Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

Yorgos Lanthimos: "Las mujeres tienen derecho a ser gente terrible"

El director griego estrena 'La favorita', primera de sus películas que no parte de un guion propio, pero dotada de su misma mirada misántropa

Nando Salvà

Yorgos Lanthimos, fotografiado en Nueva York en noviembre pasado

Yorgos Lanthimos, fotografiado en Nueva York en noviembre pasado / GETTY IMAGES / GARY GERSHOFF

La negrísima sátira 'La favorita' es la primera de sus películas que no parte de un guion escrito por él mismo. Pero, ojo, nadie lo diría. En ella, mientras viaja al siglo XVIII para contemplar el convulso reinado de Ana de Gran Bretaña, el griego ofrece la misma mirada irresistiblemente misántropa que en obras previas como 'Canino' (2009), 'Langosta' (2015) o 'El sacrificio de un ciervo sagrado' (2017). Sea como sea, y en parte por la presencia en el reparto de actrices como Emma Stone y Rachel Weisz, es su película más cercana al 'mainstream'. Tras su exitoso paso por festivales como Venecia y Toronto, está en cabeza de pelotón en la carrera hacia los Oscar.

Hay quien dice que 'La favorita' es su película más accesible. ¿Está de acuerdo?
Eso espero, porque ha sido muchísimo más cara que ninguna de mis películas anteriores, y estaría bien que quienes la han pagado puedan recuperar su dinero. Pero no la hice para acceder a más gente. Sé decir algo así puede sonar mal, pero nunca pienso en el público. Hacerlo impediría que mi cine fuera honesto.

Cuando uno piensa en una película ambientada en la realeza británica del siglo XVIII, lo normal es imaginar algo muy distinto de 'La favorita'. ¿En qué medida tuvo eso en cuenta al hacerla?
Digamos que me aburre ese cine de época que es acartonado, y en el que el punto de vista es siempre masculino. Descubrí que en las pinturas de aquella época las mujeres son retratadas con sencillez y naturalidad, y los hombres aparecen grotescamente emperifollados, con pelucas gigantescas y kilos de maquillaje. Me gustó mucho esa contradicción, y me pareció que podía ilustrar a la perfección un mundo como el de la película, en el que las mujeres son fuertes y los hombres son inútiles.

Estrenos de la semana. Tráiler de ’La Favorita ’ (2019)

¿La definiría como una película feminista?
Creo que cualquier película que pretenda hacer justicia a las mujeres, especialmente si la dirige un hombre, debe retratarlas como seres humanos; demostrar que hay todo tipo de mujeres del mismo modo que hay todo tipo de hombres, y que los personajes femeninos tienen derecho a ser gente terrible. Y creo que 'La favorita' hace eso.

Si tuviera que conectar 'La favorita' con su cine previo, ¿cómo lo haría?
Buena parte de mis películas hablan de relaciones de poder. Son un asunto que me interesa porque, en realidad, todas las relaciones humanas son juegos de equilibrio de poderes. Y lo que me fascina es que, cuando una solo persona ostenta muchísimo poder, el destino de miles de personas puede llegar a depender de una crisis de ansiedad o de un dolor de piernas.

Otro rasgo común a todas sus películas es el pesimismo…
No me apetece contar historias sobre gente a la que la vida le va de maravilla. ¿Qué sentido tendría? Lo feo es más interesante que lo hermoso, al menos porque hace pensar al público. Como espectador, me gustan las películas que me hacen dudar sobre qué postura moral o emocional debo tomar, o cuestionarme si lo que siento es apropiado.

De su cine se dice que es extraño, surrealista, perturbador… ¿De dónde diría que proviene su mirada?
Yo empecé en publicidad en una época en la que hacer cine en Grecia era casi imposible, porque no había industria. Sigue sin haberla, en realidad. Nunca sentí la ambición de triunfar como cineasta, porque eso no era una opción. Por eso, cuando por fin logré reunir un poco de dinero y a unos amigos para hacer mi primera película, nos sentimos libres para romper todas las reglas.

Cuando rodó 'Canino' (2009), ¿se imaginaba que solo 10 años después estaría trabajando con estrellas de Hollywood?
No imaginaba nada de lo que me ha pasado. Cuando empecé a hacer películas daba por hecho que nadie las vería. Y de repente Canino recorrió el mundo ganando premios, y yo me preguntaba: “¿Cómo es posible que les guste una película así? ¿Cuál es su problema?”.

Cada una de sus películas ha sido más grande que la anterior. Si ahora lo llaman para rodar un 'blockbuster', ¿aceptará?
No lo harán. No creo que ningún productor de Hollywood vea 'Langosta' y luego piense, “hay que contratar a este tal Lanthimos para nuestra propia película de superhéroes”. Y, por otra parte, no me interesa demasiado. Necesito tener la última palabra en todas las películas que haga. Quiero responder solo ante mis propios errores.