Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Guía de tiendas temáticas originales por si Papá Noel va rezagado

Las Galerías Maldà ofrecen artículos de Harry Potter, 'Juego de tronos', 'Bola de drac' y los populares Funko

Tienen objetos sencillos pero también de coleccionista como la escoba de Potter o la corona de Baratheon

Eduardo de Vicente

Los dependientes van vestidos como los personajes y son auténticos fans.

Los dependientes van vestidos como los personajes y son auténticos fans.

Estos días Papá Noel está hasta arriba de trabajo ultimando las entregas a los niños de todo el mundo y, como consecuencia del exceso laboral, puede que vaya algo rezagado y aún le falte alguna sorpresa para algún pequeño (o adulto). Por eso vamos a recomendarle un lugar donde podrá encontrar objetos muy originales y que hoy, como cada día laborable, estará abierto de 10 a 22 horas. Seguro que no fallará si la persona en cuestión es fan de Harry Potter, Juego de Tronos, Bola de Drac o los muñecos de Funko, pero hay mucho más. Y como hoy es una noche especial, os explicaremos un cuento...

Érase una vez unas galerías barcelonesas que habían vivido tiempos gloriosos. Estaban en el centro de la ciudad, llenas de pequeñas tiendas de todo tipo que funcionaban a las mil maravillas. Pero hubo un día que todo eso acabó. Cambiaron los establecimientos, se convirtieron en tiendas de souvenirs tan monótonas como las que les rodeaban y fueron languideciendo poco a poco. El cine y el teatro que tenían también sufrían las consecuencias. Las Galerías Maldà, que así se llamaban, se encaminaban a un futuro muy negro.

Todo empezó con Harry Potter

Sin embargo, unos jóvenes entusiastas se lanzaron a una aventura imprevisible y decidieron montar allí la primera tienda dedicada exclusivamente a Harry Potter. Abrieron las puertas hace poco más de un año, el 5 de octubre del 2017 y, en ese tiempo, parece que el joven mago haya hecho un conjuro y todo vuelva a cobrar vida. Tal es así que ya hay dos locales dedicados a los chicos de Hogwarts, pero los locales temáticos han ido multiplicándose y el fenómeno tiene toda la pinta de ir a más.

Aspecto de la entrada de la primera tienda dedicada a Harry Potter.

Visitamos el local donde todo empezó. Las paredes están pintadas con los colores de las cuatro casas de Hogwarts y allí encontraremos todo tipo de objetos para poder sentirnos como un alumno más: bufandas, capas, gorros y unas túnicas con un bolsillo interior pero no es uno normal, es de medidas reducidas porque está destinado a guardar la varita mágica. Podremos salir de allí vestidos como auténticos magos o brujas. Hermione y Ron se morirán de envidia... Los escudos de Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw y Slytherin también se convierten en llaveros o etiquetas de maletas y figuran en bolsos o mochilas. Hay chuches como las populares grajeas de colores, unas chocolatinas con sorpresa (al abrirlas encontramos la carta por la cual hemos sido admitidos en la exclusiva escuela), libros, muñecos y unos puzzles en 3D con los que podremos construir el expreso que lleva a Hogwarts, la casa de los Wesley o el autobús nocturno. Y ahora han ampliado la sección con objetos de Animales fantásticos.

La tienda ofrece todo tipo de artículos relacionados con los chicos de Hogwarts.

Todo tipo de varitas y objetos para coleccionistas 

Los más exigentes pueden seguir las huellas de pisadas en el suelo como las del mapa del merodeador para ir directos a la segunda tienda Potter, el Carreró Maldà 2, solo para expertos y coleccionistas. En la entrada pone Makers of magic collection, y múltiples detalles nos recuerdan a la mítica Ollivanders. Aquí ya son palabras mayores ya que ofrecen más de un centenar de varitas diferentes de los distintos magos desde las sencillas con bolígrafo (15 euros) a las más sofisticadas entre los 38 y 40. Una de las más deseadas es la que se esconde dentro del bastón de Lucius Malfoy. Pero también hay un ajedrez con figuras tan originales como la bola de snitch o la copa de los campeones de quiddish. Joyería, bisutería o la mismísima piedra filosofal (113 euros), máscaras de los mortíferos, una maqueta de Hogwarts, la tiara de Rowena, cerveza de mantequilla o la estrella de los regalos, la famosa escoba voladora a tamaño natural en dos modelos diferentes: la Saeta de Fuego (384 euros) o la Nimbus 2001 (365 euros).

