Ir a contenido

OFICIO PERDIDO

El padre de Bayona decora los Verdi con un mural cinematográfico de vieja escuela

Juan Antonio García inauguró su obra durante el Dia de Portes Obertes de los cines

Juan Manule Freire

El director J. A. Bayona; su madre, Piedad Bayona; y su padre, Juan Antonio García, ante el mural pintado por el último en los cines Verdi, de Barcelona.

El director J. A. Bayona; su madre, Piedad Bayona; y su padre, Juan Antonio García, ante el mural pintado por el último en los cines Verdi, de Barcelona. / FERRAN NADEU

Los Cines Verdi vivieron el jueves su noche de mayor colapso humano en, quizá, toda su historia. Era el clímax de su Dia de Portes Obertes, una jornada organizada para celebrar la finalización de la primera fase de reformas en sus instalaciones, que ha traído sonido 7.1 a las nueve salas o una pantalla 4K al Verdi Park. Durante este día, desde las 11.30 h. hasta la noche, los espectadores pudieron disfrutar de las películas programadas al precio popular de un euro.   

En particular, el descansillo de las salas 4 y 5, en la primera planta, parecía el camarote de los hermanos Marx. Era un superpoblado cruce de caminos donde confluían los espectadores que hacían cola para 'Roma' ("qué ratillas somos todos, la han tenido que poner a un euro", se oyó decir a alguien) y los invitados y periodistas convocados a la inauguración del mural que desde ahora decorará el primer piso: una gran obra de Juan Antonio García, padre del cineasta J. A. Bayona y cartelista de cine durante los años 80.

A la llamada acudió su familia, incluyendo a J. A., que además fue para trabajar: está rodando desde hace un año material para una película sobre su padre. También la alcaldesa Ada Colau y la 'consellera' de Cultura, Laura Borràs; la directora Isabel Coixet, o el director del festival de Sitges, Àngel Sala.

El mural reúne figuras populares de la historia del cine, iconos prensados en la memoria colectiva, en un marco conceptual bastante goyesco: se puede leer el famoso "El sueño de la razón produce monstruos", y en el extremo izquierdo aparecen un puñado de figuras como sacadas de 'El aquelarre', observadas por el propio pintor, o mejor, por el Francisco Rabal de 'Goya en Burdeos'.

La colección de iconos fílmicos incluye a Steve McQueen brincando en la Triumph TR6 Trophy de 'La gran evasión'; Uma Thurman en el póster de 'Pulp Fiction'; el dictador de Tomania acariciando su globo terráqueo ('El gran dictador', por cierto, se podrá ver en los Verdi en el tercer BCN Film Fest); los humanos primitivos del póster de 'En busca del fuego'; el traficante de esclavos reformado al que encarnaba De Niro en 'La misión', y, finalmente, el árbol monstruoso de 'Un monstruo viene a verme', de J. A. Bayona.

Le preguntamos a Juan Antonio García si esa es su película favorita de Juan Antonio Jr. O si escoger una entre sus cuatro películas sería como escoger entre sus cuatro hijos. "Me gustan todas", afirma. "Por el temple que tiene de hacer cine como artesanía", precisa. "Yo de sus películas no me quedo con el espectáculo, sino los pequeños momentos, como cuando el niño de 'Un monstruo viene a verme' está aburrido y triste y acaricia la cerámica. O en 'Jurassic World: el reino caído', cuando el dinosaurio toca a la ventana de la habitación donde duerme la niña. Yo creo que son esos momentos los que llegan a la gente".

"Toda mi vida he sido pintor industrial", nos explica Juan Antonio Sr. "Cuando Franco murió, todos los capitales se fueron y me encontré en la cuerda floja. Un amigo me dijo si quería trabajar en un taller donde se hacían carteles, y pasé allí cinco años, haciendo sobre todo piezas para los Balañá". De sus trabajos, recuerda con especial cariño los carteles de 'El coloso en llamas' o algunos títulos de la saga 'Superman'.

En casa, recuerda, se respiraba mucho arte: "Yo he sido un cinéfilo toda mi vida. De eso y de la literatura. Todos mis hijos se quedaron enamorados del cine. Bueno, uno en particular. Nos está sorprendiendo a todos. ¡Llevamos diez años de vorágine, pero aún no nos deja de sorprender! Después de situarse el tercero en la taquilla mundial del 2018, poco más le queda por hacer". De entrada, una película sobre usted, ¿no? "Sí, pero no puedo contar mucho sobre ella", avisa. "Jota es un tío muy reservado. Ni yo mismo he visto una sola imagen y lleva filmándome un año".