30 nov 2020

Ir a contenido

LO QUE NO SABÍAS DE...

Las anécdotas de 'Nosotros', la nueva película de Jordan Peele

Aunque su director ha destacado en el género del terror en EEUU es conocido como actor cómico

Uno de los actores no quiso leer el final del guion para disfrutarlo en compañía en el cine

Eduardo de Vicente

Jordan Peele, dirigiendo a Elisabeth Moss y Lupita Nyong’o.

Jordan Peele, dirigiendo a Elisabeth Moss y Lupita Nyong’o. / UNIVERSAL PICTURES

Esta semana se estrena por fin la esperada Nosotros, la  nueva película de Jordan Peele, el director de la sorprendente Déjame salir, que apuesta ahora aún más por el terror en este filme que protagonizan por Lupita Nyong’o (12 años de esclavitud), Winston Duke (Black Panther), Elisabeth Moss (El cuento de la criada) y los niños Shahadi Wright Joseph, Evan Alex y Madison Curry.

Su inquietante trama está centrada en una mujer que lleva una vida feliz con su marido y sus dos hijos pero que todavía recuerda una experiencia que la marcó cuando era una niña en la que vio a una pequeña exactamente igual a ella en un laberinto de espejos de un parque de atracciones. Teme regresar a allí pero se ve obligada a volver a pisar aquella playa y le da miedo que se vuelva a repetir. Esa misma noche, una familia enmascarada y con un mono rojo se planta frente a su casa y descubren que son iguales a ellos. Esta misteriosa película esconde muchas curiosidades algunas de ellas, dobles.

Una inquietante versión de la familia se instala frente a su casa. / UNIVERSAL PICTURES

-Un humorista reconvertido. Aunque sus dos películas como director hayan sido encuadradas en el género del terror, Jordan Peele es conocido en EEUU como actor cómico, popular gracias a la serie Key & Peele para Comedy Central y como actor y guionista de Mad TV.

-La inspiración. Peele asegura que la idea le surgió porque se siente muy atraído por el tema de los dobles maléficos, habitual en la literatura, y quería hacer su propia versión de ese tipo de películas de "gemelos malvados". Y, en este caso, pretendía mostrar que nosotros somos nuestro peor enemigo.

-Regreso al pasado. El realizador reconoce que el filme pretende ser un homenaje a esas peliculas de los 80 de familias en peligro como Terror en Amityville o Poltergeist, pero por primera vez protagonizada por afroamericanos, aunque aquí el componente racial es anecdótico a diferencia de Déjame salir.

Imita a filmes de familias acosadas, pero ahora es afroamericana. / UNIVERSAL PICTURES

-El mensaje. Otra de sus intenciones era mostrar cómo EEUU mira al mundo, con miedo a lo de fuera, y afirma que pretendía lanzar un mensaje social, que creemos que el enemigo siempre es el otro aunque seamos nosotros mismos. Para ello tomó como modelo La noche de los muertos vivientes de George A. Romero, que, según su perspectiva hizo algo parecido.

-Rodar sin saber el final. El actor Tim Heidecker, que interpreta al amigo blanco de la familia protagonista, asegura que, pese a tener el guion no quiso leer el final para poder verla en el cine, sorprenderse como todo el mundo y comentarla con los amigos.

-Dos gemelas “amigas”. Para las gemelas Noelle y Cali Sheldon, que interpretan a las hijas del matrimonio blanco, no es su primer papel y muchos las conocen aunque no lo sepan. Y es que ambas se turnaron en la pequeña pantalla para interpretar a Emma, la hija de Ross y Rachel en la última temporada de la serie Friends.

Nyong'o da vida a una mujer marcada por un suceso infantil. / UNIVERSAL PICTURES

-Terror y comedia. Pese a ser un filme de terror, en muchos momentos los espectadores pueden reír, algo que funciona muy bien como válvula de escape en escenas con mucha tensión. El humor, explica Peele, "brinda al público la posibilidad de resetearse emocionalmente y prepararse para la siguiente ronda de sustos. También provoca que te hagas preguntas:  ¿Por qué he reaccionado de ese modo? ¿Por qué me he reído? ¿Por qué he gritado? ¿Por qué he vitoreado?"

-Deberes para casa. El realizador hizo una lista de películas para que los actores vieran antes de empezar a rodar. Entre ella figuraban Morir todavía, la surcoreana Dos hermanas y clásicos de la talla de El resplandor, La semilla del diablo, Alien, el octavo pasajero y Los pájaros.

-Un desayuno para empezar. La primera escena que ensayaron los cuatro protagonistas fue la del desayuno del inicio del filme. Los actores que interpretan a los padres ya se conocían ya que coincidieron en Black Panther, pero los niños, no. Peele pretendía que, poco a poco, fueran uniéndose y acabaran convirtiéndose en una familia.

Los protagonistas deben hacer frente a su reverso oscuro. / UNIVERSAL PICTURES

-Dos personajes para cada actor. El guion provocaba que cada uno de los actores interpretara al personaje y a su reverso oscuro. Para que fueran fácilmente diferenciables desarrollaron una serie de movimientos que parecen propios de animales o criaturas extrañas, humanos y empáticos, pero, a la vez, totalmente alienígenas.

-Doble rodaje. Para que los actores pudieran hacer sus dos personajes, Peele cuenta que hizo falta mucha planificación y programación. “Había que pasar por todo el proceso de vestuario y maquillaje para transformar a los personajes, así que eso significa que, normalmente, había que hacer un lado de la escena un día y el otro, al día siguiente. Fue un rompecabezas muy divertido resolver".

Curiosamente, en el filme no aparecen pistolas. / UNIVERSAL PICTURES

-Las armas. Resulta curioso que, en una sociedad como la norteamericana, no aparezca una pistola en ningún enfrentamiento (salvo una muy peculiar), todas las luchas son cuerpo a cuerpo o con palos o armas blancas pero tienen un especial protagonismo las tijeras porque, según Peele, también tienen ese elemento de duplicidad.

-Sangre por los dos lados. Las escenas con sangre eran especialmente complicadas ya que se debía eliminar o agregar constantemente según el personaje que encarnaba al actor. Para ello, el equipo utilizó unos tapetes sangrientos hechos de espuma pero con un aspecto líquido pero que eran muy maleables.