Ir a contenido

CITA LITERARIA

BCNegra se revela portuaria y trae a Banville, Peace, Khadra y Slimani

El festival de novela negra de Barcelona, comisariado por Carlos Zanón, reunirá a un centenar de escritores y reivindicará a Chester Himes y los bolsilibros

El encuentro, con el puerto como eje temático, ofrecerá más de 40 actividades entre el 24 de enero y el 3 de febrero

Anna Abella

Carlos Zanón (derecha), comisario de BCNegra, y Joan Subirats, comisionado de Cutura del Ayuntamiento de Barcelona, en el puerto de Barcelona, este jueves.

Carlos Zanón (derecha), comisario de BCNegra, y Joan Subirats, comisionado de Cutura del Ayuntamiento de Barcelona, en el puerto de Barcelona, este jueves. / JOAN CORTADELLAS

Insiste Carlos Zanón en que “la novela negra no es un gueto”. Y lo vuelve a demostrar por segundo año consecutivo como comisario del festival BCNegra, desplegando por la ciudad, del 24 de enero al 3 de febrero próximos, una programación transversal y cómplice con el teatro, la música, el cine, la poesía, el cómic, la fotografía y la literatura más allá de lo policiaco. Más de 40 actividades y un centenar de autores, entre ellos David PeaceJohn BanvilleYasmina KhadraLeila Slimani y Ken Bugul atracarán en este “Puerto Apache”, que será la imagen de esta 14ª edición, con el puerto de Barcelona como eje temático, cual icono, según Zanón,  de “lugar al margen de las leyes del resto del territorio, con sus propias normas, abierto al mestizaje, espacio de huidas, esperanzas y despedidas y adonde, aunque haya dictaduras, siempre llegan ideas de libertad que muestran que otro mundo es posible”.  

Una terminal del puerto de Barcelona ha servido para la ocasión como escenario de la presentación del programa. Zanón, junto al comisionado de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Subirats, ha evocado imágenes ‘negras’ de otras ciudades portuarias, reales como la Baltimore de la serie ‘The Wire’, Marsella o Argel, o imaginarias, que bautizarán las distintas mesas redondas de la cita.  

Un centenar de autores

En una edición que espera repetir o aumentar los asistentes del 2018 (8.400), con un presupuesto de 170.000 euros (8.000 más que el año pasado), participarán también escritores como Ferran Torrent, Toni HillAntonella Lattanzi, Núria Cadenes, Nacho Carretero, Charles Cumming, Bernard Minier, Jordi de Manuel, Rosa Montero, Núria Queraltó, Florencia Etcheves, Andreu Martín, Carlos Quílez o Claudia Piñeiro, la autora argentina de obras como ‘Betibú’, galardonada con el Premio Carvalho de este año. 

No podía faltar en BCNegra el homenaje a quien fue su alma máter durante doce años, Paco Camarasa, el desaparecido librero de la Negra y Criminal, fallecido el pasado abril. Se materializará de varias formas: con una mesa redonda con colegas recomendando libros; con la edición del libro ‘Palabra de librero’, que reúne todos los discursos que dedicó, una edición tras otra, a cada galardonado con el Carvalho; y con la donación, por parte de su compañera, Montse Clavé, de su legado a la Biblioteca de Montbau (el fondo bibliográfico) y al Archivo del distrito de Ciutat Vella (el fondo documental).

Mesas redondas

Las múltiples mesas redondas y charlas debatirán sobre temas como la tendencia del ‘true crime’, narcotráfico (con periodistas como Nacho Carretero, autor de ‘Fariña’ o Jerónimo Andreu, autor de ‘El vientre de la roca’), espionaje, la violencia, la venganza, antiguos referentes (como Francisco González Ledesma, o el primer detective, real, de la ciudad, Enric Cazeneuve), el ‘thriller’, la novela negra en Italia, en el continente africano o València, o las series (con la percha de ‘The Wire’).

Golondrinas 'negras'

La Biblioteca Jaume Fuster, Aribau Multicines y la Fundación Navegación Oceánica de Barcelona, serán los escenarios centrales de esta BCNegra (aunque los tentáculos de las actividades paralelas se extenderán por el MNAC, el Ateneu Barcelonès, varias bibliotecas...), a los que se sumarán las tradicionales golondrinas del puerto, a bordo de las cuales habrá, el fin de semana del 26 y 27 de enero, encuentros marítimos entre lectores y autores como Carlos Quílez, Andreu Martín, Màrius Serra, Jordi Basté y Marc Artigau.     

