Ir a contenido

FIN DE ETAPA

Pau Donés: "Genero curiosidad científica: debería estar muerto"

El artista, que lucha contra el cáncer desde el 2015, ofrece dos conciertos solidarios rodeado de amigos en Luz de Gas

El músico aparca Jarabe de Palo por un tiempo y se despide del público el próximo día 22 en Tarraco Arena

Marta Cervera

Pau Donés, en Barcelona, el día antes del primero de sus dos conciertos en Luz de Gas.

Pau Donés, en Barcelona, el día antes del primero de sus dos conciertos en Luz de Gas. / ELISENDA PONS

Se acerca el día en el que Pau Donés debe cumplir su promesa: parar y alejarse de los escenarios para descubrir otras cosas y aparcar el ritmo de vida de estos últimos 20 años. El miércoles y el jueves ofrece dos conciertos solidarios en Luz de Gas con todo el papel agotado junto a artistas como Luz Casal, Manolo García, la María de Chambao, el Rulo, Rosana, Keko Silvestre Antonio Orozco, entre otros. Y el próximo día 22 se despedirá de Jarabe de Palo con un concierto en la antigua plaza de toros de Tarragona.

"En los dos conciertos de Luz de Gas cantaré piezas muy conocidas de otros artistas y amigosaunque Dani Martín ha insistido tanto en cantar una de las mías que haré una excepción con él", explica este músico hiperactivo, creador de éxitos como 'La flaca''Bonito' y 'Depende'. Ni siquiera paró cuando en agosto del 2015 le detectaron un cáncer. Ha aprendido a convivir con sus operaciones y sesiones de quimioterapia, que ha ido alternando desde entonces con sus conciertos, la mayoría en el extranjero. "Mi caso genera curiosidad científica. Soy un enfermo raro. Debería estar muerto porque tengo un oncogén muy activo. Ya llevo tres operaciones aunque nunca se ha reproducido en el mismo lugar". 

Nada ha sido normal en la vida de Pau Donés desde que descubrió que tenía dentro un ‘cangrejo’, como él llama a la enfermedad con la que ha tenido que aprender a convivir. Cuando saltó la noticia no tuvo inconveniente en mostrar los efectos causados por el cáncer en su cuerpo en un reportaje para El Domincial de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA donde se desnudó por fuera y por dentro.

Uno diría que la proximidad de la muerte le ha hecho vivir todo con mayor intensidad. No ha parado en estos últimos años, a tope de bolos. En el 2017 lanzaba un disco doble a piano y voz donde repasaba los 20 años de su carrera y un libro autobiográfico, ambos con idéntico nombre: '50 Palos'. Recientemente ha editado un nuevo disco donde canta con la Filarmónica de Costa Rica y el libro '100 canciones (Jarabe de Palo)' donde reúne todas las letras de su carrera.

A beneficio del Hospital Vall d'Hebrón

Luz de Gas fue la primera sala donde actuó tras dar a conocer su enfermedad y en ella se recogieron 90.000 euros para el Instituto de Oncología donde trabajan los médicos del Hospital del Vall d'Hebrón que le tratan e investigan el BRAF, ese oncogén que se detecta solo en un bajo porcentaje de casos de cáncer. Como entonces, los beneficios de los conciertos de esta semana se destinarán al mismo lugar.

Quien quiera ver a Donés y su grupo en acción antes del parón anunciado puede acudir al último concierto que tiene previsto en Tarraco Arena (Tarragona, 22 de ciciembre). "Será una fiesta a tope que daremos con la banda para despedirnos del público por un tiempo". Tiene muchas ganas de darlo todo ese día pero también quiere parar y disfrutar de la vida de otra manera. "Voy a seguir componiendo y grabaré cuando me apetezca pero sin tener la obligación de ir tocar a ningún lado", confiesa este joven cincuentón -tiene 52- que se ha aficionado al surf. Encima de la tabla uno piensa que la mejor ola está por venir. "Pasa igual en la música: la mejor canción está siempre por venir".

Aunque algunos dicen que se irá a vivir al extranjero, él insiste en que lo mejor de esta nueva etapa será no tener rumbo fijo. "No tengo planes ni quiero tenerlos. Prefiero improvisar".

Siempre le ha gustado la libertad, esa sensación que tiene cuando coge una guitarra, navega por el mar a vela, se enfrenta a una montaña o simplemente pasea por el bosque. Cuesta creer, sin embargo, que después de esa conexión tan grande que ha establecido con el público en estos últimos años vaya a parar de verdad. "Incluso en mi familia no se acaban de creer que deje de tocar". Veremos si cumple. 

Temas: Pau Donés