Ir a contenido

A LOS 81 AÑOS

Muere Dick Dale, pionero del surf rock y famoso por el tema de 'Pulp Fiction'

Está considerado como uno de los mejores guitarristas de la historia

El Periódico

El guitarrista Dick Dale.

El guitarrista Dick Dale. / RICK MAIMAN (AP)

El rey del surf rock, Dick Dale, murió en la noche de este pasado sábado a los 81 años, si bien la noticia la ha confirmado horas después su bajista Sam Bolle a 'The Guardian'.

Richard Anthony Monsour (su verdadero nombre) nació en 1937 en Boston y empezó a cosechar sus primeros grandes éxitos a principios de la década de 1960 con su grupo The Del-Tones, con los que desarrolló su peculiar estilo con la guitarra. Link Wray, The Ventures o Duane Eddy ya habían llevado a cimas considerables el rock and roll instrumental, pero Dale, surfista 'hardcore', tuvo una idea tan chiflada como a la postre brillante: reproducir con el género las sensaciones que experimentaba mientras cabalgaba olas en la península de Balboa, en California.

Para ello acuñó una forma de tocar la guitarra sin precedentes (y muy pocos músicos pueden decir esto): aplicó una velocidad supersónica a la técnica del 'stacatto' y tiró de mala manera de reverberación para 'humedecer' el sonido. Asimismo introdujo melodías con reminiscencias de Oriente Medio (su padre era libanés), Europa del Este (su madre era polaca) y México (estaba cerca) en sus composiciones. Por último, no hay que olvidar sus avances tecnológicos, para los que trabajó codo con codo con Leo Fender. Sin ir más lejos, el volumen al que tocaba gracias a los apaños del señor Fender 'in person' era lo nunca oído en la época.

Dick Dale & The Del-Tones se atrincheraron en el Rendezvous Ballroom, una antigua sala de conciertos cercana a Newport Beach, y el local se convirtió pronto en lugar de peregrinación para miles de jóvenes, no solo incondicionales del surf. Allí, o en otra sala, debió de verle un joven Jimi Hendrix, admirador rendido de su espectacular manera de tocar la guitarra en el escenario. En septiembre de 1961 publicaron el sencillo 'Let's go trippin', al que siguieron en breve 'Jungle fever', 'Miserlou' y 'Surf beat'. 'Surfer's choice', su primer álbum y el primer álbum de música surf, apareció en 1962.

A la fiebre inicada por Dale se sumaron rápidamente en California combos instrumentales como The Bel-Airs, The Challengers, The Chantays, The Surfairs... Y no se quedó el asunto en el Estado Dorado: aparecieron conjuntos de música surf en lugares tan poco playeros como Colorado (The Astronauts), Minnesota (The Trashmen), Indiana (The Rivieras)... No obstante, serían dos grupos que no hacían música surf sino canciones que hablaban del surf y la parte hedonista del estilo de vida que comportaba, así como de coches trucados y de chicas y del sol californiano, quienes capitalizarían comercialmente el fenómeno: Jan & Dean y The Beach Boys.

Un cáncer rectal apartó a Dale de la música temporalmente. Una vez superada la enfermedad, no obstante, llevó el misticismo implícito en el surf un poco más allá: se consagró a la protección de especies animales en peligro de extinción, a las artes marciales y al activismo medioambiental (no en balde una herida que sufrió haciendo surf estuvo a punto de costarle una pierna debido a la infección causada por los contaminantes del agua).

Con permiso de Martin Scorsese, si alguien sabe casar canciones e imágenes ese es Quentin Tarantino. Y el cineasta eligió la explosiva 'Miserlou' para los créditos de apertura de su película 'Pulp Fiction' (1994).

Significó el redescubrimiento de Dick Dale, que intentó montar la inesperada ola de popularidad con álbumes como 'Tribal thunder' y 'Unknown territory', volcados en la comunión con el planeta vía las enseñanzas de los nativos americanos.   

Años más tarde, en 2006, The Black Eyed Peas samplearon la canción en su éxito 'Pump it', que llegó hasta el puesto 18 en la lista de singles estadounidense Billboard Hot 100.

En una entrevista de 2015 con Billboard, Dale, quien estuvo de gira durante sus años crepusculares, fue sincero acerca de los diversos problemas de salud que enfrentó, incluyendo insuficiencia renal o diabetes, mientras seguía viajando por el mundo y actuando. "Incluso con mis enfermedades, soy más rápido con mis manos que nunca", dijo entonces. La revista 'Rolling Stone' le situó en el puesto 31 de los mejores guitarristas de la historia.

Tras su muerte, cuya causa aún no se ha confirmado, músicos como los guitarristas Brian May y Joe Bonamassa, el que fuera bajista de R.E.M., Mike Mills, o el rapero Chuck D le han recordado en Twitter.