Ir a contenido

KOSMÓPOLIS

Laura Bates: "Nuestras experiencias individuales como mujeres importan"

La activista debate junto a su colega Shaina Machlus sobre las corrientes del feminismo y los nuevos caminos emprendidos en el CCCB

Natàlia Queralt

Shaina Machlus, a la derecha, conversa con Laura Bates sobre nueva misoginia dentro del programa de diálogos de Kosmopolis en el CCCB.

Shaina Machlus, a la derecha, conversa con Laura Bates sobre nueva misoginia dentro del programa de diálogos de Kosmopolis en el CCCB. / JORDI COTRINA

Kosmopolis 2019 tiene nombre de mujer. La revolución feminista es uno de los grandes temas que aborda el festival de la literatura amplificada, reflexionando sobre las diferentes corrientes y los nuevos feminismos, que enriquecen un debate cada vez más plural. Laura Bates, creadora del portal 'Everyday Sexism Project', y Shaina Machlus, autora de 'La palabra más sexy es sí', una guía pionera sobre el consentimiento sexual, entran en la sala Teatro del CCCB con la complicidad de un público formado mayoritariamente por mujeres.                                                                               

Desde el origen del #MeToo, fundado por Tarana Bruke, hasta el testimonio de las más de 150.000 mujeres anónimas que han denunciado situaciones de misoginia en el portal creado por Bates. Las activistas reivindican la necesidad de hablar sobre las mujeres y sus experiencias para visibilizar las situaciones de acoso. “Nuestras experiencias individuales importan, ya que forman parte de una historia colectiva”, afirma Laura Bates, quien publicó el libro 'Sexismo cotidiano', para inspirar a las mujeres a provocar un cambio real. “Cuando, en mis charlas en escuelas y universidades, pregunto cuántas mujeres han sufrido acoso sexual son muy pocas las que se identifican con estas palabras. Sin embargo, el número crece cuando hablamos de tocamientos sin consentimiento”, añade. La importancia del lenguaje y, especialmente, la educación son esenciales para combatir el sexismo como forma de violencia que no entiende de edades, clases sociales ni áreas geográficas.

Más allá de la igualdad

Shaina Machlus defiende un feminismo diverso y  plural que vaya más allá de la lucha por la igualdad. “¿Igualdad respecto a quién? La lucha feminista tiene que combatir el patriarcado, pero también el capitalismo, el colonialismo y la supremacía blanca”, sentencia. El diálogo entre ambas activistas entra en el terreno del meta-diálogo cuando empiezan a reivindicar la importancia de cuestionarse sus propios discursos para no crear un feminismo excluyente. “Desde mi posición privilegiada de feminista blanca, tengo que revisar constantemente a quien excluye mi discurso”.

Paradójicamente, qué papel deben desempeñar los hombres en el movimiento feminista centra una parte del diálogo. Mientras que Bates apuesta por la necesidad de responsabilizar a los hombres como aliados e incluirlos, Machlus se opone a que, de nuevo, eclipsen el protagonismo en un espacio que no les pertenece.

El feminismo o, mejor dicho, los feminismos entendidos como movimiento heterogéneo, plural y en transformación constante es una de las luchas de nuestro tiempo. Eso sí, Laura Bates y Shaina Machlus hablan desde la inclusión -rechazando el binarismo- la construcción, la necesidad de cuestionar el orden establecido pero, también, desde la esperanza que proyectan las nuevas generaciones cada vez más conscientes, empoderadas e inspiradoras.

Temas: Kosmopolis