Ir a contenido

ENTREVISTA

M. Night Shyamalan: "Nunca más rodaré una secuela"

El director de 'El sexto sentido' regresa con 'Glass (Cristal)', con la que cierra la trilogía de 'El protegido' y 'Múltiple'

Nando Salvà

M. Night Shyamalan, en la premier de Glass, en Londres. 

M. Night Shyamalan, en la premier de Glass, en Londres.  / STILLMOVING.NET / JAMES GILLHAM

Exactamente 20 años después de estrenar la película que le valió calificativos como "El Nuevo Spielberg", 'El sexto sentido' (1999), ahora presenta al mundo la que podría confirmar de forma definitiva su resurgir creativo, 'Glass (Cristal)'. De ella y el universo cinematográfico al que pertenece, y de altibajos profesionales, y de la importancia de creer en superhéroes tuvimos ocasión de hablar durante nuestro reciente encuentro con el director.

Cuando rodó 'El protegido' (2000), ¿ya sabía que iba a ser la primera entrega de una trilogía?
No exactamente. Inicialmente pensé en explicar toda la historia en una sola película, pero me di cuenta de que, si quería retratar adecuadamente al héroe David Dunn (Bruce Willis) y desarrollar su relación antagónica con el villano Elijah Price (Samuel L. Jackson), la subtrama protagonizada por Kevin simplemente no cabía. Me habría salido una película de cinco horas y sus resultados en taquilla habrían sido aún peor de lo que fueron. Además, comprendí que en términos de estructura narrativa no funcionaría. 

¿Y por qué tardó 16 años en rodar 'Múltiple' (2016), la segunda entrega?
Porque tras 'El protegid'o no me sentía bien a nivel emocional. Me dolió que la gente no la entendiera. Además, rodar una secuela me parecía ir a lo fácil. A mí me gusta arriesgarme siempre, y pelear siempre. Tal vez sea porque me preocupa mantenerme puro, o igual es que soy un masoquista. En todo caso, las secuelas no casan con esa mentalidad.

Pero 'Glass' es una secuela. 
Sí, es la única secuela pura y dura que he hecho jamás, y no haré ninguna más en toda mi carrera. Como digo, lo que me gusta probar cosas nuevas y ver si conectan con la audiencia.

Cuando estrenó 'Múltiple', inicialmente no desveló que pertenecía al mismo universo que 'El protegido', a pesar de que hacerlo le habría dado más publicidad. ¿Por qué?
Si lo hubiera hecho, todo el mundo habría ido al cine esperando ver 'El protegido 2', y confiando en que, tarde o temprano, Bruce Willis y Sam Jackson aparecerían en pantalla. Nadie se habría fijado en su calidad individual. 

"Si la película no funciona, perderé mi casa. Mi familia y yo tendremos que dormir en el sofá de algún fan"

Cuando rodó 'Múltiple' invirtió todo su dinero en ella, y ha vuelto a hacer lo mismo con 'Glass'. ¿Cómo van los nervios?
Fatal. Espero que en unos días podré respirar tranquilo y dormir por las noches. Si la película no funciona en taquilla, perderé mi casa. Mi familia y yo tendremos que dormir en el sofá de algún fan.

¿Realmente había necesidad de arriesgarse tanto?
Dar saltos mortales sin red es muy inspirador. Cuando no te puedes permitir el lujo de fallar, te esmeras por no dejar ningún detalle al azar y por alcanzar la perfección. Además, jugarte tu propio dinero te hace usarlo de forma responsable, y darte cuenta de que gastarse dinero de más en una película casi nunca significa mejorarla. Y, por último, cuando aceptas que unos señores con traje te presten dinero tienes el deber moral de escuchar sus opiniones. 

'Glass' medita sobre lo importante que es creer en uno mismo y no dejarse vencer por las fuerzas externas que tratan de limitarnos y corrompernos. ¿En qué medida se inspira esa reflexión en su propia experiencia en el mundo del cine?
Sí, está basada en la necesidad que he tenido de crecerme ante la adversidad y en creer en mí mismo cuando ni los críticos ni los estudios lo hacían. Aunque, por otra parte, todos nosotros hemos dudado de nuestra propia valía alguna vez, ¿no es cierto? 

"Las películas de superhéroes son populares porque son historias de gente ordinaria como nosotros que se vuelve extraordinaria, y nos gusta creer que eso mismo nos podría pasar a nosotros"

¿Cómo recuerda los años de crisis profesional?
Con películas como 'El incidente' o 'After Earth' yo buscaba cosas nuevas, quería poner a prueba mi musculatura narrativa y ver si al hacerlo era capaz de mejorar como cineasta. Y lo cierto es que aprendí mucho. Aprendí que lo que realmente me interesa como director es hacer el tipo de películas que me hacen disfrutar, y por las que estoy dispuesto a derramar sudor y sangre. Igual hay un tipo de cine que yo no soy capaz de hacer. No es tan grave.

Señor Shyamalan, ¿por qué cree que las películas de superhéroes son tan populares en la actualidad?
Porque son historias de gente ordinaria como nosotros que se vuelve extraordinaria, y nos gusta creer que eso mismo nos podría pasar a nosotros. Y supongo que el mundo en el que vivimos invita tan poco al optimismo que necesitamos creer cada vez más en esas cosas. 

Pero, ¿no cree que se hacen demasiadas?
No lo creo. La gente va al cine para escapar de su existencia cotidiana y dejar de pensar un rato en las facturas que faltan por pagar. Y las películas de superhéroes les dan eso. Y, al fin y al cabo, son lo que mantiene el negocio de Hollywood en pie.