Ir a contenido

75 ANIVERSARIO

Guillermo Martínez gana el Nadal con una fantasía sobre la Alicia de Carroll

El dramaturgo Marc Artigau se alza con el Pla gracias a su novela 'La vigília'

Elena Hevia

El argentino Guillermo Martínez gana el Premio Nadal con ’Los crímenes de Alicia’. En la foto, junto a Marc Artigau, ganador del Premio Josep Pla. / ANDREU DALMAU (EFE / VÍDEO: EFE)

Dos escritores en pos de un misterio. El primero, que se ha hecho con el Premio Nadal, es argentino y su nombre quizá no diga nada a muchos, así que junto a Guillermo Martínez (Bahia Blanca, Argentina, 1962) hay que añadir que es el autor de ‘Los crímenes de Oxford’, la novela que Álex de la Iglesia llevó al cine. En esta ocasión se trata de ‘Los crímenes de Alicia’, título que ya marca la intención de situarse en el mismo terreno que su gran éxito.

El otro ganador, el del Josep Pla, es Marc Artigau (Barcelona, 1984) que aunque con una mayor dedicación al teatro, parece haber encontrado un camino como narrador en los últimos años escribiendo novelas negras a cuatro manos con Jordi Basté, con quien ha trabajado en RAC-1. Con ‘La vigília’ se desmarca de ese género.

Esta edición celebra también el 75 aniversario del que es el galardón más antiguo de España. El Nadal se creó en 1944 y sorprendentemente para aquellas fechas de Sección Femenina y postulados de Vox, se inauguró con una mujer en el podio, Carmen Laforet, descubrimiento absoluto a los 23 años, con una gran novela barcelonesa, ‘Nada’. Por esa razón, una de las hijas de Laforet, Cristina Cerezales, ha afirmado en la gala que desde 1957 se celebra en el Hotel Ritz, actual Palace, que la victoria de su madre sirvió a otras escritoras "con vocación y talento a decidirse a escribir y publicar".  Y en ese recuerdo estaban naturalmente Carmen Martín Gaite y Ana María Matute, que también se hicieron con el Nadal. 

‘Los crímenes de Alicia’ son, claro está, los de la Alicia más famosa de la literatura, la de Lewis Carroll y sus peripecias enloquecidas en el país de las maravillas. Y el libro supone una continuación de los misterios matemáticos de la novela anterior (atención, la película redujo a la nada todas las referencias e ingeniosas reflexiones científicas de ‘Los crímenes de Oxford’, el libro). Así que, tomando un camino similar a las intrigas librescas de Umberto Eco -su referente más claro- ‘Los crímenes de Alicia’ recuerda sobre todo que Lewis Carroll antes que novelista fue un destacado profesor de lógica matemática en Oxford, donde vuelve a transcurrir esta nueva novela. También aquí el profesor Arthur Seldom miembro de la hermandad de Lewis Carroll, y su joven alumno investigarán un caso en el que los desquiciados símbolos carrollianos serán clave para desentrañar los asesinatos. "Mi novela va dirigida a todos aquellos que aman el género policial basado en el enigma y que lleva a este a terrenos filosóficos como lo hizo Borges, Eco o Leo Perutz", anunció Martínez. 

Cambio de rumbo 

Para Marc Artigau, ganador del Pla, recibir un premio no es algo nuevo. Casi todas sus obras teatrales y buena parte de su poesía vienen acompañadas de distinciones. El autor ha cultivado la novela juvenil y el ‘thriller’ junto a Jordi Basté. Hace tan solo unos meses, el pasado septiembre, ambos publicaron la novela ‘Els coloms de la Boqueria’, protagonizada por el detective creado por ambos que, casualmente, se llama también Martínez, Albert Martínez.  Con ‘La vigília’ elige un nuevo camino.  Así, el protagonista de la novela, Raimon, escribe cuentos para la radio –un detalle que Artigau extrae de su propia experiencia-  y vive con su hermano Blai, un chico tanto inestable. Un día recibe la propuesta de ejercer de escribidor de la biografía de una anciana, algo que le llevará a descubrir lo que esconde esa oferta, al parecer nada inocente.

La dotación del Nadal, 18.000 euros, no llega ni de lejos a las cotas económicas del Planeta, el grupo editorial que lo acoge desde 1990, aunque en general, salvo excepciones, el premio suele venir acompañado de una más incuestionable solvencia literaria. En esta ocasión, el jurado ha estado integrado por los escritores Alicia Giménez Bartlett, Care Santos, Lorenzo Silva, Andrés Trapiello y el editor Emili Rosales y las obras presentadas ascienden a un total de 343 originales,  mientras que la dotación del Pla, un premio dirigido a cualquier tipo de prosa, ya sea ficción o no ficción, es de 6.000 euros. El jurado del Pla, Rosa Cabré, Antoni Pladevall, Genís Sinca, ‘Alex Susanna y Glòria Gasch, eligió la obra ganadora por aclamación.

Editorial Destino, que históricamente ha sido la encargada de organizar ambos premios, ha celebrado el 75 aniversario del Nadal recuperando cuatro títulos fundamentales en su historia: ‘Nada’ de Carmen Laforet, ‘La sombra del ciprés’ es alargada de Miguel Delibes, ‘Entre visillos’ de  Carmen Martín Gaite y ‘La soledad era esto’ de Juan José Millás.