Ir a contenido

SÉPTIMA EDICIÓN

Vuelve Sâlmon, un festival más allá de la danza

La muestra presenta al nuevo colectivo Iniciativa Sexual Femenina, a la singular Chiara Bersani y lo último de El Pollo Campero

Marta Cervera

Chiara Bersani en un momento de ’Gentle Unicorn’.  

Chiara Bersani en un momento de ’Gentle Unicorn’.   / ROBERTA DEGATA

Superar la idea del artista-producto, permitir que el público conecte y pueda seguir la estela de un creador no solo a través de espectáculos sino a través de talleres o conferencias distingue al festival Sâlmon de otros. En su séptima edición, del 22 de enero al 10 de febrero, propone descubrir cosas inclasificables a veces, espectáculos transgresores que van más allá de la danza. Entre las novedades figura el joven colectivo Iniciativa Sexual Femenina impulsado por la también escritora Cristina Morales (Premio Herralde 2018) con la danesa Elisa Keisanen y la francesa Élise Moreau. Se conocieron en un taller de danza en el centro autogestionado de Can Vies y se dan a conocer con ‘Catalina’ en L’Antic Teatre a partir de este jueves y hasta el domingo. "Nuestra danza es antiacademicista, feminista y libertaria", explican respecto a esta pieza que habla de la represión sexual de la mujer en la escena contemporánea. "No tener que utilizar las palabras para expresarse ha sido una liberación total para Cristina, todo un lujo", añaden .

Entre las piezas más especiales de esta edición destaca también ‘Gentle Unicorn’, de Chiara Bersani (Hiroshima, 2 y 3 de febrero). Bersani, que ha trabajado con Jérôme Bel y Rodrigo García, entre otros, padece una enfermedad que ha impedido su crecimiento físico. Mide 98 centímetros. En este trabajo unipersonal ofrece una reflexión irónica y elegante sobre el cuerpo como elemento político. En ella utiliza elementos de la danza contemporánea y la 'performance'.

El festival también ofrecerá lo último de El Pollo Campero. La provocadora compañía presenta ‘Parecer felices’, una denuncia sobre el excesivo interés por parecer más que por ser en la era de las redes sociales (Antic Teatre, del 31 de enero al 3 de febrero). Y otra inquieta creadora, Paz Rojo, traerá su 'Eclipse: Mundo', donde profundica en su visión de la danza como valor frente al sistema capitalista neoliberal (Mercat, 2 de febrero). 

También habrá otros creadores punteros como Jefta Van Dinther, que presentará ‘Dark Field Analysis’ (Mercat, 31 de enero), y el veterano Carmelo Salazar con el estreno de ‘Fin del mundo beauty’, una intensa sesión de danza con solos de clásica y moderna protagonizados por Teresa Lorenzo (Mercat, 9 de febrero).

Bacanal creativa de 6 a 99 años

La séptima edición del festival, que surgió gracias al Mercat de les Flors y la fábrica de creación de El Graner, ha tejido una red de colaboraciones con otros espacios de la ciudad y ese espíritu expansivo les ha llevado a conectar este año con dos sedes nuevas: L’Auditori y Zumzeig Cinema. En total 14 espacios distintos acogerán 16 propuestas escénicas y una veintena larga de propuestas englobadas en el programa ‘Art, Educació i Comunitat’. En ellas destaca la segunda edición de Bacanal Sâlmon en la Fabra i Coats este sábado. Esta vez habrá actividades participativas y laboratorios de experimentación para gente de 6 a 99 años (hay que apuntarse antes en la web del festival). Estarán impartidos por una docena de creadores, entre otros, el polifacético músico Martí Sales y los cineastas Guy Sherwin y Lynn Loo. 

En la línea de posicionarse como lugar de encuentro entre creadores pero también poner el acento en el acercamiento del público al proceso creativo, destaca ‘Masacre en  Nebraska’, un espectáculo creado a partir de diez espectadores de Barcelona sobre sus recuerdos de espectáculos de danza. “No siempre recordamos las cosas como son”, afirma Alberto Cortés, dramaturgo y director malagueño responsable de este proyecto sobre memoria y danza (Mercat, 31 de enero y 1 de febrero).

Varias propuestas parten de experiencias familiares. ‘VIP. Homenaje a Severiano Naudín’ es el tributo que Mariona Naudin rinde a su abuelo picapedrero (Sala Maremar-Escola Bàrkeno, 25 de enero). Y ‘Mi padre no era un famoso escritor ruso’ es un documental escénico inspirado en la figura de la abuela de Bárbara Bañuelos, una reflexión sobre cómo nos relacionamos con personas con problemas de salud mental (Mercat, 8 de febrero).