01 dic 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Pascal Comelade & Ivette Nadal: "Nuestro mundo es el mismo, el de la música"

El pianista y la cantautora actuan en Barnasants tras publicar un sencillo conjunto, 'Arquitectura primera', que dará paso a un disco largo

Jordi Bianciotto

Pascal Comelade e Ivette Nadal, la semana pasada en Barcelona.

Pascal Comelade e Ivette Nadal, la semana pasada en Barcelona. / JORDI COTRINA

Ha nacido una alianza, la del pianista Pascal Comelade y la cantautora Ivette Nadal, que este domingo mostrarán en Barnasants (Auditori Barradas, de L'Hospitalet, 19.00 horas).

¿De dónde sale esta entente?
Ivette Nadal: Yo había seguido siempre a Pascal, sobre todo por su vinculación con la poesía, a través de Enric Casasses. Me ha influido su manera radical de hacer música. Ahora quería cerrar una etapa después de diez años, cuatro discos y dos poemarios, y me pareció que con él podía hacerlo de una forma elegante.
Pascal Comelade: Ella me interesó como persona, como cantante… Todo. Su mundo.

De momento han lanzado un ‘single’ con una nueva composición de Ivette, ‘Farem un foc’, que suena a final de una era o principio de algo.
I. N.: En mis cuatro discos he estado buscando esta canción. La hice para el primer concierto que dimos juntos, en octubre en Granollers. Como pensé que podía ser mi última vez en un gran escenario, la canción era de doble despedida, de mi carrera pop-rock y de este amor.

La otra canción del sencillo es la versión de ‘Not too soon’, de PJ Harvey (‘No sé on’), pieza que Pascal grabó en los 90. ¿Por qué la eligieron?
P. C.: Estuvo en el proyecto desde la primera conversación.
I. N.: Es la canción que más me emociona de todo nuestro repertorio, sobre todo por la adaptación, la obra de arte nueva que ha hecho Enric Casasses. Habla de dónde está el amor, que ha huido. Es un canto desesperado.

¿Cómo se imaginan el disco largo?
P. C.: Tendrá 16 o 17 canciones, de las que tres serán versiones: la de PJ Harvey; ‘As tears go by’, de Jagger y Richards, y ‘Have you ever seen the rain?’, de Creedence Clearwater Revival. Lo grabaremos el mes que viene para que salga en otoño. Con un concepto de dúo: piano, voz y guitarra.

En cambio, en el Barradas les acompañarán tres músicos: Caïm Riba, Lluís Riera y Sanri Carcasona. ¿Por qué?
P. C.: Son situaciones distintas. Aquí soy el pianista de la banda. Tampoco se ha tratado de integrar a Ivette en la Bel Canto Orchestra. Albert (Pla) ya me pidió con ‘Somiatruites’ ir de gira con él y la orquesta, pero no podía ser: la voz saldría solo algún momento como instrumento solista. No, no, aquí yo solo soy el pianista, con mi mundo, ligándolo con el suyo. Es un ejercicio difícil. Pero al fin y al cabo es el mismo mundo, el de la música.

¿Hay rock’n’roll en este concierto?
P. C.: Siempre hay rock’n’roll, en todas partes.

Lo suyo es el garaje, lo primitivo, el anti-intelectualismo.
P. C.: Sí, sí. Para mí, lo peor es Marguerite Duras.

Usted vive en Ceret e Ivette, en Granollers. ¿Cómo funciona la comunicación?
P. C.: Es fácil trabajar.
I. N.: Hay una mezcla emocional muy potente. Un factor humano que ha hecho que esto vaya adelante. Nos dejamos espacio, nos cuidamos mutuamente por encima de las diferencias, de que seamos de generaciones distintas o de que él tenga un nombre que yo no tengo.

¿Hay una temática unitaria o un concepto alrededor de las canciones que están componiendo juntos para el disco?
I. N.:: Aún no sabría decirlo. Pero quizá será algo más abstracto y menos sentimental que lo que he hecho hasta ahora.

Pascal, hace tiempo que no le vemos por Barcelona.
P. C.: Cinco años. Estoy recuperando mi relación. Yo siempre estoy trabajando, pero mi relación con el escenario y el disco es una montaña rusa. Puedo tener 15 conciertos y hacer tres discos, y luego nada.

Ivette, habla de cierre de etapa en su trayectoria. ¿A qué se refiere?
I. N.: A que después de haber ido sola estos diez años, dando mucha creación, mucho esfuerzo, quizá me he cansado. Creo que en Catalunya se ha sido excesivamente dura conmigo. No dejaré de hacer música, pero quizá experimentaré fuera, porque Catalunya ya me conoce y no quiero seguir aquí.