31 oct 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Zahara: "'Te quiero', 'Te echo de menos'... ¡Qué pereza!"

La cantante jienense muestra en Apolo su nuevo disco, 'Astronauta', mientras trabaja con Aitana, de 'OT'

Jordi Bianciotto

Zahara, en una imagen promocional

Zahara, en una imagen promocional

La maternidad y un cierto desamparo cósmico se hacen canción pop en ‘Astronauta’, el nuevo disco de María Zahara Gordillo Campos, Zahara. Lo presenta este sábado en Apolo, dentro del Festival Mil·lenni (21.00 horas, entradas agotadas).

Sin ser un disco sobre la maternidad, ¿hay un paralelismo entre el alumbramiento de una obra artística y el de un hijo?
Sí que se parecen en la concentración en la energía, aunque el posparto es distinto: el del disco es muy social y enérgico, y el del hijo es solitario, rozando la depresión y el descoloque. En el disco, la idea de la maternidad está en la figura del astronauta que deja la Tierra y se lleva las canciones como un recuerdo de lo que una vez fue.

¿Así se sentía tras ser madre?
Los primeros meses hay algo de ti que te hace pensar en volver a tener tu vida, tu cuerpo, tu autoestima, tu tiempo, y ahí hay un trabajo mental que hacer, ya que no vas a volver al planeta Tierra (rie). A lo mejor hay vida en otros planetas, pero ya no será el que conocías.

El ambiente del disco, con electrónica y baladas destempladas, transmite una especie de desamparo sideral.
Claro, porque el mundo de la ciencia ficción tiene mucho de soledad. Desde David Bowie, con ‘Space oddity’, la canción que ponemos antes de los conciertos, o ‘Starman’, que suena al terminar, hasta una de mis novelas favoritas, ‘Solaris’, pasando por la ciencia ficción actual, de ‘Marte’ o ‘Interstellar’. El mundo del astronauta es de incertidumbre, disciplina, búsqueda… Y salvando las grandísimas diferencias sí que tiene que ver con el viaje que emprendes cuando eres madre.

En la primera canción que se dio a conocer, ‘Hoy la bestia cena en casa’, arremete contra los vientres de alquiler.
Igual que hago canciones sobre las cosas que me tocan emocionalmente, también las hago sobre aquello que me remueve y me saca de quicio. La situación social que vivimos no me deja indiferente. Aquí mi propósito no era decirle a nadie lo que tiene que hacer, sino coger a la bestia, que es irreal pero que encaja en muchas figuras políticas, y sentarla delante y decirle lo que pienso. Fue un desahogo, pero ha trascendido de una manera que no me esperaba, y me encanta.

“Si eres tan valiente / préstame tu vientre / Véndeme los hijos / que tengan tus hermanas”, dice la letra. En las redes se ha especulado con que iba dirigida a Albert Rivera.
Es divertido, cuando salió la canción eso formaba parte de la propia noticia, si había hecho la canción para alguien en concreto o no. Siento desilusionar diciendo que no, pero además la canción pierde fuerza si va solo de una persona. Al final sería una rabieta, y la canción no es una rabieta: refleja una desilusión con un sistema político. El impulso para componer la canción no viene de ahí, es más la desilusión política en la que me encontraba con esa cosa nuestra de votar a corruptos, algo que no entiendo.

Unos meses antes de lanzar ‘Astronauta’ publicó el epé ‘Primera temporada’, con versiones de canciones incluidas en series. ¿Ese ejercicio de escuchar y tocar música que no es suya tuvo algún influjo luego en el disco?
¡Yo a quien no escucho es a mí misma! En casa compramos vinilos y los ponemos cuarenta veces, y yo me veo las series pensando ya en las canciones; algunas son espectaculares. Pero en ‘Astronauta’ la referencia más contemporánea es Mystery Jets, la banda que me llevó a contactar con el productor Matthew Twaites. Su último disco, ‘Curve of the earth’, tiene también un punto digamos astronómico muy bonito, conectado con la ciencia ficción. Luego, cuando ya grabábamos las referencias eran más clásicas: Beck, Radiohead, Bowie…

Ha participado en conciertos de homenaje a Bowie. ¿Cuál es su canción que más le gusta cantar?
Participé en un concierto con músicos de su última banda y fue precioso; sonaba igual que en el disco y era como entrar en el universo Bowie. Ahí canté ‘Changes’ y una de mis favoritas de toda la vida, la canción con la que conecté con Bowie: ‘Life on Mars?’. Creo que pocas veces me he sentido tan feliz cantando una canción.

