Ir a contenido

CRÍTICA DE CINE

'Spider-Man: Un nuevo universo', el hombre-araña total

Resulta casi un alivio sentarse frente a una película tan formalmente inventiva, tan irreverente y tan graciosa, que a la vez tiene más capacidad conmovedora que la mayoría de ficciones de superhéroes de acción real

Nando Salvà

Estrenos de la semana. Tráiler de Spider-man, un nuevo universo (2018)

item

Most beautiful island ★★★★

Dirección: Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman

Título original:  'Spider-Man: Into the Spider-verse

País: Estados Unidos

Duración: 117 minutos

Año: 2018

Género: Acción

Estreno: 21 de diciembre del 2018

Por si no habíamos tenido suficientes versiones de Spider-Man en los últimos años, 'Un nuevo universo' incluye nada menos que siete encarnaciones distintas del personaje, entre ellas un cerdo parlante. Pero lo que la convierte en la película definitiva sobre el hombre-araña son otros motivos: por un lado, que es la que más claramente explora la filosofía moral del personaje, sus facultades arácnidas y su vis cómica -Phil Lord y Chris Miller, que aquí ejercen de productores, han hecho del humor referencial su sello de identidad-; por otro, porque traslada el lenguaje visual de los cómics a la pantalla mejor que ninguna otra película desde 'Hulk' (2003).

Es cierto que por momentos la película aqueja cierta sobrecarga visual; en su tramo final, en concreto, la maraña de formas, colores y movimientos impide entender qué pasa en pantalla. En cualquier caso, después de todos esos relatos de Marvel prácticamente idénticos en términos de tono, espectáculo y calidad, resulta casi un alivio sentarse frente a una película tan formalmente inventiva, tan irreverente y tan graciosa, que a la vez tiene más capacidad conmovedora que la mayoría de ficciones de superhéroes de acción real, y que logra redefinir los contornos del perfil mismo del superhéroe: en 'Un nuevo universo' todos pueden ser Spider-Man; es una identidad accesible para cualquiera. Incluso para un cerdo parlante.