Ir a contenido

SELECCIÓN DE JOYAS

10 buenas (y cortas) series para ver durante este invierno

Seleccionamos una decena de títulos del 2018 que merecen un visionado y no requieren gran compromiso de tiempo

Juan Manuel Freire

Hugh Grant y Ben Whishaw, en una imagen promocional de A very english scandal

Hugh Grant y Ben Whishaw, en una imagen promocional de A very english scandal

Según el currado Excel de la periodista Liz Shannon Miller ('IndieWire') que estos días ha circulado por Twitter, durante el 2018 se han emitido en EEUU alrededor de medio millar de series. La cantidad –en estos días de estrenos globales y simultáneos, o prácticamente– debe de ser parecida en nuestro país. Desde luego, la sensación de agobio es muy similar entre los espectadores: incluso aunque dedicaras todo tu día a ver series, no podrías estar al día de todo lo bueno que se hace ahora mismo.

Ante este caos infinito, la labor de filtrado de los críticos parece más importante que nunca. Como bien decía hace poco Tim Goodman de 'The Hollywood Reporter', "el siempre cambiante rol de la crítica sigue evolucionando, y en mi opinión el mejor papel que un crítico puede hacer en el 2018 y más allá es el de curador".

En esencia, lo que hacemos es tragarnos las malas series, o, como mínimo, un par de sus primeros capítulos, para que ustedes no tengan que hacerlo. Detrás de los artículos-listas con recomendaciones suele haber visionados sobre los que ese crítico nunca hablará. O sí, quizá con algún tuit casi de servicio público.

Dentro de poco llegarán (en algunos países ya empiezan a caer) las listas quizá más ansiadas, aquellas con lo mejor del año. Aquí también tendremos la nuestra. Pero antes, un poco a modo de recordatorio, por si quieren hacer sus propios resúmenes, hemos querido reunir diez series que quizá no hayan tenido toda la atención merecida durante los últimos meses y que en la época de Navidad, con más tiempo y sin mucho gran estreno a la vista, puede ser momento de recuperar. De 'Succession' se ha hablado bastante, pero aún no lo suficiente.

Conviene ponerse al día en la medida de lo posible porque el 2019 viene con los catálogos cargados, algo que también explicaremos en breve con la pertinente selección de propuestas. Con la llegada de Disney+ y Apple a este juego infinito, todo irá a mejor, o a peor, según se mire: todos tenemos una vida.

1. '1983', la primera serie polaca de Netflix

Los fans del 'thriller' de historia alternativa 'The man in the High Castle' vibrarán con la primera serie polaca de Netflix. La acción se sitúa en el 2003, veinte años después de unos ataques terroristas que cambiaron el orden mundial. El telón de acero sigue echado y Polonia vive bajo un estado policial. Dos personajes lejanos, un estudiante de derecho y un curtido policía, unen fuerzas para investigar la verdad sobre los viejos bombardeos mientras nuevas rebeliones cobran forma. Dos grandes Agnieszkas en la dirección: la Holland y la Smoczyńska ('The lure', 'Fuga'). Disponible en Netflix (ocho episodios).


2. 'Amigos caninos', son mejores que nosotros

Glen Zipper y Amy Berg, productor y directora/productora con intachables currículos en el género documental, están detrás de esta serie sobre los vínculos profundos que pueden crearse entre humanos y perros. Es difícil quedarse con una de las seis historias que han querido recoger, pero el episodio 'Bravo, Zeus', dirigido por la propia Berg, es especialmente sobrecogedor, bello y emotivo. Ayham, joven refugiado sirio con nuevo hogar en Berlín, quiere rescatar de Damasco a su querido husky Zeus, pero la operación presenta numerosas dificultades. Disponible en Netflix (seis episodios).


3. 'Channel Zero: The dream door', demonios compartidos

De las historias acongojantes de la antología 'Channel zero', que llevan hacia el infinito premisas 'creepypasta' (ese folclore de terror impulsado y desarrollado a través de la red), tiene que hablarse más. Todas empiezan de forma similar: un paisaje cotidiano reconocible queda trastocado por algo que no, no debería estar ahí. En la cuarta temporada, 'The dream door', los recién casados Jillian (Maria Sten) y Tom (Brandon Scott) se sorprenden cuando una puerta azul aparece de la nada en el sótano de su casa. Nada bueno puede salir de ahí. Disponible en HBO (seis episodios).