"Lo que no me gusta del reguetón son sus letras machistas. Pero hay que buscar siempre y no tener miedo a lo nuevo"

Su noción del pop es hija o nieta del canon surgido en los años 60, actualmente discutido por la música urbana. ¿Qué sensaciones tiene al respecto?
El término pop, por suerte, cada vez es más genérico y da igual si es más latino o más oscuro o más comercial. Cada  grupo ya es su propio estilo. Mi máxima referencia son los Beatles, y me encanta decir que hago pop. Creo que cada vez el pop se va a nutrir de más estilos, y espero que se quite complejos, porque la palabra pop es maravillosa: viene de popular, no creo que pueda haber una referencia mejor.

Y tenemos a un cantante de reguetón como J Balvin actuando en Primavera Sound.
Sí, sí, no lo veo mal. A mí lo que no me gusta del reguetón son sus letras machistas. Pero hay que buscar siempre y no tener miedo a lo nuevo. También hay cosas muy interesantes en el trap. Yo me siento cómoda en lo más clásico, que es lo que sé hacer, pero veo que de repente aparece alguien como Rosalía, que es inclasificable, y que conecta con tantos estilos que me parece que es el camino. ¿Rosalía es pop? Pues habiendo conectado con tanta gente, diría que sí. ¿Y es otras cosas? También.

Ha formado parte del jurado de Eurovisión y dijo que no había canciones muy buenas.
Sí, por favor, quiero aclarar que me refería a las que yo escuché, porque ahora parece que yo haya escuchado 500 canciones y que todas me parecieron una mierda, y para nada. Yo escuché muy poquitas canciones y esas las vi todas muy parecidas. En los últimos años en Eurovisión ha habido letras con compromiso social, sobre el ‘bullying’ o la homosexualidad, y me sorprendió que todas fueran tipo “te quiero”, “te echo de menos”, “quiero tocarte”… ¡Qué pereza! Me refería a eso.

"La canción de Eurovisión no es mi estilo, pero puede tener una muy buena puesta en escena. Puede estar bien"

¿Qué le parece la canción ganadora, ‘La venda’, de Adrià Salas (La Pegatina), que defenderá Miki Núñez?
La vi anoche. Creo que puede tener una muy buena puesta en escena. Puede estar bien. Obviamente no es el estilo de música que yo escucho. Más allá de eso, creo que Miki la va a defender bastante bien. Se ve que le gusta. Eso es importante, ¡que al final quien vaya esté feliz, por favor!

¿Está trabajando en el disco de Aitana?
Ella está preparando su segunda parte del disco, después del epé ‘Tráiler’, y trabajando con muchos compositores que le gustan y empapándose del estilo de cada uno. Quedamos una mañana y no sé qué quedará de todo esto. Yo le conté cómo es mi proceso de composición, para que cuando estuviera sola tuviese alguna pauta. Intentamos hacer un adelanto de una canción, que sí a ella le gusta la terminaremos y ojalá quiera cantarla y grabarla en su disco. Sería una canción compuesta por las dos. A mí me gusta mucho, pero ella se está juntando con mucha gente maravillosa. Ayer vi que estaba con Guille Galván, de Vetusta Morla. Esto es un máster de composición que se está llevando. Yo creo que tiene mucho dentro, lo único que necesita es ayuda para saber sacarlo. Con 19 años ha vivido más que la mayoría no ya de 19 sino de 30. Tiene muchísimo que contar.

¿Qué banda lleva a Barcelona?
Una formación clásica, con Martí Perarnau, líder de Mucho, a los teclados y voces; Manuel Cabezalí, de Havalina, a la guitarra; y Carlos Sosa, batería, y Pablo Pérez, bajo, que eran la base rítmica de Fuel Fandango. Es un lujazo. Y la novedad respecto a otras giras es que habrá escenografía, y un vestuario de Moisés Nieto. Todo es un poco más grande.