Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Jeff Bridges ocupa la Filmoteca con sus películas y sus fotografías de rodaje

El centro expone hasta marzo las instantáneas firmadas por el actor durante la filmación de algunos de sus títulos

Se proyectarán durante dos meses sus mejores películas como 'El gran Lebowski' o 'L'última sessió'

Eduardo de Vicente

Jeff Bridges en un fotograma del drama musical Corazón rebelde, que le valió el Oscar.

Jeff Bridges en un fotograma del drama musical Corazón rebelde, que le valió el Oscar.

Jeff Bridges no es solo un actor, es una fuerza de la naturaleza, uno de esos intérpretes que te mantienen clavado en la butaca. Su filmografía está repleta de grandes títulos a las órdenes de los mejores directores de Hollywood. Solo por eso ya merecería que la Filmoteca de Catalunya le dedicara un ciclo. Pero es que, además, Bridges es un tipo curioso, inquieto que está interesado también en otras disciplinas artísticas. Una de ellas es la fotografía, que ha desarrollado en muchos de sus rodajes. Y es que esta semana se inicia una retrospectiva de sus mejores títulos que va acompañada por la exposición Jeff Bridges: Lebowski i altres grans instantànies, que consta de unas 70 imágenes de filmaciones de películas y 18 retratos de actores y que podrá verse hasta el 17 de marzo.

Peter Bogdanovich, en el centro con gafas, durante el rodaje de 'Texasville'. / JEFF BRIDGES

Por lo que respecta al ciclo se inicia con su película fetiche, El gran Lebowski (1997, hoy, 20 h. y viernes, 17 h.). Es una curiosa comedia de intriga sobre un extraño tipo, el Nota, un nostálgico de la época hippy y aficionado a los bolos, que se ve envuelto en una compleja trama cuando una banda de gánsteres lo confunde con un millonario que se llama igual que él. El individuo acabará siendo contratado para servir de intermediario entre los delincuentes y el magnate. Esta irónica película, a caballo entre el cine negro y la sátira, supuso la primera colaboración de los hermanos Coen con Jeff Bridges, con quien volvieron a coincidir en Valor de ley. El actor brilla en su papel al igual que John Turturro, divertídisimo en el papel de un jugador de bolos presentado con la música de Hotel California en versión flamenca de los Gipsy Kings (¡Nobody fucks with the Jesus!)


   

La siguiente entrega será Tron (1982, viernes, 22 h. y miércoles, 21.30 h.), una cinta fantástica más interesante desde el punto de vista técnico que argumental. Interpreta a un ingeniero de ordenadores que ha adquirido un gran prestigio en su profesión creando videojuegos. Pero su rival, otro experto informático, para demostrarle su superioridad, lo desintegra y lo mete dentro de una de sus creaciones donde deberá aprender a sobrevivir. Quedan para el recuerdo las motos cibernéticas y que se adelantó a su tiempo. Sorprendentemente tuvo una segunda parte casi 30 años después, Tron: Legacy, del 2010.


   

El tercer título es de prestigio, Fat City (1972, sábado, 22 h.), dirigido por el gran John Huston. Un joven de origen humilde desea triunfar como boxeador. Le ayudará un púgil fracasado que sobrevive con trabajos de segunda fila y que, a su lado, intentará encontrar una segunda oportunidad. Es un drama de perdedores que elude el brillo del éxito para centrarse en sus aspectos más naturalistas y describir el ambiente de los cuadriláteros. En el mismo, Huston intentó volcar sus experiencias de juventud en este deporte antes de dedicarse al cine.


   

L’última sessió (The last picture show) data de 1971 y podrá verse el domingo, a las 21.30 h. Es un drama nostálgico en blanco y negro de un grupo de jóvenes que viven en un pueblo de Tejas en los años 50. Los muchachos admiran a un veterano cowboy que regenta un cine y uno de ellos intenta seducir a una chica. La experiencia no resulta ser satisfactoria y ella se enamora de otro. El filme narra el paso de la adolescencia a la madurez y cuenta cómo los chicos se enfrentan a los problemas de los adultos y a los cambios que está experimentando el mundo. Supuso el descubrimiento de Cybill Shepherd, futura intérprete de la serie televisiva Luz de luna.


   

El mes finaliza con la entretenidísima cinta de intriga Un botín de 500.000 dólares (jueves 31, 21.30 h.) debut de Michael Cimino que sería, años más tarde, el premiadísimo director de El cazador. Bridges se medía aquí ni más ni menos que con Clint Eastwood, productor del filme. Un ladrón veterano y un joven aventurero viajan hasta una vieja escuela de Montana para recoger una cantidad de dinero procedente de un atraco. Pero cuando llegan allí, el colegio ya no existe y deben buscar otra manera de conseguir una importante cantidad.


   

En el mes de febrero también podrán verse otras películas de Bridges como Contra todo riesgo, irregular remake de Retorno al pasado; Texasville, continuación de The last picture show; Valor de ley, el wéstern de los Coen que versionaba un clásico de John Wayne, y Corazón rebelde, drama musical sobre un alcoholizado cantante de country que le valió el Oscar tras varias nominaciones frustradas. Dos meses para disfrutar el talento de un actor magistral y descubrir las interioridades de los filmes en los que participó gracias a sus fotos. No le hacía falta protagonizar El gran Lebowski para que supiéramos que es uno de los grandes, de los más grandes. 


   


   

        item
   

   

       

Jeff Bridges (ciclo y exposición)

Lugar: Filmoteca de Catalunya (plaza de Salvador Seguí, 1-9).

Horarios exposición: martes a domingo (de 16 a 21 horas). Gratuita.

Precio ciclo: de 3 a 4 euros. Abonos de 10 entradas a 20 euros.

Más información: www.filmoteca.cat