Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

'Tiempo después': el regreso del humor corrosivo de José Luis Cuerda

Tres décadas después de 'Amanece que no es poco', el director manchego recupera el espíritu de aquella obra de culto en su nueva película, 'Tiempo después'

Beatriz Martínez

El director albaceteño José Luis Cuerda

El director albaceteño José Luis Cuerda / AGUSTÍN CATALÁN

Hace casi 30 años del estreno de ‘Amanece, que no es poco’ y el culto hacia esa película ha ido creciendo a lo largo de los años creando a su alrededor toda una legión de fans con nombre propio, los amanecistas. Por eso sorprende que, a su director, José Luis Cuerda, le haya costado tanto trabajo levantar su última película, ‘Tiempo después’, que no es otra cosa que una continuación espiritual de su celebrada sátira sociopolítica con toques de surrealismo.

Cuando ya lo daba todo por perdido, el hijo del que fuera su primer productor, Félix Tusell, y Arturo Valls, acompañados de toda una generación de cómicos a quienes ‘Amanece que no es poco’ les había influido de manera fundamental a la hora de configurar su particular forma de entender el humor (desde los miembros de 'Muchachada Nui' a Andreu Buenafuente o Berto Romero) se unieron para sacar adelante un proyecto que parece cerrar un círculo no solo dentro de la carrera del propio Jose Luis Cuerda, sino también para todos sus herederos, que ahora se convierten en protagonistas de una función que tiene la misma fuerza corrosiva del pasado, pero en esta ocasión adaptada a los nuevos tiempos.

“Es una película rara. Por eso ha costado hacerla. En el momento que hay que pensar un poco, la gente se sale de la fila”, cuenta el director con la punzante ironía que siempre le ha caracterizado. “Por eso agradezco tanto a todos los que la han hecho posible, porque sin ellos no lo hubiera conseguido”.

Un fotograma de 'Tiempo después', de José Luis Cuerda.

Muchos dicen que podría ser su última película. Con 71 años el director puede que esté cansado físicamente, pero su lucidez se mantiene intacta. Basta con ver ‘Tiempo después’ para darse cuenta de ello, cómo es capaz de una forma tan divertida y afilada de diseccionar la actualidad política y dar palos a diestro y siniestro a ricos, pobres, parados, desahuciados y privilegiados, reyes y curas, policías y barberos.

Es el año 9177 y solo queda un Edificio Representativo en pie en el que hay una representación de las fuerzas vivas de una nación: un alcalde que no sirve para nada, un monarca lelo y caprichoso, una pareja de la guardia civil y unos pocos comerciantes de cada sector. En las afueras se amontonan en campamentos a la intemperie los parados, hasta que uno día uno de ellos (interpretado por Roberto Álamo) se salta las prohibiciones para vender limonada fuera de su área restringida. Y ahí empieza el caos.

“Es la mejor película que he hecho en mi vida”, continúa el director. ¿Mejor que ‘Amanece que no es poco’? “Sí, porque la incluye de alguna manera. Los materiales vienen de la misma cabecita loca. Ahí está todo”.

"Voy tirando piedras"

José Luis Cuerda está contento con el resultado. No tiene voluntad de molestar a nadie, pero en realidad confiesa que, si alguien se enfada, le da lo mismo. “La gente se puede enfadar si es enfadica”. Reconoce que no ha hecho la película para causar un efecto determinado, sino para exponer al mundo entero las cosas que piensa. Algunas negativas, otras positivas. “Con eso voy tirando piedras”. Y vaya si las tira. Aunque la revolución social que comienza con la limonada recuerda a la del 15M, el director asegura que no tienen nada que ver entre sí, aunque cada cuál puede ver las metáforas que quiera donde quiera. “Claro que tomo cosas de la actualidad política. Me afecta lo que pasa en el país, pero no creas que la manejo como material dramático. No sé si hago películas políticas o no. Hay algunos que dirán que sí, que demasiado. Otros que no, que me quedo corto. Pero yo no soy un político ni un sociólogo. ¿Qué valor puede tener mi discurso ni lo que yo piense de esas cosas? Es relativo”.

El director se muestra especialmente satisfecho con el reparto que ha aglutinado en la película. “Todos los actores están maravillosos, ha sido casi lo mejor de la película, trabajar con ellos. Es muy complejo lo que hacen, solo con saber decir de manera mecánica esos diálogos, ya tiene su mérito”.

Un fotograma de 'Tiempo después', de José Luis Cuerda.

En el pasado Festival de San Sebastián, donde se presentó la película fuera de competición, Joaquín Reyes y Carlos Areces declararon a EL PERIÓDICO que sus mayores referentes durante la adolescencia fueron José Luis Cuerda y los Monty Python y que ambos tenían más en común de lo que pudiera parecer. “Me da rabia porque a ellos les ha ido muy bien. Aunque creo que hacían películas pretendidamente graciosas, chistosas. No quiero decir que yo sea mejor que los Monty Python, somos distintos”.

¿Y por qué cree que ha ejercido tanta influencia en la generación del post-humor español? “Soy muy abundante y suelto mucho material. En términos cuantitativos hay mucho material. Y cuando hay mucho, algo se saca”.