Ir a contenido

LO QUE NO SABÍAS DE...

Las curiosidades de 'Glass (Cristal)', la secuela de 'El protegido' y 'Múltiple'

El director y James McAvoy crearon una veintena de personalidades distintas para su personaje

La actriz que interpreta a la madre de Samuel L. Jackson es, en realidad, cinco años más joven que el actor

Eduardo de Vicente

Bruce Willis y M. Night Shyamalan dialogan durante el rodaje.

Bruce Willis y M. Night Shyamalan dialogan durante el rodaje.

Una de las películas más esperadas de los últimos años llega ya a las pantallas. Se trata de Glass (Cristal), la nueva obra de M. Night Shyamalan (El sexto sentido) que fusiona los universos de El protegido y Múltiple. En consecuencia, sus protagonistas ya aparecían en los filmes precedentes: James McAvoy, Bruce Willis, Samuel L. Jackson y Anya Taylor-Joy. Ahora, el asesino con múltiples personalidades ha vuelto a secuestrar a tres chicas y el justiciero David Dunn pretende encontrarlas y liberarlas. Pero los dos serán detenidos por la policía e internados en un psiquiátrico donde coincidirán con el némesis del héroe, el villano Mr. Glass. Estas son las anécdotas más curiosas del filme.

-Dos en uno. Shyamalan reconoce las dificultades para rodar el filme, ya que El protegido era de Disney y Múltiple, de Universal, dos compañías rivales. “Quizás sea la única vez en la historia en que se han puesto de acuerdo”, bromeaba. “No creo que esto vuelva a suceder. Pero, por si acaso les pregunté ¿Si hacemos una secuela estaríais dispuestos a compartirla? Y me dijeron que sí”.

-Un psiquiátrico real. La película fue rodada en un hospital mental auténtico, situado en la localidad de Allentown, en Pensilvania, que lleva cerrado varios años.

-Las habitaciones a medida. Cada uno de los personajes tiene una habitación en el psiquiátrico adecuada a sus peculiaridades. Kevin es vigilado por unas luces que se encienden y le hacen cambiar de personalidad; David, que teme al agua, tiene un sistema de duchas, mientras que Mr. Glass se encuentra en una estancia acolchada para que no se rompa los huesos.

Cada uno de los personajes tiene una habitación a medida y un color seleccionado.

-Los colores de los personajes. El director asegura que identificaba a cada uno de los personajes con unos colores. Para David Dunn escogió el verde porque psicológicamente representa propiedades que otorgan la vida; la Bestia es ocre y mostaza, que son asociados a religiones como el budismo o el hinduismo y para Mr. Glass, el púrpura, que se relaciona con la realeza y las cualidades majestuosas.

-El nombre. El filme sigue la norma habitual de los nombres de los cómics, a modo de aliteración como Peter Parker o Bruce Banner. De ahí que Willis se llame David Dunn o el villano, Kevin Crumb.

-El calvo McAvoy. El actor debió afeitarse la cabeza para un personaje por tercera vez en su carrera. La primera fue para convertirse en el profesor Xavier en X-Men: Apocalipsis; la segunda para Múltiple y ahora repite como Kevin y vuelve a quedarse sin un pelo capilar.

-La personalidad de una amiga. James McAvoy asegura que, para una de las personalidades que interpreta, se inspiró en su amiga, la actriz Saoirse Ronan, con la que coincidió en Expiación.

-Unas personalidades muy diferenciadas. El director y McAvoy decidieron crear uno a uno una veintena de personajes que fueran las distintas personalidades que adopta. Cada una de ellas tenía una voz y un acento diferente. Incluso en una de ellas chapurrea el castellano…

Shyamalan y McAvoy crearon, una a una, las múltiples personalidades del personaje.

-Demasiada duración. El cineasta asegura que la primera versión del filme duraba tres horas y media y cuando tuvo que acortarla debió eliminar tres de las 23 personalidades del personaje múltiple.

-Peleando bajo la lluvia. En una de las secuencias, McAvoy debía mantener una pelea bajo la lluvia con el torso desnudo y reconoce que al principio parecía divertido pero que después de varias horas de rodaje parecía “una gallina mojada a punto de congelarse y tenía los pezones más duros que una piedra”.

Woodard (derecha) interpreta a la madre de Jackson, pero es cinco años más joven que él.

-La madre y el hijo, casi 20 años después. No solo Willis y Jackson repitieron personaje 19 años más tarde. También Charlayne Woodard (la madre de Mr. Glass) y Spencer Treat Clark (el hijo de David Dunn) se apuntaron a la continuación.

-Una madre imposible. Por cierto que, Woodard, que interpreta a la madre de Mr. Glass tiene 65 años. Pero es que Samuel L. Jackson, su hijo en la ficción es mayor que ella… tiene ¡70!

-Un alfiler personalizado. El responsable de vestuario, el español Paco Delgado, sugirió a Jackson que se pusiera un pañuelo y un alfiler, pero no le acababa de gustar y le pidió que tuviera las iniciales de Mr. Glass: MG. Finalmente, añadieron las letras pero con toques dorados.

El alfiler con las iniciales fue una idea de última hora.

-Improvisando. El director es también guionista y hace que los actores sigan al pie de la letra los diálogos, pero asegura que igualmente les dio la posibilidad de improvisar y algunas de esas escenas se quedaron en el montaje final.

-Las escenas eliminadas. Shymalan utilizó algunas escenas de El protegido que se habían quedado en la sala de montaje y las incorporó como recuerdos en Glass (Cristal).

-M. Night, actor. Como es habitual, el director hace una aparición como el cliente de una tienda de tecnología.

-¿Sorpresa en los créditos finales? En algunas cintas de Shyamalan (Múltiple, por ejemplo), hay algún tipo de secuencia adicional en los títulos de crédito. En esta ocasión, no. La noticia es que no hay noticia...