Ir a contenido

EL AUTOR QUE SE AVANZÓ AL METOO

Michael Connelly: "La historia escribirá que Trump era tonto"

Con 'Sesión nocturna', el creador del detective Harry Bosch estrena serie con protagonista femenina, una policía que denunció acoso sexual por parte de un superior

Anna Abella

El escritor estadounidense Michael Connelly, durante una visita a Barcelona. 

El escritor estadounidense Michael Connelly, durante una visita a Barcelona.  / JOAN CORTADELLAS

Con su detective Harry Bosch (homenaje a El Bosco, seudónimo de Hieronymus Bosch) e inspirándose a menudo en casos reales (muchos conocidos durante sus primeros años como periodista de sucesos; entre otros, sacó punta a los violentos disturbios raciales de Los Ángeles en los 90 por la paliza policial a Rodney King), Michael Connelly (Philadelphia, 1956) lleva años en el Olimpo de los referentes estadounidenses de novela negra. Tras 60 millones de libros vendidos en 39 idiomas y casi 40 títulos en su haber, habla por correo electrónico desde su casa de Tampa (Florida) sobre ‘Sesión nocturna’ (Alianza de Novelas), con la que inaugura serie, protagonizada por Renée Ballard, una mujer policía que es relegada al turno de noche por denunciar acoso sexual por parte de un jefe. Una historia que publicó en EEUU en el 2016, antes del escándalo Weinstein y del MeToo.   

Renée Ballard, surfera y de origen hawaiano, parece que sabe cómo saltarse algunas normas para avanzar en la investigación... ¿Qué demonios personales la persiguen? 
Renée es feroz y esa es su cualidad más importante como detective. La hace implacable y, a veces, la gente implacable se salta las reglas. Todavía no conozco todos sus demonios. Aún estoy explorando. Pero sí sabemos que de joven fue abandonada por su madre y que perdió a su padre en el mar. Estuvo sin hogar durante un tiempo y eso influye en cómo ve el mundo ahora.

Escribió la novela antes del ‘caso Weinstein’ y del MeToo. ¿Qué le impulsó a empezar la serie con una mujer ‘castigada’ por acusar de acoso a un superior? 
Me motivó una detective real que se había enfrentado a este tipo de obstáculos y me inspiró a escribir sobre una detective en una burocracia dominada por hombres. Obviamente no estaba haciendo una declaración de MeToo porque lo escribí antes. Pero la detective real, Mitzi Roberts, me dijo algo que me inspiró: "Tengo que ser mejor que mis homólogos masculinos porque soy mujer". Quería escribir sobre alguien así. 

"Quería que mi protagonista defendiera al tipo de víctimas a las que nadie suele tener en cuenta, como el caso de una prostituta trans"

Tiene muchos contactos con policías y detectives. ¿El acoso sexual dentro del cuerpo policial es habitual? ¿Es silenciado? ¿Es perseguido o, como le ocurre a Ballard, son las mujeres las que son doblemente castigadas? ¿Sabe de casos de policías acosadores castigados?
Yo diría que todo eso es cierto, pero también diría que ocurre en todas las grandes burocracias del mundo. No quiero señalar a la policía en particular. Lo importante es que movimientos como el MeToo están cambiando las cosas.

¿Cómo luchar contra el abuso cuando entre quienes deben perseguirlo, los policías, como ocurre en la novela, hay acosadores y encubridores?
Se necesitan personas valientes como Renee Ballard para enfrentarse a ello en lugar de consentirlo. Creo que cuando veamos más y más de esta actitud de ‘No Más’, se empezará a ver el cambio en el comportamiento masculino. Cuando algo se vuelve legal y socialmente inaceptable cambia las cosas. Desgraciadamente, como todos los delitos, nunca se eliminará mientras haya depredadores que reconozcan a los vulnerables y actúen sobre ellos.

