Ir a contenido

CRÍTICA DE CINE

'Vosotros sois mi película', de Wismichu & Padial: los punks del audiovisual

Se compara a Wismichu con Duchamp y Bansky. Ni lo uno ni lo otro. El filme de Padial lo deja meridianamente claro

Quim Casas

Estrenos de la semana: Tráiler de Vosotros sois mi película (2019)

item

Vosotros sois mi película ★★★★

Dirección: Carlo Padial

Reparto: Ismael Prego (Wismichu), Luis del Val, María Rubio, David Cajal, Carlos de Diego

País: España

Duración: 98 minutos

Año: 2019

Género: ¿Documental?

Estreno: 22 de marzo del 2019

Lo de menos es el pase polémico en el pasado Festival de Sitges, aunque se entiende que los espectadores salieran indignados. De hecho, esa proyección es algo así como un 'macGuffin' como los de Hitchcock. No es más que el acicate para una serie de actos y reflexiones que van más allá del mundo propio de los 'youtubers' y si acaban o no teniendo ocho millones de visitas a consecuencia de todo aquel espectáculo.

Estoy completamente de acuerdo con una de las cosas que se dice en el filme de Carlo Padial: los creadores de contenido son hoy los punks del audiovisual. Pero una alerta, no para Padial, que ha hecho un filme que no es, como resulta habitual en él, ni documental ni ficción ni mezcla de las dos cosas (el género Padial no cuadra con todo eso), sino para Wismichu y compañía: los punks fueron domesticados por el sistema.

A partir del gag-bucle-provocación que se proyectó en Sitges, se construye una trama práctica sobre el audiovisual actual, la incidencia de las redes, el papel de los críticos, los productores, la distribución, el fanatismo y los festivales. Con ironía, con gags excelentes (Carlos de Diego, uno de los guionistas del filme, abatido y solitario tras el pase en Sitges) y dejando, claro, la voz cantante al 'youtuber' protagonista.

No me creo que no quiera ser famoso, o que sea incapaz de ver en una sala la tomadura de pelo orquestada que proyectó en Sitges, pero eso forma parte del juego. Genio o sociópata, dice un espectador al salir del Retiro de Sitges. Comparaciones con Duchamp Bansky. Ni lo uno ni lo otro. El filme de Padial lo deja meridianamente claro.