Ir a contenido

SECTOR EDITORIAL

La venta de libros vuelve a subir un 2%

En Catalunya se estiman unas ganancias de 485 millones de euros

El Periódico

El presidente del Gremi dEditors de Catalunya, este lunes. 

El presidente del Gremi dEditors de Catalunya, este lunes. 

La situación no es para echar cohetes pero sí para tener esperanzas. El Gremi d'Editors de Catalunya tiene previsto cerrar el año con un aumento en la venta de libros del 2% en el que será el quinto año de crecimiento consecutivo. La cifra estimada es de 485 millones de euros en el mercado catalán. Si el año pasado, los meses de octubre y noviembre, la actualidad informativa del procesismo mandaba hasta el punto de que los ciudadanos prácticamente abandonaron cualquier otro tipo de ocio, como el cine, el teatro y la lectura, las ventas de libros acusaron un bajón del 10%. Fue una desafección puntual, desde luego, y las cifras se arreglaron en Navidad –uno de los tres momentos calientes del negocio editorial junto a Sant Jordi y el verano-; así se espera que estas fiestas vuelvan a ser positivas para el negocio. “Hay varios factores en la venta y esta siempre depende de la cosecha del año –explica el presidente del Gremi, Patrici Tixis-. En este no hay unos pocos títulos de referencia sino que la venta de los títulos está más repartida”.

Tixis sabe que ya no volverán las cifras anteriores a la crisis del 2008 (cuando en España se facturaban 3.185 millones de euros frente a los 2.139 del 2017) pero el descenso no hay que achacarlo solo a factores económicos. En esta última década las plataformas digitales por streaming han transformado radicalmente los hábitos respecto al tiempo libre y los libros tienen que competir con el mundo audiovisual, en especial las series televisivas aunque, como precisó el editor, “un 45% de las historias dirigidas a la pequeña pantalla tengan un origen literario”.  Así, frente a los 23 minutos que los españoles dedicamos de media a la lectura estamos tres horas al día frente a alguna pantalla de cualquier tipo. Para el editor urge que se ponga en marcha un pacto de Estado para el fomento de la lectura -“hay que lograr que la lectura sea un placer entre los jóvenes”- y medidas efectivas contra la piratería que en el 2017 creció un 12%.

Respecto al sector editorial catalán, se ha lamentado que solo reciba un 10% de las subvenciones de la Generalitat, pese a que representar el 60% de las industrias culturales de Catalunya.