principal de la cita con la historieta.

Exposición 'Vibraciones underground', sobre cómic y rock / FERRAN NADEU 

Rodeado de plafones y de reproducciones de superhéroes y villanos a tamaño natural que esperan a los visitantes para hacerse fotos con ellos, Antoni Guiral, su comisario y director de contenidos del Cómic Barcelona, explica la polifacética personalidad de Stan Lee, fallecido el pasado noviembre, cómo revolucionó el ‘comic book’, sobre todo desde Marvel. “Guionista, editor, divulgador, hombre multimedia que produjo series y películas...”, con una herencia de personajes míticos -Hulk, Thor, Iron Man, Dr. Extraño, Daredevil, Spiderman, Los 4 Fantásticos, Los Vengadores...-, cuyas historias pueden recorrerse en 20 plafones que incluyen codiciados originales.

Destaca el espacio noble que ocupan los trabajos de 16 autores españoles de superhéroes, entre ellos Carlos Pacheco, Natacha Bustos, Marcos Martín, Emma Ríos o Pere Pérez, quienes podrán dibujar en vivo obras que se subastarán durante el festival a beneficio de Open Arms.

Preparativos, con Spirou, este jueves / FERRAN NADEU 

Alrededor habrá una pequeña galaxia de exposiciones que homenajearán al dibujante y fundador de la Escola Joso de cómic, Josep Solana, al pie del cañón a sus 80 años; celebrarán los 70 de la Declaración de los Derechos Humanos con creadores de la revista ‘Spirou’ o reinterpretarán a Lucky Luke. Eso sin olvidar el pie en el MNAC, con la muestra del nuevo Corto Maltés de Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero.  

Llega una cita con referentes del cómic como Daniel Clowes y Milo Manara abanderando un cartel de más de 30 invitados, entre ellos, Barbara Yelin, Olivier Schrauwen, Typex, Timothé Le Boucher, Giuseppe Matteoni, Lee Bermejo y Tute, y con una mayor presencia de españoles, como los ganadores de los premios del 2018 que cuentan con la tradicional exposición de su trabajo -Ana Pérez Vernetti, Ángel de la Calle, Ana Penyas- o nominados a los de este año, como Max Ana Galvañ (autora del cartel).           

Exposición de Laura Pérez Vernetti / FERRAN NADEU

Serán tres intensos días de un renovado Cómic Barcelona, la segunda edición bajo la dirección de Meritxell Puig, en la que se busca consolidar una “voluntad integradora y de ser un punto de encuentro” entre los profesionales del sector y el público –el de siempre e incondicional y el nuevo, al que hay que captar “con nuevas experiencias” y que incluye mimar a los lectores del futuro que son los niños con espacios como el imaginativo Cómic Kids, estrenado el año pasado, actividades pedagógicas o el nuevo Premio al mejor cómic infantil-. 

Muestra de Stan Lee / FERRAN NADEU 

Para ello, además de las exposiciones, se han multiplicado las actividades y su variedad (charlas sobre los 40 años de ‘El Víbora’ los 90 años de Popeye y de Tintín y los 60 de Astérix; vis a vis con autores, mesas redondas y ‘master class’, talleres…, subastas solidarias de Dibujos por Sonrisas). Muchas de estas actividades están pensadas para “difundir y promocionar el cómic, para invitar al público a vivir una experiencia que les llevará a conocer el mundo del tebeo, para que descubra que, aunque Ibáñez está muy bien y es un gran autor, el cómic es mucho más”, señala Puig, que celebra un aumento del 7% del número de expositores librescos. Pero el otro objetivo, añade, “es integrar al sector, ser una plataforma de ayuda a la profesión, a los autores y a las editoriales, para que puedan seguir viviendo de ello y hagan así crecer el cómic y sumen lectores”.

Mimar al sector

De ahí el Comic Pro, espacio de ‘networking’ coorganizado con el Colectivo de Autoras de Cómic y la Escola Joso, que incluye las primeras jornadas profesionales, los encuentros con editores o la revisión de portafolios. Y el Alter Cómic Barcelona, que ofrece espacio y visibilidad a editoriales pequeñas, independientes y emergentes. Como concluye Guiral, “se piensa en todo el mundo”.