Ir a contenido

FESTIVAL DE CINE DE MÁLAGA

Alejo Flah ('Taxi a Gibraltar'): "El Peñón es un escenario muy desaprovechado"

La alocada 'road movie' del director argentino, recién estrenada en nuestros cines, abre el Festival de Cine de Málaga

Beatriz Martínez

Alejo Flah, en la presentación de Taxi a Gibraltar en el Festival de Málaga

Alejo Flah, en la presentación de Taxi a Gibraltar en el Festival de Málaga / EFE / JORGE ZAPATA

La película de Alejo Flah ‘Taxi a Gibraltar’ ha sido la encargada de dar el pistoletazo de salida a la 22 edición del Festival de Málaga. Un taxista enfurruñado por culpa de la precariedad laboral (Dani Rovira), un argentino embaucador (Joaquín Furriel) y una joven andaluza (Ingrid GarciaJonsson) que desafía las convenciones sociales de su pueblo, son los protagonistas de esta 'road movie' esperpéntica en la que no falta el humor acelerado, la aventura a lo India Jones con acento 'spanglish' en busca de unos lingotes de oro escondidos en unos túneles secretos y, por supuesto, los siempre socorridos monos del Peñón. La película, por cierto, acaba de llegar a nuestros cines.

¿Cómo surge la idea de ‘Taxi a Gibraltar’?
Yo quería hacer una 'buddy movie', una película de colegas en la que los protagonistas fueran un argentino y un español que se embarcaran en una aventura loca. Llevo 18 años viviendo en aquí, aunque mi acento me delate y en muchos de mis trabajos he hablado de eso, del encuentro entre ambos países.

¿Y por qué Gibraltar?
En Argentina tenemos una historia parecida con la Malvinas, aunque es algo más trágica que la de Gibraltar. Pero me gustaba el contraste que se creaba entre dos mundos cuando pasas una valla.  Creo que como escenario está bastante desaprovechado, la propia imagen del Peñón es muy cinematográfica y cuando nos enteramos de que estaba plagada de túneles, 153 kilómetros que se hicieron durante la segunda guerra mundial durante el asedio nazi ,nos pareció que era un lugar lleno de posibilidades.

Les ha quedado muy actual con el brexit y la huelga de los taxistas.
Como guionista hay que tener la piel sensible a las cosas que están pasando a tu alrededor y que todavía no han salido en los periódicos. Parte de nuestra función como narradores es adelantarnos a los acontecimientos.

Yomeddine.

La precariedad económica define de alguna manera a los personajes.
Me gusta una frase que dice que la comedia no consiste en ser gracioso, sino en parecer desesperado. Y aquí es la desesperación la que se convierte en el motor para que los personajes se muevan de su zona de confort.

Usted habla de buddy movie, pero podría ser perfectamente una comedia picaresca.
Pensé mucho en las comedias 'all’italiana'. De hecho, el personaje de Joaquín Furriel se llama Diego Manfredi en homenaje a Nino Manfredi. Quería recuperar esa idea de que los personajes fueran moralmente reprobables, pero que en el fondo pudieras entender lo que les pasa, e incluso cogerles un poco de cariño.

¿Qué le interesaba de Dani Rovira para este papel?
Estamos acostumbrados a verlo en un solo registro, el del tipo agradable, y a mí me apetecía darle la vuelta a eso. Pero Dani tiene una empatía fuera de lo normal, no importa que interprete a un personaje enfurruñado, porque siempre va a desprender humanidad.