¿Cree que el reiterado machismo de Trump y su desprecio hacia las mujeres ha impulsado también a muchas a alzar la voz?  
Sí. El MeToo ya ha provocado cambios y, sin quererlo, Trump ha ayudado a través de las revelaciones de su pasado y sus opiniones y declaraciones sobre las mujeres. Las recientes elecciones de medio mandato fueron un referéndum sobre Trump en muchos aspectos, pero creo que su trato y visión de las mujeres crearon una ola feminista que es un gran indicio de lo que está por venir. 

"El abuso sexual no se eliminará mientras haya depredadores que actúen sobre los vulnerables"

La hija de Harry Bosch quiere ser policía; en la serie de Harry Bosch viene apareciendo una prometedora Lucía Soto… Ahora una protagonista femenina como Ballard. ¿Las veremos juntas en una misma novela?
¡Hey, esa es una buena idea! Tal vez. No planeo demasido a largo plazo. Mi próxima novela menciona a las tres, pero no se encuentran cara a cara, solo por teléfono y mensajes escritos. Tal vez eso cambie la próxima vez.

En ‘Sesión nocturna’, a través de la camarera asesinada, aspirante a actriz, lanza un guiño a la serie televisiva, real, de Harry Bosch. Usted tiene un 'podcast' de crímenes reales ¿Cree que la tele atrae más lectores hacia las novelas?
Es difícil rastrear cómo llegan los lectores a tus libros. Mis ventas aumentan constantemente, puede que debido al 'show' o simplemente por el boca a boca de lectores satisfechos. Pero en los últimos cinco años he conocido a muchas personas que me han dicho que empezaron a leer los libros después de ver el programa.

En la novela, una prostituta trans recibe una brutal paliza. ¿Reflejo de la creciente intolerancia de una parte de la sociedad estadounidense? ¿Debe la novela negra reflejar los males de la sociedad?
De nuevo tengo que estar de acuerdo. El código de Harry Bosch es que "o todos cuentan o nadie cuenta", y quiero que Renée Ballard siga ese código y, por lo tanto, quería escribir una historia en la que defiende con todas sus fuerzas a ese tipo de víctima a la que nadie suele tener en cuenta. Puede  verse como una manifestación social, pero también es lo que necesito hacer como autor, poner a mi protagonista ante grandes retos. Y aquí hay un caso en el que ni siquiera a sus compañeros policías les importa. Mostrar que a Ballard le importa es una forma de entregar su personaje al lector.

"Movimientos como el MeToo están cambiando las cosas. Sin quererlo, Trump, con sus opiniones sobre las mujeres, ha ayudado" 

¿Qué  le preocupa hoy a Michael Connelly de la sociedad de su país? ¿Cómo ve el futuro de los Estados Unidos de Trump?
No soy el único preocupado. Creo que sea cual sea el lado del espectro político en el que uno se encuentre debe estar preocupado por la creciente división. ¿Cómo vamos a volver a conectar? Parece imposible, la grieta es tan profunda... Más allá de eso, creo que el calentamiento global ha puesto al mundo en una situación terrible y tenemos que reconocerlo y tomar medidas grandes y pequeñas. Es sorprendente para mí que el presidente de Estados Unidos y tantos otros no vean lo que es claramente evidente. La historia, si hay una historia que escribir, revelará a estas personas como tontos.

Escribe de policías que se toman el trabajo con espíritu funcionarial, de policías corruptos... ¿ha perdido el ciudadano la confianza en el cuerpo?
Grandes segmentos de la sociedad han perdido la confianza en ellos porque han sufrido su lado oscuro. Pero escribo más sobre detectives que son implacables y persistentes en hacer lo correcto. Eso es esperanzador.

¿Seguirá compaginando la serie de Harry Bosch, con la de Ballard y la de Mickey Haller?
Probablemente, porque me encanta escribir sobre lo que cada uno de ellos piensa sobre el otro. Es la parte divertida de la escritura que he estado haciendo últimamente, ¿por qué detenerme?