Cine, poesía, música...

La novela negra disparará sus balas también hacia el teatro (con la interpretación de la obra ‘Gregor Samsa’, de David Llorente), la poesía (con el recital ‘Tots estan dormint al turó’, con poemas de Edgar Lee Masters), la música (con una ‘jam session’ de poesía y música y el concierto de Dani Nel·lo y Los Saxofonistas en la Sala Apolo) y el cine. En pantalla grande se verán ‘El mar’, basada en la novela de Banville; ‘Pasado perfecto’, adaptación de una de Leonardo Padura; ‘Recuerda’, de Hichcock, o filmes de John Huston, Fritz Lang y Jacques Tourneur.  

Además, repetirá la “fiesta canalla”, en complicidad con el mundo del cómic, en la Antigua Fàbrica Damm. En ella, sobre un ring de lucha libre las dos históricas editoriales barcelonesas Norma y La Cúpula escenificarán un singular, y amistoso, combate.

Destaca también el comisario la presencia de Otto Penzler, fundador y propietario de una de las primeras librerías de género policíaco, la neoyorquina The Mysterious Bookshop, y coautor de una de las 'biblias' del género, ‘Encyclopedia of Mystery and Detection’.  

Literatura 'pulp'

No faltarán exposiciones. Una rescatará aquella literatura popular que entre los años 50 y 70 producía a destajo historias policiacas, de terror o ciencia ficción que llenaban los quioscos en forma de ‘bolsilibros’, libros de bolsillo de colecciones de la editorial Bruguera como ‘Servicio Secreto’ ‘Punto Rojo’ o ‘La Huella’, con firmas/seudónimos como Silver Kane, Curtis Garland o Lou Carrigan. La arropará la mesa redonda con algunos de ellos, como Rafael Barberán (Ralph Barby) o Francisco Javier Gómez (Lem Ryan).  

Otra muestra, en La Virreina, irá a cargo de alumnos de la escuela Elisava de diseño, siguiendo la huella fotográfica en Instagram de algunos de los 2,5 millones de cruceristas que permanecen en la ciudad una media de 4,3 horas. Quizá no será tan ‘negra’, pero sí portuaria. 

De Salander a Chester Himes e Izzo

La modesta lápida de su tumba, cómo no, era negra. Referente del género a reivindicar, el estadounidense Chester Himes (1909-1984), que en sus obras, negras o no, siempre puso el foco en los temas raciales y vertió dosis de sarcasmo y fatalismo, está enterrado en el cementerio alicantino de Benissa. Cuando murió llevaba desde 1969 años viviendo en la cercana Moraira. Himes, autor de novelas como 'Un ciego con una pistola' o 'El gran sueño dorado', ambas de la serie ambientada en Harlem y protagonizada por los detectives negros Ataúd Johnson y Sepulturero Jones, conoció los ambientes delictivos y del juego estadounidenses y dio con sus huesos en la cárcel por robo a mano armada. Entre rejas empezó a escribir, pero tuvo que exiliarse en París para alcanzar el éxito como escritor 'noir'. «No tiene los lectores que merecería», opina Carlos Zanón. Por ello, el comisario le ha hecho protagonista de una de las novedades del 2018 marca de la casa y que busca profundizar en sendas mesas redondas en un autor (Himes), un libro y un personaje distinto cada año. 


El libro será esta vez 'Total Khéops', del francés Jean-Claude Izzo (1945-2000), primera parte de su trilogía protagonizada por el excéptico policía Favio Montale, en la, cómo no, portuaria y mediterránea Marsella. Sobre ello hablarán François Thomazeau, uno de los nombres del nuevo polar, y los escritores Alfons Cervera y Joan de Segarra, fans de Izzo. En la oscura trama de la serie, donde muere un jefe de la Mafia marsellesa, aparecen temas tan actuales como la xenofobia, la marginación, y la persecución de los inmigrantes magrebís, la corrupción y la amenaza de la extrema derecha.


 Y el personaje, la emblemática Lisbeth Salander, creada por el malogrado autor de la saga Millennium, Stieg Larsson, y perfecta como icono feminista en los tiempos que corren, como mujer que no se deja pisar y que, si lo hacen, devuelve el golpe. 
«Marcó a una amplia tipología de personajes posteriores», apunta el comisario. En el encuentro, las autoras Maribel Medina, que ha alumbrado a la forense Laura Therraux, y Raquel Gámez y el padre, literario, de María Médem, Pere Cervantes.