Ir a contenido

la gala

El cine español se alza contra la violencia machista en los Goya

#niunamenos fue el lema utilizado para combatir esta lacra social

La reivindicación feminista fue una constante de la velada

Beatriz Martínez

Arantxa Echevarría recine el Goya a la mejor dirección novel por Carmen y Lola.

Arantxa Echevarría recine el Goya a la mejor dirección novel por Carmen y Lola. / EFE / BALLESTEROS

El cine español ha cogido las maletas para celebrar este año la ceremonia de los Goya en la ciudad de Sevilla. La 33ª edición de los Premios de la Academia ha tenido lugar en el Palacio de Congresos y Exposiciones donde se ha congregado buena parte del 'star stystem' español, incluida una buena representación de la industria cinematográfica andaluza, que ha defendido la descentralización de unos galardones que llevaban años establecidos en Madrid.

Si el año pasado fue la gala de las mujeres y los abanicos rojos con el lema #masmujeres, en esta ocasión, los asistentes posaron con el mismo símbolo reivindicativo para denunciar la angustiosa realidad de las mujeres asesinadas por violencia machista a través del hashtag #niunamenos.

Ha sido un año en el que el cine español se ha mojado a la hora de tratar temas como la homofobia, la exclusión, la corrupción o la discriminación racial. Pedro Almodóvar, al llegar a la alfombra denunciaba la falta de proyecto social del país. "Creo que a los políticos no les importa el cine", manifestó. Acudieron a la ceremonia el Presidente del PP, Pablo Casado, el secretario General de Podemos, Pablo Echenique y el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón. Pedro Sánchez, asiduo a esta cita durante los años que estuvo en la oposición, ha dejado solo al Ministro de Cultura José Guirao como representante del Gobierno.

Puño en alto

Los maestros de ceremonia, Silvia Abril y Andreu Buenfuente, se compenetraron a la perfección en su discurso de apertura en el que casi nadie se libró, ni Pedro Sánchez, ni Carles Puigdemont, ni Venezuela, ni los límites del humor (el gag con Echenique fue el más ariesgado: "Su vida es muy cinematográfica, porque va en travelling") ni la lucha feminista, que se convirtió en uno de los temas clave de la noche, sobre todo cuando Eva Llorach, ganadora del Goya a la Mejor Actriz Revelación por ‘Quién te cantará’, puso a todas las actrices en pie para compartir con ellas el premio "a lo Frances McDormand". “El cine puede cambiar las cosas y a través de él, hacer un mundo más igualitario y justo”, dijo emocionada.

Con el puño en alto recibió Arantxa Echevarría su premio a la Mejor Dirección Novel por ‘Carmen y Lola’: “Una sociedad hay que medirla por el sitio que tiene la mujer dentro de ella. Quería dedicarle este Goya a aquellos que no permiten amar diferente y ponerse en la piel del distinto, a aquellos que creen que no se necesita apoyo a los colectivos LGTI, que cree que las mujeres no tienen derechos, a ellos se lo dedico”.

Almudena Carracedo y Robert Bahar, responsables del documental ‘El silencio de otros’, al salir a recoger su premio al Mejor Documental quisieron compartir el triunfo con las víctimas de la dictadura franquista, “con las que se han ido y las que luchan todavía día a día por su derecho a la justicia y la verdad”.

Rosalía y Los Chunguitos

Ha sido también la noche de los ‘Campeones’. Jesús Vidal consiguió poner al auditorio en pie gracias a su emotivo discurso: “Queridos académicos, habéis premiado a un actor con discapacidad, ustedes no saben lo que han hecho. Me vienen a la cabeza tres palabras: inclusión, diversidad y visibilidad”.

El Presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, basó su discurso en la frágil línea que separa el cine y la televisión, confirmando las intenciones de incluir en próximas ediciones la ficción audiovisual en los Goya. “Contamos historias para todo tipo de pantallas. El cine no debe derrotar a la televisión ni viceversa. La nuestra es una alianza de ganadores. Debemos enfrentar esta realidad con pasión y sin miedo, sin complejos”.

En el apartado de actuaciones musicales brilló Rosalía cantando, sin música, a cappella y con un coro de acompañamiento el tema 'Me quedo contigo', de Los Chunguitos, que popularizó la película de Carlos Saura, ‘Deprisa, deprisa’. Amaia Romero, Rozalén y Judit Neddermann hicieron un medley con las canciones nominadas y James Rhodes interpretó una pieza al piano para acompañar el tradicional in memoriam.