Ir a contenido

FIGURA CLAVE DE LA EDICIÓN EN ESPAÑA

El editor Claudio López Lamadrid muere a los 59 años

El reconocido director editorial de Penguin Random House ha sufrido un infarto cerebral

Claudio López Lamadrid, en su despacho. 

Claudio López Lamadrid, en su despacho.  / JOAN CORTADELLAS

Los libros, a los que ha dedicado toda su trayectoria profesional, desbordaban en inacabables pilas su despacho. El editor Claudio López Lamadrid, director editorial de Literatura Random House y una de las figuras más reconocidas del mundo editorial en España, ha fallecido este viernes de un infarto cerebral a los 59 años, según han confirmado a este diario fuentes del grupo Penguin Random House

Nacido en Barcelona en 1960, era hijo del tercer marqués de Lamadrid y descendiente del marqués de Comillas, y sobrino del también editor Antonio López Lamadrid, fallecido en el 2009, que codirigió Tusquets junto con su esposa Beatriz de Moura desde 1976.

Inició su carrera en unas prácticas en París con Christian Bourgois. Empezó desde abajo, trabajando durante una década en Tusquets, donde incluso ayudó transportando libros en el traslado de la sede de la editorial desde la avenida del Hospital Militar a la calle de Iradier. Luego formó parte de la iniciativa que puso en marcha la creación y desarrollo del sello Galaxia Gutenberg de Círculo de Lectores. En aquella época también había trabajado como periodista y traductor. Se licenció en Derecho por la Universidad de Barcelona. 

Hombre fuerte en Latinoamérica

En 1997 López Lamadrid fue nombrado director literario de Grijalbo, con Gonzalo Pontón. Luego seguiría con Grijalbo cuando esta pasó a formar parte del grupo Mondadori, después Mondadori Random House y hoy Penquin Random House. Desde entonces ha sido responsable del área más literaria del grupo. 

Actualmente, además de dirigir los sellos Literatura Random House, Reservoir Books y Caballo de Troya, desarrollaba estrategias de contenidos globales y coordinaba las contrataciones del grupo siendo uno de los hombres fuertes de la estrategia editorial en Latinoamérica. Se encargaba también del área de servicios al autor, al que prestaba infinita atención, y de la difusión y presencia de autores en ferias, giras, congresos y promociones internacionales. 

Entre sus muchos autores figuraban Philip Roth, Javier Cercas, César Aira, Patricio Pron y los ganadores del Premio Nobel Amos Oz, Gabriel García Márquez, Orham Pamuk y J. M. Coetzee. Fue una figura clave en el desembarco en España de la gran generación de autores estadounidenses que eclosionó en la década de 1990, los Michael Chabon, Chuck Palahniuk, Jonathan Lethem y David Foster Wallace, este último punta de lanza de una quinta que López Lamadrid olió como un magnífico sabueso editorial. La autora francesa Virginie Despentes, de la que publicó la trilogía 'Vernon Subutex', fue uno de sus últimos éxitos editoriales. 

López Lamadrid, que hace cinco años inició una relación con la exministra socialista Ángeles González Sinde, tenía dos hijos, Jacobo, que tuvo con su primera mujer, Miriam Tey, y Jimena, fruto de una relación que mantuvo con Elsa Serra, propietaria del restaurante barcelonés El Salero, en el Born. 

Un día antes del fulminante infarto cerebral López Lamadrid tuiteó: "Hoy cumple años mi poeta vivo favorito: Raúl Zurita. El poeta del amor al cielo, al mar infinito, los desiertos de Chile y los acantilados. Del amor las todas las criaturas". Ha muerto el gran editor con las botas literarias puestas.   

Se quedó sin conocer a Roth y a Cormack McCarthy, otro de los gigantes a los que editó. Por el contrario el temible James Ellroy, «el autor más profesional» con el que se cruzó, le regaló una botella de Johnny Walker en agradecimiento. Eso no puede decirlo cualquiera.