Las varitas son uno de los atractivos de la segunda tienda, tiene más de un centenar.

Bebiendo fuego valyrio

Si lo nuestro son las intrigas de Cersei y compañía mejor visitar Thronestore donde hay todo tipo de figuras, cartas, adaptaciones en modo Juego de Tronos del Risk, Monopoly, Cluedo o Trivial, camisetas, tazas, felpudos, jarras, libros, imanes, moldes de tartas y todos ellos con los escudos de las diferentes familias. Entre los objetos que más nos llaman la atención figuran las bebidas de Fuego Valyrio (verde, una especie de absenta que brilla un poco al removerla. Lógicamente, tenía que ser alcohólica y fuerte) y Dracarys (para los más blandos, con sabor a cerezas o frutas del bosque). Igualmente hay un juego de mesa que combina el Hundir la flota de toda la vida con una competición para irse puliendo los chupitos. Hay huevos de dragón, broches para sentirse la Mano del Rey, una bola de nieve con el cuervo de los tres ojos y el más codiciado, la réplica de la corona del rey Baratheon, una copia numerada que sube 615 euros.

El establecimiento dedicado a la serie televisiva 'Juego de tronos'.

Los Funko Pop son aquellas originales figuritas que versionan de forma simpática personajes reales o ficticios. Las encontraremos de Star Wars, Stranger Things, Friends, personajes Disney, Eleven, Pennywise, Hitchcock, Norman Bates (vestido de madre), Carrie, la difunta Laura Palmer, Fortnite, Mary Poppins, el Michael Jackson de Moonwalker o un C3PO navideño. La mayoría en torno a los 17 euros. También hay piezas de coleccionista más caras como un Dumbo Diamond Edition, Mudito, Mr. Bean con el pavo navideño o una edición exclusiva Mickey Mouse llegada desde el Comic Con. Allí hallaremos también otros regalos originales como unos juegos sobre las películas de marionetas de Jim Henson, Dentro del laberinto y Cristal oscurouna tableta de chocolate de Willy Wonka (esconde un billete dorado), los cereales de Super Mario o los snacks que come Shin Chan.

Los simpáticos muñecos Funko en diferentes modelos adaptados a la Navidad.

Y ya que hablamos de dibujos animados orientales, entraremos a ver a Son Goku en la Kamehame donde hay también artículos del Dr. Slump. Casi todo son figuras de sus personajes (de 30 a 180 euros), posters o láminas y un montón de objetos sobre la bola 4 como mochilas, lámparas o un llavero con radar para localizarlas. Otros elementos muy demandados son las cajas con las siete bolas de dragón y las vestimentas como beisboleras o camisetas naranja para sentirse Goku. Estos días también tienen en el pasillo un mercadillo outlet de estas tiendas donde ofrecen productos a precios rebajados.

Los visitantes pueden fotografiarse en la nube Kinton o en la entrada de Kamehame (derecha).

Lugares para hacerse fotografías

Los amantes de los selfies también pueden seguir la ruta que les indicamos: posar junto a la nube Kinton en Kamehame, sentarse en el trono de hierro de Thronestore, o un trono con minions navideños y decorado de La bella y la bestia o junto a la cabecera del expreso Hogwarts (ambos, en los pasillos) o fotografiarse en la habitación de la casa de Harry en Carrerò Maldà 2. Las entradas a las galerías también ofrecen alicientes: en la calle del Pi, una jaula con una lechuza y en Portaferrisa, un Goku de dos metros. Otra curiosidad, en todos los locales, los dependientes van disfrazados: de Jon Snow, Cersei, Goku, alumnos de Hogwarts o con camisetas Funko y, si les haces cualquier pregunta no dudan, son seleccionados por ser tan fans como tú... Y cuenta la leyenda que ahora están pensando en el futuro y sus planes pasan por intentar abrir más locales dedicados a las películas de los 80 y 90, merchandising musical o el sueño de todo hobbit, la del Señor de los anillos y convertir las Maldà en el paraíso de los cosplayers.  ¡Qué bello es ser friki sin complejos! Se merecen acabar siendo felices y comiendo perdices. Y colorín, colorado, este cuento ha terminado. 


   


    

        item
    

    

        

Reino de Juguetes

Lugar: Galerías Maldà (entradas por Pi, 5 y Portaferrisa, 22).

Horarios: laborables de 10 a 22 horas.

Precio: entrada libre.

Más información: galeries-malda.negocio.site