4. 'Folklore', el poder del mito

Esta creación de Eric Khoo, pionero del cine independiente de Singapur, reúne seis historias sobre supersticiones y mitos de otros tantos países asiáticos. El indonesio Jojo Anwar ('Los hijos de Satán') abre fastos con un turbador episodio sobre Wewe Gombel, fantasma femenino que según las leyendas captura a niños desatendidos por sus padres. Por su parte, el propio Khoo nos presenta a una Pontianak (fantasma vampírico) adolescente, y el mismísimo Pen-Ek Ratanaruang, antiguo icono de la nueva ola tailandesa, nos cuenta el pacto de un fantasma Phi-Pob con un periodista. Disponible en HBO (seis capítulos).
 


5. 'Hilda', animación infantil que los padres querrán ver

Hay series de animación infantil que se toman más bien poco en serio a los niños, y otras (muchas: vivimos una edad dorada) que cuidan a sus pequeños espectadores con mimo. Entre estas últimas figura 'Hilda', producción británico-canadiense que adapta las novelas gráficas de Luke Pearson, aquí publicadas por Barbara Fiore, sobre la niña de pelo azul del título y su extraña capacidad para hacerse amiga de las criaturas más variadas. Todo aquí enamora, del trazo de línea clara a ese tema principal firmado por la mismísima GrimesDisponible en Netflix (trece capítulos).


6. 'The sinner', segunda parte innecesaria y fabulosa

No hacía falta segunda temporada del 'thriller' 'The sinner', pero la cadena USA Network no iba a perder la oportunidad de amortizar un éxito sorpresa. El talento obra milagros: esta nueva entrega es tanto o más turbadora que la primera. Ya no había novela en la que basarse, pero el 'showrunner' Derek Simonds ha ideado otra gran trama sobre un asesinato a manos de alguien que, a priori, nunca debería haber matado. Ahora se trata de un niño que envenena a sus padres con un té a base de estramonio, planta conocida por sus efectos alucinógenos y venenosos. Disponible en Netflix (ocho episodios).


7. 'Succession', un 'Rey Lear' de nueva era

La serie revelación (la mejor serie) del 2018 ha sido 'Succession', especie de retrato salvaje de la dinastía mediática de los Murdoch vía el 'Rey Lear' de Shakespeare. Brian Cox encarna, con su fiereza habitual, a un magnate mediático enfrentado a su propio declive y a una cohorte de herederos que, por un motivo u otro, parecen poco apropiados para ocupar su puesto. Jeremy Strong brilla como el atribulado Kendall; Kieran Culkin, como el resbaladizo Roman. Hay risas ácidas a costa del rico dramatis personae, pero también ráfagas de compasión brutal. Disponible en HBO (diez episodios).


8. 'Unsolved: Tupac and Biggie', American hip hop story

No hace falta ser fan del rap (pero ayuda) para disfrutar de esta temporada no oficial de 'American crime story', una versión dramatizada de las investigaciones sobre las muertes de los raperos Tupac Shakur y Biggie Smalls. El gran Jimmi Simpson (William en 'Westworld') interpreta al verdadero policía de L.A. que investigó el caso de Biggie en los 90, mientras que Marcc Rose repite como Tupac después de 'Straight outta Compton'. La serie señala, en cierto modo, a los posibles autores de los crímenes, pero muchos detalles siguen siendo borrosos. Disponible en Netflix (diez episodios).


9. 'A very English scandal', recital del nuevo Hugh Grant 

Hugh Grant ha entrado, definitivamente, en una nueva época de su carrera. Ya no parece querer igualar el encanto de Cary Grant y la comedia romántica no entra en sus planes. Ahora prefiere a los monstruos: por ejemplo, el villano bailarín de 'Paddington 2' o el (verdadero) miembro del parlamento británico, Jeremy Thorpe, que trató de arreglar la muerte de su examante gay. Repasan el paso, con sarcasmo muy inglés, un gran guionista (Russell T. Davies, antiguo 'showrunner' de 'Doctor Who') y un gran director (Sir Stephen Frears). Disponible en Prime Video (tres episodios).


10. 'Wanderlust', la ley del deseo

El dramaturgo Nick Payne ha adaptado para televisión una obra propia sobre el amor, el deseo y la ideal confluencia de ambos. Poco se entienden esas críticas tirando a tibias: 'Wanderlust' es un raro caso de serie sobre y para adultos que sabe capturar detalles de la cotidianidad en toda su complejidad. El retrato de ese matrimonio de vida sexual venida a menos (Toni Collette y Steven Mackintosh) alterna entre el chiste y el golpe de tristeza, a veces dentro de una sola secuencia o un solo plano. Imaginen el drama psicosexual de culto 'Dime que me quieres' reescrito por Mike Leigh. Esto es algo así. Disponible en Netflix (seis episodios).