CRÓNICA

Cesk Freixas, la vida en un 'envelat'

El cantautor apeló a las emociones y experiencias compartidas en el estreno de 'Festa major' en el Auditori, recital de apertura de Barnasants

Cesk Freixas, en concierto inaugural de Barnasants en el Auditori

Cesk Freixas, en concierto inaugural de Barnasants en el Auditori / JUAN MIGUEL MORALES

Se lee en minutos

Declaraciones firmes y músicas amables, este viernes en la apertura de Barnasants, en torno a un lema que es una señal de alerta, ‘Feixisme mai més’, y las canciones acústicas de Cesk Freixas. El trovador del Penedès brindó una celebración de la colectividad en el Auditori con las tonadas acogedoras de su disco de estreno, ‘Festa major’.

El enunciado del festival de este año “hace daño”, deslizó la ‘consellera’ de Cultura, Laura Borràs, que junto al comisionado del Ayuntamiento, Joan Subirats, acompañó al director de Barnasants, Pere Camps, en su tradicional parlamento inaugural. Pero el “grito combatiente” de este 24º Barnasants se explica, apuntó, a propósito del 80º aniversario de la entrada de las tropas franquistas en Barcelona y del actual “crecimiento de la extrema derecha y de los postulados reaccionarios”. Camps aprovechó para tachar el episodio de estos días en Venezuela de “golpe reaccionario, antidemocrático y antisoberano”, y para desear la pronta liberación de “todos y todas las presas políticas”.

Política entre líneas

Te puede interesar

Pórtico de alto voltaje para un recital de Cesk Freixas menos peleón, en términos ideológicos, que otras veces. Su ‘Festa major’ apunta al mundo de las emociones y de las experiencias compartidas, que es otro modo de expresar un punto de vista deseadamente político. Empezando por ese ‘Pregó’ en el que apeló a las cosas sencillas y auténticas: “no necessito res més que el teu amor i una guitarra”, cantó al modo de Jorge Drexler de ‘Guitarra y vos’.

Fue un Cesk Freixas más sutil y ligero de equipaje, acompañado por la inventiva guitarrística de Víctor Nin en la elaboración de texturas envolventes y de pulsaciones rítmicas con ancestros ‘afro’. Este formato de dúo expresó más personalidad que los embalajes eléctricos pop-rock de sus últimas giras. Cuidado de las melodías y versos de pincelada costumbrista con algún que otro brote de épica (‘Diumenge’, evocación del 1-O). El nuevo cancionero casi al completo, combinado con citas a Raimon (‘Al meu país la pluja’) y Maria del Mar Bonet (una rumbera ‘Què volen aquesta gent?’), y con rescates celebrados como ‘La petita rambla del Poble Sec’, poniendo color a ese “’envelat’ imaginario’ que fue, por una noche, la sala 2 del Auditori.

Temas

Barnasants