Ir a contenido
Rosalía, fotografiada en Barcelona en el 2017

JULIO CARBO

Los mejores discos nacionales del 2018

La sacudida derivada del disco de Rosalía no eclipsa otros lanzamientos brillantes de un año en que los géneros tradicionales han convivido con nuevas tendencias y fusiones. Del pop metafisico y la cantautoría gótica a la música urbana con ambición narrativa y emocional. Distintas caras de una cosecha fértil, con talentos de nueva planta y cimas de creadores reconocidos. Diez obras de alto calado que merecen una inmersión completa más allá de sus canciones más difundidas.

10. SOLEÁ MORENTE
'Olé lorelei' (El Volcán Música-Sony Music) 

La hija mediana de Enrique Morente, desarrollando su instinto flamenco lejos de las ortodoxias. Más ella misma que en sus alianzas con Los Evangelistas, descubre nuevos territorios acercando el arte jondo a la estética pop, de la soleá con ‘autotune’ de ‘La misa que voy yo’ al electro-disco de ‘Baila conmigo’. Tan místico como refrescante..


9. ZAHARA
'Astronauta' (G.O.Z.Z. Records)

La cantautora de Úbeda expande su lenguaje sonoro y lírico desde sus circunstancias personales (la maternidad) hacia el fresco social con citas al imaginario pop. Obra con doble fondo, que combina las golosinas como ‘Hoy la bestia cena en casa’ y el trazo interiorista, y traza alianzas con Santi Balmes (Love of Lesbian) y Miguel Rivera (Maga).


8. ELS PETS
'Som' (RGB)

Lluís Gavaldà y compañía, en un ejercicio casi de refundación de su identidad pop de la mano de Joan Pons (El Petit de Cal Eril). Hipersensibles y electrizantes, con las guitarras más expresivas de su historia (de Jordi Bastida) en un cancionero con alma, del baladón ‘Ni vull que t’agradi aquesta cançó’ al descarado rock de ‘Llavis nous’.


7. NACHO VEGAS
'Violética' (Marxophone)

El discutido cantautor protesta de ‘Resituación’ (2014) modula el tono y eleva la precisión, inspirado lejanamente por Violeta Parra. Sin renunciar al lenguaje político explícito, te envuelve con su talente poético, sus ríos narrativos y su amplio espectro sonoro, de la canción acústica cristalina a la tensión eléctrica con vestigios noise..


6. LA ESTRELLA DE DAVID
'Consagración' (Sonido Muchacho)

Un señor mayor del ‘indie’, David Rodríguez (Beef, Telefilme, Bach is Dead), entrega por la puerta de atrás un artefacto pop que, aunque concebido como álbum “a la antigua”, atesora ‘hits’ (potenciales, al menos) manejando estribillos certeros y ocurrencias de amplio espectro, con guiños al synth-pop y textos de un corrosivo costumbrismo.


5. YUNG BEEF
'ADROMICFMS 4' (La Vendición Records)

Yung Beef, miembro de Los Santos (antes, PXXR GVNG), abriendo nuevos espacios emocionales en la liturgia del trap. Entre las citas a drogas, sexo y marcas de lujo cobran forma esbozos introspectivos, retratos delirantes de confusión urbana y hasta un elogio a la figura del momento ('Rosalía'). Un desafío para los oídos mayores de 25 años.


4. FERRAN PALAU
'Blanc' (Halley Rocords AD-Popstock)

Mientras la música de su grupo, Anímic, se ha ido haciendo más apocalíptica, la del Palau solista tiende a lo etéreo transmitiendo una arrolladora fuerza interior. ‘Blanc’ fluye a través de tiempos envolventes y arreglos crípticos, y resuena como el eco de tu voz interior en el tránsito hacia el sueño profundo. Pop con poderes hipnóticos.


3. CHRISTINA ROSENVINGE
'Un hombre rubio' (El Segell del Primavera)

A partir de la figura paterna, Rosenvinge diserta en torno a la masculinidad y sus corsés con un cancionero envuelto en una inquietante belleza gótica. Siguiendo el rastro de ‘Lo nuestro’ (2015), hace confluir la extrema sensibilidad con el vestigio postpunk y lleva a su terreno la cultura popular en el atrayente ‘Romance de la plata’..


2. EL PETIT DE CAL ERIL
'△' (Bankrobber)  

Tres epés fundidos en un CD constituyen esta destilación del ‘pop metafísico’ de Joan Pons, con canciones que más allá de cierto envoltorio enigmático encierran melodías y ambientes accesibles, magnéticos e ingrávidos, emotivos y ‘sexy’. Música que hace del sentido de la aventura un juego y que te mete en un irresistible realidad paralela.e.


1. ROSALÍA
'El mal querer' (Sony Music)

Un disco cuyo poder trasciende un ránquing anual. Ahora que se cuestiona la hegemonía musical, Rosalía inventa su propio pop valiéndose de un fondo flamenco minucioso, de una narración que entronca con la actual sensibilidad feminista y de un don para fundir vanguardia y mística jonda sin abdicar de su vocación radicalmente popular.

En torno a su historia de fortalecimiento de la mujer hay capas y capas de señales ricas en significado, con electrónica minimalista, palmas y guitarras, y un elaborado arte vocal con vistas a un inédito jondo gregoriano. Solo queda aguardar al directo para que ‘El mal querer’ pueda consumar su carácter de obra total.


La lista de mejores discos internacionales del año ha sido elaborada con las votaciones de Jordi Bianciotto, Quim Casas, Ignasi Fortuny, Juan Manuel Freire, Julián García, Roger Roca y Rafael Tapounet


Temas: Música