Ir a contenido

ESTRENO

Mal Pelo transforma en danza la arquitectura sonora de Bach

La veterana compañía contemporánea reinterpreta las famosas 'Variaciones Goldberg' con siete bailarines en el TNC

Marta Cervera

Un momento de ’On Goldberg Variations / Variations’

Un momento de ’On Goldberg Variations / Variations’ / TRISTÁN PÉREZ-MARTÍN

Adentrarse en el fascinante mundo del gran compositor Johann Sebastian Bach (1685-1750) siempre es una aventura. Mal Pelo, compañía de danza contemporánea con una larga trayectoria, ya se introdujo en su universo sonoro con ‘Bach’ (2004), un solo de María Muñoz inspirado en preludios y fugas de ‘El clave bien temperado’. Ahora regresa a él pero con la compañía al completo y ampliada hasta siete bailarines para jugar con una de sus obras emblemáticas: las ‘Variaciones Goldberg’.

El espectáculo que se estrena este jueves en el TNC combina la música de Bach con improvisaciones sobre la misma del polifacético pianista de jazz franco-norteamericano Dan Tepfer, intercalando textos propios y poemas del desaparecido John Berger cuya voz grabada aparece en la pieza. "Nos acompañó en algunos espectáculos y de esta manera es como si siguiera haciéndolo", destaca Pep Ramis (Manacor, 1962), que fundó la compañía con Muñoz en 1989. "Sus textos dialogan sobre lo humano y lo social; sirven de contrapunto a esa espiritualidad y belleza de la música".      

‘On Goldberg Variations / Variations’ es otra de las propuestas de la Quinzena de Dansa Metropolitana que concluirá este domingo tras despertar de nuevo, en su segunda edición, el interés del público. Las entradas para ver el espectáculo en la Sala Petita se agotaron hace días.   

Si en ‘Bach’, espectáculo que continúa en activo, Mal Pelo se basaba en el movimiento puro y en una gran escucha, este nuevo proyecto parte de laboratorios con diferentes bailarines -"y no todos los que están en la pieza", puntualizan- para buscar la mejor forma de acercarse a esta perfecta arquitectura sonora desde el lenguaje del cuerpo y del movimiento. "Bailar a Bach no es fácil", admite Muñoz (Valencia, 1963). "Especialmente estas piezas tan estructuradas y breves. Algunas duran solo un minuto. Se abren y se cierran con una coherencia total".

Bailarines de 34 a 56 años

Aunque no utilizan la pieza completa sino una selección de 14 variaciones de Bach y ocho improvisaciones de Tepfer, las presentan sin alterar el orden original para poder seguir su evolución, interpretada por bailarines de diferentes generaciones y formación, desde los 24 a los 56 años.  En esta ocasión Zuriñe Benavente, Jordi Casanovas, Enric Fàbregas, Federica Porello y Zoltàn Vakulya, algunos ya conocidos, otros nuevos, se han unido al tándem de Ramis y Muñoz para afrontar juntos este nuevo desafío artístico creado a fuego lento en su espacio L'Animal a l'Esquena, en Celrà (Girona).

"Enseguida vimos la necesidad de refinar la musicalidad del cuerpo para poder dialogar con Bach de forma tranquila", señala Ramis. "Ha sido fascinante vernos los unos a los otros y comprobar como una misma variación podía ser bailada de maneras muy diferentes y a la vez válidas", añade. El singular pianista Glenn Gould marcó época con su grabación de las 'Variaciones Goldberg' con su propia lectura. Mal Pelo aspira a aportar su sello, fruto de un largo proceso de escucha y análisis de la pieza. "Nos hemos preocupado de revelar las subestructuras que contiene para poder dialogar con ella. A veces seguimos el tempo de la música, otras no". Han probado todo tipo de combinaciones.

La puesta en escena es 100% Mal Pelo. Sigue la línea de anteriores espectáculos. En la escenografía de Kike Blanco destaca el blanco, tanto en el suelo como en las paredes donde resaltan los bailarines vestidos con tonos oscuros y un gran espejo suspendido a cuatro metros sobre el linóleo. "Es un espacio muy sencillo pero muy inspirador", afirma Ramis.

La pieza forma parte de 'Bach Project', propuesta multifocal basado en la música del genio alemán que les llevará a presentar en el 2021 otra creación. "La idea es partir de su música de cuerda interpretada en directo por un cuarteto liderado por Joel Bardolet", avanza Muñoz respecto a esta pieza que, si todo va bien, se estrenará en el Mercat de les Flors. 

Otras propuestas de la Quinzena

El último fin de semana de la Quinzena de Dansa Metropolitana inlcuye otras interesantes propuestas de muy distinto estilo.

Rosas, la aclamada compañía belga de Anne Terersa de Keersmaeker, recupera una de sus obras fundamentales: 'Achterland'. Se estrenó en 1990 y supuso un cambio en su forma de trabajar, incorporando por primera vez a hombres y dando protagonismo a los músicos que interpretaban piezas de György Ligeti y de Eugène Ysayë. Buena ocasión para hacer memoria. Mercat de les Flors, Del 27 al 30 de marzo.

El Ballet Nacional de España que dirige Antonio Ruz presenta una impactante  'Electra' en cuya coreografía ha participado la aclamada bailaora y creadora Olga Pericet, renovadora del flamenco. Nunca había trabajado con una compañía tan grande. El espectáculo revisa el mito griego desde la contemporaneidad, inspirándose en el rico imaginario popular y sacando todo el partido a los magníficos bailarines de la compañía. Cuenta con música en directo interpretada por la Sinfónica del Vallès. Teatre-Auditori de Sant Cugat. 29 y 30 de marzo.

Raquel Gualtero estrena 'Amaro', una obra de danza contemporánea. Solo con sobredosis de luz, música y movimiento abstracto donde reflexiona sobre los excesos con música en directo del chileno Rodrigo Rammsy. En ella han colaborado artistas como Sònia Gómez y Pere Jou. Sala Hiroshima. 29 y 30 de marzo  

 

Temas: TNC Danza